Buenos Aires

19°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 99.75

Venta

$ 105.75

Euro

Compra

$ 113.43

Venta

$ 113.91

Real

Compra

$ 17.99

Venta

$ 18.02

Información de Provista por

Buenbit ofrece a una tarjeta Mastercard, para ahorrar en cripto y consumir en pesos

Martes 10 de Agosto, 2021

Buenbit, la plataforma líder que facilita el acceso a las criptomonedas, ahora brinda la posibilidad a sus usuarios de obtener una tarjeta prepaga BKR Mastercard con tecnología Contactless, que podrán utilizar en todos los comercios adheridos a la red Mastercard. Su adquisición y mantenimiento son completamente gratuitos y se activa de manera muy sencilla desde la aplicación sin la necesidad de estar bancarizado.

“Esta solución representa un paso muy importante para la misión de Buenbit que consiste en ayudar a resolver problemas cotidianos de las personas. Ahora, además de ahorrar en cripto e invertir a través de nuestra plataforma, nuestros usuarios pueden de manera muy rápida y simple vender cripto y utilizar pesos en sus transacciones cotidianas.  Estamos construyendo un producto muy completo y simple de usar que no solo facilita el acceso al ecosistema, sino que convierte a las criptomonedas en una herramienta utilizable en el día a día”, expresó Federico Ogue, CEO y cofundador de Buenbit.

Fernanda Lloret, vicepresidente de Productos para Mastercard Cono Sur destacó que “desde Mastercard estamos trabajando para que las personas tengan cada vez más opciones para elegir cuándo y cómo pagar, de forma segura y conveniente. En Argentina y en el mundo somos el socio tecnológico de las Fintech y plataformas de Exchange, facilitándoles soluciones que permitan a sus clientes realizar pagos fácilmente a partir de la conversión de sus monedas digitales”.

Vale aclarar que la tarjeta funciona solamente con pesos argentinos y no con criptomonedas, y está disponible únicamente para personas físicas que utilicen la app de Buenbit. Para cargar la tarjeta, el usuario tiene la opción en la aplicación de cargar saldo con los pesos argentinos que posea en su cuenta de Buenbit, y puede pasarlos a la tarjeta para comenzar a realizar pagos. Si el usuario quisiera usar su saldo en criptomonedas, deberá primero venderlas por pesos y luego cargarle saldo a la tarjeta siendo todo el proceso dentro de la misma aplicación.

Para solicitar la tarjeta en su versión virtual, se debe ingresar a la aplicación de Buenbit y activarla en la sección de “Tarjeta Prepaga” que se encuentra en la pantalla de inicio. Si se desea adquirir la tarjeta física, existe una lista de espera para todos aquellos que la soliciten y se estima que estarán disponibles a partir de las próximas semanas. Estas tarjetas cuentan con la tecnología Contactless de Mastercard, que brinda una experiencia de pago única y sin contacto. Para pagar solo es necesario acercar la tarjeta a la terminal POS. En compras de hasta $8.000, los usuarios pueden realizar el pago sin entregar la tarjeta, el DNI, ingresar PIN ni firmar el cupón.

Esta posibilidad de brindar la tarjeta prepaga Mastercard surge a partir de una alianza comercial celebrada entre Buenbit y la fintech argentina BKR. Como se mencionó anteriormente, la tarjeta no tiene costo de solicitud, ni de recarga de saldo, ni de mantenimiento, y se puede usar para comprar en cualquier comercio o e-commerce que acepte Mastercard.

Buenbit es una plataforma que facilita el acceso a criptomonedas desde 2018 y que está construyendo un ecosistema integral para acercar los beneficios de las stablecoins y de DeFi a la vida financiera cotidiana de los latinoamericanos. Se trata de una plataforma digital amigable para cualquier persona habituada al uso de su homebanking, que habilita la adquisición de BTC, DAI y ETH, y el intercambio por dinero FIAT en el momento que así lo requiera.

Buenbit tiene tres años en el mercado de criptomonedas, con particular enfoque en el ahorro e inversión en DAI, una stablecoin con su cotización anclada al valor del dólar. Tiene como finalidad la adopción y por eso es que también hace hincapié en la importancia del contenido de calidad desde distintos puntos de vista, tanto funcionales como financieros.