Buenos Aires

11°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 132.00

Venta

$ 140.00

Euro

Compra

$ 136.37

Venta

$ 136.91

Real

Compra

$ 26.10

Venta

$ 26.12

Información de Provista por

Martín Redrado no ve que se vaya hacia una hiperinflación

Por

Lunes 11 de Julio, 2022

El economista y presidente de la Fundación Capital, Martín Redrado, disertó en la apertura del ciclo de conferencias organizado por el Banco ICBC, con el objetivo interpretar realidades socioeconómicas, analizar conflictos y capacitar en el desarrollo productivo y de innovación.

La exposición tuvo un alto nivel de asistencia y se llevó a cabo en el Salón de Usos Múltiples de Buenos Aires Zona Franca La Plata (BAZFLP), partido de Ensenada.

La disertación fue titulada “Desafíos para la economía argentina” y el ex presidente del Banco Central fue presentado por Marcelo Leite, presidente de BAZFLP y Gerardo Fernández, gerente de ICBC La Plata, quienes abrieron la reunión.

En el desarrollo de su conferencia, Redrado sostuvo que “se habla de hiperinflación, sinceramente no la veo. Lo que se ve es que la inflación va subiendo escalón por escalón. Hoy está en el 70 u 80% y hay una gran dispersión. Prendas de vestir crece 88% en los últimos 12 meses; electricidad y gas, 28%. No hay una convergencia, porque en las variables macroeconómicas van cada una por su lado: el gasto público, la emisión monetaria…”.

En ese sentido propuso “una ley de estabilización macroeconómica para que demos un balizamiento y se marque la nominalidad. Hoy tenemos un verdadero aquelarre y dispersión de precios”.

Asimismo, advirtió que “los dos riesgos candentes que tiene la economía argentina son el inflacionario y cambiario. Debajo de esta “neblina”, podemos observar muchos pesos y pocos dólares del sector público. Eso genera la tensión cambiaria que vive nuestro país”.

Consideró además que “es necesario “balizar” el camino, iluminarlo y darle previsibilidad a las principales variables económicas, impositivas, cambiarias y monetarias. Se necesita un programa económico nacional, hecho por economistas argentinos” e indicó que, no obstante, “hay sectores a los que les va bien, como el agro y toda su cadena valor, maquinaria agrícola y equipo, automotriz, construcción, farmacéutico, químico, servicios del conocimiento, fertilizantes, vehículos utilitarios”

Tras mencionar que tiene “cinco leyes en borrador con respecto a lo que se debe hacer”, puntualizó que, respecto a las exportaciones, está “convencido que los incentivos, no los cepos y recontra cepos son las maneras de superar esta coyuntura. Por eso mi propuesta para el comercio internacional es bajar a 0 las retenciones para todo incremento en unidades de exportación, tanto para el sector agro, industrial o servicios”.

En el mismo sentido, manifestó quedesde agosto de 2019 se eligió el camino de los cepos o la represión financiera y esto lamentablemente no está dando resultados”.  Refirió seguidamente que “el trimestre de oro, el de mayores liquidaciones del agro, terminó siendo de lata en relación al incremento de reservas del Banco Central. Hemos tenido la mayor liquidación del campo, producto de un nuevo contexto internacional que plantea nuevos desafíos”.

Recordó que “en 2010 dejé 50.000 millones de dólares en el Banco Central. En 2013, quedaban 25.000. Hoy quedan 5.000 millones de dólares netos y la mitad de ellos son derechos especiales de giro, que nos ha dado el FMI. Si miramos los próximos 15 meses, vemos mayores incertidumbres”.

El economista evaluó también que “en la economía argentina hay una tendencia al estancamiento. La producción industrial y las industrias metales básicas están mostrando un amesetamiento. El consumo está debilitado, porque los salarios crecen debajo de la tasa de inflación, hay mayores restricciones a las importaciones, energía está con demanda en máximo y falta un programa de crecimiento”.

Finalmente señaló que “claramente el mundo nos está planteando oportunidades en términos de productos agrícolas y energéticos, que lamentablemente Argentina no aprovechó todavía, Lo bueno es que los recursos están. No se han hecho las inversiones correspondientes” y precisó que este año se va importar “en GNL tres veces más que el año pasado; en gas natural el doble y en gasoil prácticamente el doble. El año pasado gastamos 5800 millones de dólares, este año 7.000 millones más”.