Año positivo para los mercados financieros, que se extendería en el 2022

Por

31 diciembre, 2021

Expertos consultados por Ser Industria, coincidieron que 2021 arrojó resultados positivos en los mercados financieros globales, donde las empresas de los sectores energético, tecnológico y propiamente financiero, fueron los grandes ganadores. En Argentina, el Merval cierra un año en suba.

Al realizar un resumen de lo sucedido, Bruno Perinelli, de Inversor Global, indicó que durante el primer mes y medio del 2021 “las bolsas del mundo subieron empujadas por el plan de estímulo fiscal que se aprobó apenas asumió Joe Biden como presidente de Estados Unidos. Las medidas de estímulo monetario que llevó adelante la Reserva Federal de ese país, las compras por 120 mil millones de dólares de títulos privados atados a las hipotecas, motivaron que la población saliera a comprar con más confianza en la economía estadounidense”.

Perinelli recordó que en la primera mitad del año “Estados Unidos creció al 6,7% anual”, razón por la cual los tres principales índices de acciones, el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq, subieron”.  

Para Mariela Capezzuoli, de Clave Bursátil, “tuvimos un año muy positivo. Estamos viendo que a lo largo de 2021 el rendimiento del S&P 500 se encuentra en un 26% y esto es un rendimiento muy bueno ya que históricamente rindió aproximadamente un 10% anual”.

En el transcurso de 2021 la inflación creció en Estados Unidos y se agudizó la crisis en las cadenas globales. ”La mayor inflación generó expectativas en el mercado de que a futuro la Reserva Federal, en vez de mandar dinero al mercado lo absorba, que haga más escaso el dólar y se aprecie a futuro a partir de las medidas de contracción, de absorción de dinero”, explicó Perinelli.

“Entre febrero y mayo el dólar empezó a aumentar en el mundo, los mercados emergentes que habían subido hasta febrero empezaron a bajar, los commodities tampoco subieron tanto salvo el petróleo. El capital fluye hacia Wall Street que de la mano de los buenos balances de las grandes tecnológicas rompe máximos históricos”, agregó el especialista de Inversor Global. 

Hacia el cierre del año, la Reserva Federal buscó controlar la inflación y anunció que en 2022 y 2023 subirá la tasa de interés tres veces al año y dejará de emitir dinero a través de las compras de títulos para abril del 2022. Esto llevó a que Wall Street siga en alza, pero con un menor ritmo que en los primeros 10 meses del año. 

El gran ganador de 2021 fue el sector energético con un rendimiento del 44% en lo que es el ETF XLE, donde se encuentran empresas como Chevron, Exxon Mobile. La recuperación en el precio del petróleo impactó en el valor de las petroleras. Otros sectores que se destacaron fueron el tecnológico y el financiero, que a través de ITF XLK y ITF XLF, respectivamente, rindieron un 33%.

Capezzuoli evocó que durante el año se habló mucho del precio de las acciones, a las que se señaló como caras. “Vimos un mercado bastante cauteloso (ver gráfico 2). Los beneficios por acción que se espera que vayan a tener las empresas, se ubican en una valoración de 20 mientras que 17 suele ser el promedio. Además, cuando miramos históricamente, encontramos que estas valoraciones no se veían desde la burbuja de las puntocom. En aquel entonces, a fines de los 90 principio del 2000, había euforia en el mercado y los inversores pagaban cualquier precio por acciones de empresas, sobre todos las relacionadas a internet e incluso por aquellas que quizás ni siquiera estaban generando ganancias”.

Inversores cautelosos, acciones con precios altos y miedo a un gran derrumbe, fueron también algunas características del 2021. “Las mayores caídas que vimos en Bolsa, por lo menos tomando el índice S&P 500, fueron del 5 o 6%”, explicó y agregó que, en cuanto a la interpretación del mercado sobre el precio de las acciones, “hoy es difícil encontrar oportunidades en precio, acciones que están muy baratas o a precios de gangas. Esas oportunidades se dieron en el 2020 con el Coronacrash, ya no hay precios baratos, pero no necesariamente significa que esté todo caro”, sostuvo la experta de Clave Bursátil.

*Gráfico 2

En ese sentido consideró que hay que empezar a ser más selectivos en lo que son los sectores porque “si analizamos el índice S&P 500 no tenemos que olvidarnos que actualmente la mayoría de las empresas más grandes del mundo son tecnológicas, pero hay otros sectores también que quizás no están tan sobrevalorados como podría ser consumo básico con empresas como Coca Cola o Procter & Gamble”.

También sugirió selectividad en las acciones del sector tecnológico porque “hay empresas que tienen muchísima trayectoria y no están a malos precios. Por ejemplo, Google (Alphabet), Facebook (META) o Microsoft, tienen muy buenos números financieros y a pesar de tener tanta trayectoria siguen creciendo a pasos agigantados. Se espera que, para los próximos años, tanto las ventas como los beneficios por acción, vayan creciendo alrededor del 15 o 20 % anual. En la medida en que estas estimaciones se vayan cumpliendo, significa que el precio de estas acciones no es caro”.

El mercado alcista se prolongaría. Para Perinelli, “que las acciones sigan subiendo depende más que nada del desempeño macro. Si la economía de los Estados Unidos crece un 3 o 4% en 2022 y la Reserva Federal absorbe dinero subiendo las tasas un 5 o 6% anual, me parece que, en este contexto de crecimiento económico con inflación alta, pero moderándose, parte del dinero podría fluir a las acciones y podríamos llegar a ver subas anuales cercanas al 10% o 15% de las acciones”.

Por su parte, Capezzuoli consideró que “para el 2022 hay que ser selectivos. Si vamos puntualmente a lo que es tecnología, que es de los sectores que mejor vienen rindiendo desde hace varios años, seamos selectivos con aquellas empresas que tienen antigüedad y también tienen buenas proyecciones de seguir aumentando beneficios por acción y ventas a gran velocidad”.

En cuanto a las posibilidades de que aparezca algún “cisne negro”, Perinelli afirmó que “por ahora no vemos nada parecido a lo que fue en su momento la explosión de la pandemia o quizás la de una burbuja inmobiliaria. China puede ser generadora de un ”cisne negro”. La economía de ese país está muy endeudada y se sostiene a base de la confianza. Si no llega a explotar una crisis de deuda, ni se llega a desbordar la inflación, ni una nueva oleada grande y descontrolada del Covid 19, el escenario alcista para el S&P 500, para el Dow Jones y para el Nasdaq es el más probable”. 

Balance local

Refiriéndose a la Argentina, Perinelli apuntó que el Merval cierra el año con una suba de entre el 10% y 15%, cotizando sobre los 400 dólares. El Merval fue muy castigado entre 2018 y 2020, bajó alrededor del 80% aproximadamente y ahora, cercano a los 350, 400 dólares, sigue estando en niveles de compra históricos.

El especialista señaló cuatro catalizadores que están llevando a la suba: la recuperación económica con el Merval en los niveles de piso, el cambio en la composición del Congreso, la renovación política y el acercamiento del FMI.

“Argentina crecerá en torno del 9% este año, rebotará después de la caída del 10% de 2020. Además, el recambio político por la llegada al Congreso de una oposición un poco más firme que no habilite ciertas políticas que agudizan los desequilibrios económicos y que ahuyentan la inversión. También el acercamiento al FMI y la necesidad de un acuerdo lleva a proyectar quizás un mayor nivel de ortodoxia”, explicó.

A futuro consideró que “el Merval depende mucho de la voluntad política del Gobierno. Si los funcionarios tienen un grado alto de razonabilidad van a preferir acordar con el FMI y para eso van a tener que consensuar medidas de ajuste económico para poder patear la deuda a 10 años, cerrar un acuerdo de facilidades extendidas y relajar las necesidades financieras del tesoro. Por ese lado y quizás con un crecimiento de la oposición que pueda proyectar la llegada de un gobierno más liberal en 2023, puede haber un recorrido alcista en el Merval, primero hacia los 600 y eventualmente a los 800 dólares”.

Noticias Relacionadas

Ver Más Noticias Relacionadas

“Tenemos un gasto público infinanciable y un sistema impositivo impagable”, afirmó Enrique Szewach

El especialista expuso en la “Conferencia Industrial 2022”, organizada por la Unión Industrial del Gran La Plata (UIGLP), donde repasó la actualidad de la economía argentina.

Hace 17 horas
Por

Incautan 4.560 toneladas de granos, valuados en más de $160 millones

Estaban destinados al consumo animal y no contaban con la documentación respaldatoria correspondiente.

Hace 17 horas
Por

“Cuando el Estado necesita fondos, inventa un nuevo impuesto”, dijo el presidente de la UIGLP

Bajo la denominación de “Conferencia Industrial 2022”, la UIGLP celebró sus 25 años en el Hotel AMAU de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

Hace 2 días
Por

La inversión real creció 15,3% interanual en agosto

El sector de la Construcción continúa mostrando cifras intermensuales positivas. Maquinaria y equipo lleva cuatro meses de contracciones.

Hace 2 días
Por

Massa presentó el Presupuesto 2023 que proyecta 60% de inflación

La iniciativa contempla un gasto total de casi 29 billones de pesos, un crecimiento de la economía del 2% y la reducción del déficit fiscal del 2,5 al 1,9%.

Hace 2 días
Por

El BCRA prorrogó la línea de financiamiento para la Inversión Productiva

La línea tiene tasas subsidiadas para adquirir bienes de capital, para la construcción de instalaciones, para producir bienes o servicios, entre otros.

Hace 3 días
Por