Buenos Aires

23°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 92.00

Venta

$ 98.00

Euro

Compra

$ 109.95

Venta

$ 110.42

Real

Compra

$ 16.16

Venta

$ 16.17

Provisto por

“Argentina perdió mucha producción agraria por falta de mano de obra”

Jueves 8 de Abril, 2021

Lo afirmó Eduardo Rodríguez, productor tabacalero y presidente de la comisión de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en diálogo con Ser Industria Radio. El temor a perder los planes sociales, impide contratar mano de obra de forma formal.

El país padece altos niveles de desocupación, subocupación, pobreza e indigencia, índices que lamentablemente se incrementaron de la mano de la pandemia, sin que se vislumbren señales de recuperación. Sin embargo, los productores rurales, perdieron parte de sus cosechas porque no pudieron contratar a la cantidad de personas necesarias para realizar la tarea.

Desde Salta, Rodríguez explicó que, previendo que esto pudiera pasar, hace meses intentaron dialogar con el gobierno nacional para encontrar una solución al problema que se origina por la incompatibilidad de los planes sociales con el empleo en blanco. 

“La cosecha pasó y todavía no nos dieron una respuesta”, dijo el productor de tabaco y leche. Aunque se encuentra a pocos kilómetros de la capital provincial, refiere que “hay grandes problemas de conectividad y comunicación. En épocas de pandemia las conexiones son fundamentales para acceder a un montón de datos, incluso gestiones bancarias. Los gobiernos hablan mucho de este tema, pero no pasa nada”.

¿Cómo se explica que con tantos desocupados falte mano de obra?

Bueno, imagínate, nosotros estamos a 1600 km del puerto de Buenos Aires, tenemos una distancia tremenda. Hicimos planteos, porque los planes sociales traen este tipo de problemas. Queremos que la gente los siga cobrando, eso lo aclaramos. También que nuestros empleados cobren una buena remuneración y si pueden tener un aporte extra, bienvenido sea. Lo que buscamos es que nos permitan blanquearlos, porque cada vez que queremos contratar esta mano de obra, chocamos con que tienen miedo de perder los planes sociales. La paradoja es que la gente quiere trabajar y no puede hacerlo. No queremos trabajo en negro porque al trabajador no podemos darle cobertura médica y además está la industria del juicio. Si llegan a tener un accidente, el productor directamente pierde el campo.

¿Se lo han planteado al gobierno?

Así es, es un tema que realmente nos preocupa desde hace muchísimo tiempo. Convivir con los planes sociales es un problema muy importante. Nosotros, reitero, queremos que la gente los siga cobrando, no queremos interferir. Simplemente que nos permitan blanquearlos para no pasar momentos complicados. Las autoridades deberían hacerse eco y solucionarlo, pero ni siquiera se tomaron un tiempito para pensarlo. Es un problema que atenta contra el Estado que deja de percibir impuestos, los sindicatos que pierden aportes y nosotros, porque perdemos producción y después nos sale una barbaridad pagar el impuesto a las Ganancias. 

¿Mucha gente percibe planes sociales en la región?

Nosotros calculamos que hay 625 mil trabajadores golondrina que van rotando de provincia en provincia para levantar la cosecha. El problema no es para nuestros empleados, sino para los temporarios que se suman a la zafra. Eso influye en el rendimiento, porque no podemos levantar la cantidad prevista y la calidad también se ve afectada. Tenemos perjuicios por donde los busques.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo impulsó el Plan Empalme para pasar planeros al trabajo en blanco. ¿Funciona?

No, no funcionó. La verdad es que creíamos que con eso se iba a solucionar parte de la situación, pero no dio resultados. También hemos tenido un problema grande con la pandemia, la circulación. En diciembre hicimos presentaciones a la gente del gobierno, porque había trabajadores que no podían ingresar a trabajar a las provincias. Ahora vamos a tener un problema similar porque la pandemia vuelve a preocupar, los casos están aumentando y esto va a traer aparejado que persista esta complicación. Se perdió mucha producción agraria por falta de mano de obra, como mínimo el 25%. Ayer justamente me llamó gente que está empezando con la yerba mate y tiene el mismo problema. Esto se va a seguir repitiendo. Nosotros lo venimos planteando desde hace rato porque las cosechas no esperan. 

¿Esta producción tiene destino de exportación?

Así es, gran parte. Por ejemplo, yo soy productor tabacalero. El 85% del tabaco se exporta y hemos perdido parte de la cosecha.

¿Se pueden perder mercados internacionales y que los capten otros países?

En el tema específico del tabaco, tenemos mercados externos desde hace muchísimos años. Pero otro problema es el de los insumos, que están todos dolarizados. Entonces estos factores producen un gran quebranto a los productores, que además estamos gravados con los derechos de exportación. Es muy difícil trabajar así, no tenemos certidumbre de lo que hacemos. El productor, si le dan una expectativa y con que haya una luz en el horizonte, se pone a producir. Es lo que hicimos siempre. El país está necesitando trabajo, mano de obra y divisas.

¿Además del tabaco qué otras producciones se ven afectadas?

Aceituna, ajo, el citrus ha tenido grandes problemas. Acá se produce gran parte de limón, en Tucumán y Salta, producto que se exporta. También la zona del citrus dulce, Entre Ríos, Corrientes, tuvo el mismo problema. La falta de rentabilidad y la gran presión tributaria que tenemos, hace que se nos dificulte mucho producir. Actualmente, sin rentabilidad, es muy difícil seguir trabajando. Se perdieron muchos productores, se han ido cerrando campos, es difícil seguir produciendo.

¿Ve posible articular con el Estado? Porque es incomprensible que pase esto…

Nosotros seguimos haciendo las gestiones y además le hemos llevado muchísima información reunida desde distintas Cámaras e instituciones de todo el país. CAME es una institución muy grande que está en toda la Argentina. Hicimos encuestas, trabajamos mucho con la gente para llevarle toda la información al gobierno. Tenemos la mejor voluntad.