Buenos Aires

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 93.00

Venta

$ 99.00

Euro

Compra

$ 113.84

Venta

$ 114.32

Real

Compra

$ 17.96

Venta

$ 17.96

Provisto por

Argentina y Chile a punto de inaugurar un corredor de autos eléctricos

Jueves 14 de Enero, 2021

Se trata del primer circuito internacional entre ambos países. Unirá a Neuquén con Santiago de Chile en un trayecto de 3700 kilómetros. Ya fueron instalados el 90% de los cargadores que estarán a una distancia máxima de 135 km.

Para conocer detalles de esta iniciativa, Ser Industria Radio entrevistó a Mariano Jimena, presidente de la Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (AAVEA) e Hipólito Salvatori, Coordinador de Proyectos Especiales de la Agencia Neuquén (ADI).

¿Cómo surgió la idea de hacer este corredor internacional?

HS: Luego de un trabajo conjunto entre el estado, las asociaciones, las cámaras y el sector privado, logramos desarrollar una red de carga de vehículos eléctricos, para generar una interconexión entre la provincia de Neuquén completa con Chile. Se trabajó conjuntamente la tipología de recarga en los lugares donde van a existir estos centros de recarga y en base a esta matriz estamos planteando, un recorrido para salir de Neuquén capital y desde Añelo, el corazón de Vaca Muerta, pasando por diferentes ciudades, para llegar hasta Santiago de Chile. Esto es una muestra de que pueden convivir diferentes tecnologías, que la electromovilidad está vigente, se puede convertir en una alternativa, ayudar a reducir costos, porque en muchos países se usa sin ningún tipo de complicación.

MJ: Desde la Asociación estamos muy contentos de que esto esté pasando. Es muy necesario que se lleve adelante este proyecto. He tenido la oportunidad de participar de la inauguración del primer punto de carga en el ADI Neuquén. Es tiempo de que esto avance, una necesidad que tenemos en el país. Hay corredores en Santa Fe, San Luis, Entre Ríos y se inauguró un punto en la autopista Buenos Aires-La Plata.

HS: Es necesario para que los vehículos eléctricos empiecen a verse más, para evitar esa ansiedad de rango de “hasta dónde y por dónde” me puedo mover con un auto eléctrico, si necesito cargar qué pasa. Entonces este tipo de proyectos hacen que se haga más fácil tomar la decisión para un usuario o para gestionar una flota.

¿Sería el primer corredor internacional en el que participa Argentina? 

HS: Entre dos países es el primero. Se trabajó con el ministerio de Energía de Chile y la Asociación Chilena de Automóviles Eléctricos, fue una tarea conjunta para que no queden puntos aislados o se genere una interconexión por descarte. 

¿Tiene fecha de inauguración?

HS: Si bien los cargadores en un 90% están instalados, por cuestiones pandémicas algunos están pendientes, por lo que la fecha de inauguración está sujeta a que podamos transitar entre ambos países. Como decía Mariano, hay que avanzar para tener una red de modo que el usuario a la hora de decidir qué vehículo comprar, tenga la información y sepa que pueda contar con la posibilidad de salir de su casa y tener recargas para manejar con tranquilidad su autonomía. Desde la AAVEA vemos también la necesidad de que haya esta relación, este trabajo conjunto con países vecinos, porque tenemos varios pasos fronterizos y hay que comunicarlos, como a las provincias y municipios. Hay que generar redes troncales de electromovilidad para movernos en todo el país. Hay distintos tipos de cargadores, más rápidos o lentos y en función de la necesidad y capacidad de cada tipo de auto, uno podrá elegir. Lo importante de hoy es ir sembrando y que aparezcan banderitas.

¿Cuántos cargadores instalarán en la primera etapa?

HS: Estamos hablando de 17 puntos con una distancia máxima de 135 km entre uno y otro, lo que permitirá un recorrido de 3700 km entre Neuquén y Santiago de Chile.

MJ: Eso es muy bueno pensando que para el vehículo eléctrico de categoría M o tipo sedán o utilitario que podemos tener, la mínima autonomía es de 200 km. Hay de 300 y ya van a venir de 400. Es decir que empieza a alcanzar para viajar y seguir cargando.

¿Se está trabajando en un proyecto para regular la electromovilidad?

MJ: Si, se estudia desde hace años. La Asociación ha presentado dos proyectos en la cámara de Diputados para que sirvan de guía. En el orden nacional tuve la oportunidad de hablar con el ministro Meoni y el equipo del ministerio de Desarrollo Productivo. Se está elaborando un proyecto de ley de Movilidad Sustentable, eso es muy positivo.

HS: En Neuquén, en base a una idea de AAVEA, se hizo una ley provincial de promoción de electromovilidad que fomenta el desarrollo industrial, el uso. En cierto modo obliga a la población y a la administración a la sustitución progresiva de la flota de vehículos. Mientras no tengamos una regulación a nivel nacional, las provincias vamos a seguir trabajando con los municipios. 

¿Hoy el sector está regulado por un decreto?

MJ: Hay un decreto en cuanto a la importación de vehículos, una quita arancelaria por ser más amigables con el medio ambiente. Desde lo tecnológico los vehículos a hidrógeno, que tienen un motor 100% eléctrico, híbridos e híbridos enchufables. De un arancel de una extra zona de un 35% y los aranceles son llevados, dependiendo de las tecnologías que mencionaba recién, hasta un 5 y 2%. Se renovó hace poco, un cupo de 1000 unidades por seis meses, que era un decreto que venía de 2017. 

HS: Hay una disposición de la secretaría de Hidrocarburos para la instalación de los cargadores en las dependencias de estaciones de servicio y demás.

¿Cuál es la situación de Argentina en materia de producción de autos eléctricos?

MJ: Estamos buscando estar a la vanguardia. El último informe de patentamiento de vehículos híbridos y eléctricos, indica que fueron muy pocos. De extrazona 12 Nissan Life y 9 de la fábrica de Morón, categoría L6. Es importante mencionar que las fábricas de San Luis, Córdoba y Morón, son categoría L6, L7 que es muy buena porque en cuanto a requisitos técnicos para circular, seguridad activa-  pasiva, tienen mucho menos peso y eso hace que se pueda desarrollar una industria local sin que sea tan costosa. Por ejemplo, ese tipo de vehículos no requieren un “Crush Test” que en categoría M es la destrucción del vehículo completo y un costo en el orden de los 500 mil dólares. En cuanto a lo industrial Argentina tiene una capacidad instalada, en muchos casos ociosa y una historia metalmecánica autopartista muy fuerte. Junto a México, Brasil y Colombia, tenemos la capacidad de desarrollar, fabricar, producir y vender para el mercado interno y regional. Tenemos el sueño de convertir a Argentina en el faro de la electromovilidad regional y creo que hay muchos elementos, pero principalmente capacidad humana. También se fabrican buses, motos y vehículos livianos, somos competitivos en el mercado internacional. Es necesario que el estado acompañe, que se puedan hacer buses para el mercado local y regional. Se necesita tecnología importada, no se puede pensar en un 100% integración nacional, pero hay que pensarlo de la mejor manera para que podamos agregar valor en el país y que eso implique fuentes de trabajo.

¿Es posible fabricar baterías en Argentina?

MJ: Baterías se fabrican. Tenemos que diferenciar lo que es la celda, es decir la pila para hacerlo gráfico. La batería es el conjunto de pilas ensambladas, unidas y con su BMS, que es la electrónica que controla la carga, descarga, temperatura y otras variables. Hay empresas que lo están haciendo con celdas importadas El paso siguiente es la fabricación de la celda, pero para eso hay que tener un plan y esto lo venimos conversando mucho con Hipólito. Hacen falta reglas claras y a largo plazo para que la inversión pueda llegar. Lo tecnológico está resuelto.

HS: En Argentina, aunque a veces tengamos leyes, nos faltan reglas claras. Dar seguridad y un horizonte firme y bien fijo a los grupos para que vengan a desarrollar estas inversiones. Se necesita un período de repago bastante prolongado en el tiempo con marcos regulatorios que fije las políticas, un estado presente y un marco de garantías que nos estabilice judicial y tributariamente. Las empresas actualmente están tratando de recuperar inversión en dos o tres años previendo que pueda haber un cambio de gobierno y una variación total en las políticas.