/Abren locales pero crece el trabajo informal

Abren locales pero crece el trabajo informal

La nueva dirigencia de la Unión del Turismo Hotelero y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) Seccional La Plata, lleva un año de gestión y analiza el futuro del rubro de sus trabajadores como a sus antecesores.

go site Mauro Coronel tiene 38 años y lleva un año al mando de la UTHGRA Seccional La Plata, que reúne a 2500 afiliados de La Plata, Berisso, Ensenada, Magdalena, Punta Indio y Brandsen. Asegura que al asumir se encontraron con una deuda de $70 mil pesos y en su primer año tuvieron un superávit de más de un millón de pesos. Ve en la juventud de los nuevos gremialistas la fórmula para cambiarle la cara al sindicalismo últimamente mal señalado.

Pregunta: ¿Hubo una merma de afiliados debido a la crisis económica?

Respuesta: Se pudo mantener, porque por ejemplo, cierra una, pero abren dos cervecerías y las cervecerías llevan bastantes empleados. Lo que si se siente es el trabajo sin registrar. Porque siguiendo el ejemplo de las cervecerías, muchas provienen de gente que se mete en el negocio y quieren generar dinero rápido, entonces piensan que lo harán poniendo a trabajar gente en negro, hasta que podemos ir y tratar de regular su situación. Pero el trabajo en negro es algo que creció.

Donde tenemos el problema es con el aporte de las empresas, porque ellas les descuentan a los trabajadores y no aportan ni a la obra social ni al seguro de vida, entonces se complica para mantener los servicios que queremos darle a nuestros afiliados.

P: ¿Cómo afrontan eso?

R: Nosotros trabajamos con las inspecciones, tratamos que se hagan acuerdos con el empleador, pero también hay una realidad que es que con la baja de consumo, los empleadores se quedan con la plata de los trabajadores y no se la quieren dar, a muchos les tienen que hacer juicio para cobrar algo que debería ser automático.

P: Siendo el trabajo en negro el mayor problema, ¿cómo planean aumentar el blanqueo de sus trabajadores?

R: A través de hacerle entender a los empresarios que un trabajador en negro, pone en riesgo sus capital, porque cuando le pase algo, lo va a tener que pagar con su boliche. Entonces le estamos haciendo entender que un trabajador en negro no le sirve, porque no tiene obra social, jubilación, no tiene ART, que es lo más importante y el seguro donde el empleador cuida más su capital, porque si pasa algo va a tener que pagar con su bolsillo si le pasa algo a su trabajador. Y más ahora que si tenés un accidente en la calle, tenes abogados buitres en todos lados, hasta el camillero te tira una tarjeta de abogado.

P: La anterior gestión estuvo más de 30 años, estructuralmente ¿qué cosas tienen para cambiar en el sindicato que venían de mucho tiempo?

R: Nosotros queremos trabajar territorialmente con nuestros afiliados, porque la otra gestión hacía política para afuera, pero no trabajaban con sus afiliados que son los que te aportan. No estamos pensando en política política, sino en política sindical. Porque queremos llegar a todos, que nos conozcan, los que asumimos, muchos estaban en un lugar de trabajo como los afiliados, entonces queremos demostrar que estamos a la altura de las circunstancias.

P: En La Plata abrieron hoteles de lujo, pero también cerraron otros históricos, ¿qué análisis pueden dar de ese cambio?

R: Cerró el hotel La Plata, pero porque no se aggiorno con lo que es la modernización del hotel, que hizo que no pueda competir, más la poca demanda, no lo pudo mantener. Cerró el hotel Cristal, pero venía de años de mal trabajo. El mismo empresario no invirtió en esos hoteles, entonces te abre un cuatro estrellas al lado y te sacó los clientes. Si bien abrieron nuevos hoteles, el de 51 por ejemplo, tomo 50 empleados, pero están esperando la demanda, porque quién va a ir a un hotel 4 estrellas con una crisis así. Están a la espera de demanda de sus habitaciones.

P: ¿Tienen diálogo con el intendente de La Plata, Julio Garro?

R: No tenemos un trato con el Municipio, solo la parte de inspecciones, vamos nosotros o nos tratamos de manejar con el Ministerio de Trabajo de la Provincia, pero no tenemos relación.

Armaron una cámara de Turismo pero son todos egoístas y quieren sacar provecho propio, en vez de consumar un circuito turístico con respecto a la antigüedad, porque hay gente de afuera que quiere venir a conocer la catedral, pero no se arma un circuito turístico. Pero entre la secretaría de Turismo que son gente empresaria y privados, tienen un interés individual y no se ponen de acuerdo.

P: ¿Qué proyecciones tienen para este año?

R: Este va a ser un año complicado para todas las actividades, más para nuestro gremio de servicios, porque la gente no tiene dinero en la calle y no va a ir a comer a un restaurant, va a preferir comer en su casa. Yo creo que va a estar todo parado, entonces va a ser doble el castigo, porque la economía va a estar parada y nos van a aumentar las tarifas, donde los negocios de gastronómicos son los que más lo sienten, porque necesitan tener la luz todo el día, el gas buena parte de la noche.

P: Ustedes como sindicato, ¿cómo planean convivir con la mejor tecnología que pondrá en riesgo los puestos de trabajo?

R: Sabemos que la mano de obra va a tender a desaparecer y nosotros también vamos a caer en eso. A nivel nacional a través de los centros de capacitación que tiene Gastrónomos en todo el país, ya se está hablando y pensamos capacitar a nuestra gente para lo que viene. Ya en otras seccionales han puesto hornos convectores que se manejan por celular, pero falta para Gastrónomos estar actualizados en eso.

P: ¿Cómo ven esta renovación generacional en el sindicalismo?

R: Es complicado que en otro gremio entiendan lo que pasa en otro internamente, ellos ven en un dirigente que está 30 años en su cargo, una figura que se tiene que morir dentro del sindicato, pero acá es trabajar con el afiliado internamente y el que no lo hace tiene que dar un paso al costado. En este sindicato fue una renovación como también la hubo en el Hipódromo, donde el secretario general también estuvo 35 años y creemos que se viene la renovación para todos los sindicatos.

P: ¿Qué les genera cuando desde el Gobierno Nacional se señala a los sindicatos como uno de los males de Argentina?

R: Te genera bronca porque hay compañeros que hicieron las cosas mal. Por eso nos señalan a todos. Después bueno, este Gobierno quiere eliminar a los sindicatos, entonces no nos hace mal, porque esperamos que hablen así.

P: ¿Creen que es necesaria una reforma laboral?

R: Con una nueva reforma laboral con este Gobierno, van a terminar perdiendo los trabajadores, por eso ahora no es el momento, salvo que cambien el Gobierno y nos sentemos a hablar entre todos los sectores, porque hay cosas que cambiar en nuestro convenio que data del 2004. Cambiaron las categorías de trabajo y no lo refleja el convenio, por eso nos cuesta discutir con el empleador, pero también sabemos que si tocan el convenio, nos van a querer sacar algo, porque el Gobierno este mediante la Secretaría de Trabajo, como se hace llamar ahora, quieren sacarles derechos a los trabajadores.

Por Camilo Urquizu.