Buenos Aires

13°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 97.75

Venta

$ 103.75

Euro

Compra

$ 115.14

Venta

$ 115.62

Real

Compra

$ 18.47

Venta

$ 18.47

Información de Provista por

Construyen la primera planta integrada y comercial del mundo para producir combustibles CO2 neutro

Sábado 11 de Septiembre, 2021

Siemens Energy y el fabricante de autos deportivos Porsche se han unido junto a varias empresas internacionales para construir una planta industrial para la producción de combustible prácticamente neutro en CO2 (e-combustible) en Punta Arenas, Chile.

La ceremonia de “Inicio de obra” de este proyecto pionero ha tenido lugar en presencia del ministro de Energía de Chile, Juan Carlos Jobet. Inicialmente se está construyendo una planta piloto al norte de Punta Arenas, en la Patagonia chilena, la cual se espera que produzca alrededor de 130.000 litros de e-combustibles en 2022.

Posteriormente, la capacidad se ampliará en dos etapas hasta alcanzar unos 55 millones de litros en el 2024 y unos 550 millones de litros en el año 2026. La empresa chilena dueña del proyecto, HIF (Highly Innovative Fuels), ya ha obtenido los permisos medioambientales necesarios y Siemens Energy ya ha iniciado los trabajos preliminares para la siguiente gran fase comercial del proyecto.

“Me complace que estemos avanzando en este proyecto de referencia internacional para la economía del hidrógeno junto a fuertes socios internacionales del mundo empresarial y político”, dijo Armin Schnettler, vicepresidente ejecutivo de New Energy Business en Siemens Energy.

“Con Haru Oni, estamos llevando nuestras tecnologías “power-to-X” al mercado global. Estamos desarrollando y materializando conjuntamente la primera planta integrada y comercial a gran escala del mundo para producir combustibles sintéticos neutros para el clima. En el sur de Chile, estamos llevando a cabo uno de los proyectos más fascinantes de la industria energética para el futuro e impulsando la descarbonización del sector de la movilidad. Esto significa que estamos haciendo una contribución importante y rápidamente efectiva a la reducción de las emisiones de CO2 en el sector del tráfico y el transporte”, agregó.

El fabricante de autos deportivos Porsche inició el proyecto de demonstración y utilizará los e-combustibles en sus propios vehículos con motor de combustión.

Michael Steiner, miembro del Directorio de Investigación y Desarrollo de Porsche AG, dijo: “Porsche se fundó con espíritu pionero. Eso es lo que nos motiva, prosperamos con la innovación. También nos consideramos pioneros en lo que respecta a los combustibles renovables y queremos impulsar su desarrollo. Esto encaja con nuestra clara estrategia global de sostenibilidad. Significa que Porsche en su totalidad tendrá un balance neutro de CO2 para el año 2030. Los combustibles producidos con energías renovables podrán contribuir a ello. Nuestro icono, el 911, es especialmente adecuado para el uso de e-combustibles. Pero también lo son nuestros queridos vehículos históricos, ya que alrededor del 70% de todos los Porsches construidos siguen circulando hoy en día. Nuestras pruebas con combustibles renovables están siendo muy exitosas”.

“Los e-combustibles permitirán reducir las emisiones fósiles de CO2 en los motores de combustión hasta en un 90%. Entre otras cosas, utilizaremos el primer combustible procedente de Chile en nuestros autos de carreras Porsche Mobil 1 Supercup a partir del 2022″, asguró.

 Así mismo, Chile se ha fijado ambiciosos objetivos en el marco de su Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde. Prevé una capacidad de electrolizadores de 5 gigavatios (GW) para el año 2025, la cual aumentará a 25 GW en 2030. El objetivo es producir el hidrógeno más barato del mundo y convertir al país en uno de los principales exportadores de hidrógeno verde y sus derivados.

El proyecto Haru Oni aprovecha las condiciones climáticas perfectas para la energía eólica en la provincia de Magallanes, al sur de Chile, para producir combustible neutro en CO2, utilizando energía eólica verde de bajo costo.

En primera instancia, los electrolizadores dividen el agua en oxígeno e hidrógeno verde utilizando la energía eólica. Luego, se filtra el CO2 del aire y se combina con el hidrógeno verde para producir metanol sintético, que a su vez se convierte en e-combustibles. Está previsto que la planta experimental comience a producir a mediados del 2022. Además de Siemens Energy, Porsche y HIF, también participan en el proyecto Haru Oni las empresas Enel, ExxonMobil, Gasco y ENAP.