Buenos Aires

20°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 92.00

Venta

$ 98.00

Euro

Compra

$ 109.95

Venta

$ 110.42

Real

Compra

$ 16.14

Venta

$ 16.14

Provisto por

“Calculamos que en junio de 2021 estaremos botando la draga en Mar del Plata”

Lunes 24 de Agosto, 2020

Con estas palabras se expresó Sandra Cipolla, presidenta de SPI Astilleros, en una entrevista concedida a Ser Industria Radio. Anticipó que la construcción se iniciará en las instalaciones de Campana para culminar en el puerto marplatense.

En el contexto de una grave crisis económica, donde la pandemia del Covid- 19 juega un rol preponderante, Servicios Portuarios Integrados Astilleros (SPI), anunció el inicio de los trabajos para construir una draga en el país. La noticia impactó positivamente en la industria naval y por ello dialogamos con la titular de la empresa. “Tenemos los recursos humanos además de la capacidad de construir y desarrollar tecnologías en el país”, dijo Cipolla.

¿Cómo decidieron construir este buque? 

Es un proyecto que venimos trabajando y pensando desde hace un par de años. Estamos emplazados en el puerto de Mar del Plata como también en Campana, a la vera del Arroyo de La Cruz y tenemos problemas de sedimentación. Siempre nos planteábamos la controversia, porque entendemos que los calados son parte de la infraestructura portuaria. Venimos con esta discusión histórica, que en realidad no era conducente, porque todos sabemos las problemáticas que tiene nuestro país y que son recurrentes. Así que se nos ocurrió pensar por qué nosotros no ponemos un granito de arena y tratamos de ver si podemos ser, en vez de parte del problema, parte de la solución. 

Es una inversión importante en el marco de la crisis global…

La realidad es que se dio en este momento porque coyunturalmente lo pudimos abordar. Nos sentimos con tranquilidad para hacerlo a través de la propuesta del gobierno de arreglar con los bonistas y las inversiones que tenía realizadas la empresa. Eso nos permitió aventurarnos a esta realización. Estamos sumidos en una problemática compleja y nos pareció una decisión inteligente porque es el momento de poner de pie a la Argentina. Hicimos esto como un gesto, no sólo por nuestra necesidad sino porque entendemos que es lo más conducente y lo mejor para nuestro país.

Es una inversión de 250 millones de pesos. ¿Acompañan entidades bancarias? 

Correcto, dos entidades bancarias y la firma Garantizar que nos brinda todas las garantías necesarias para obtener los créditos. Somos una empresa argentina con inversión fomentada y apoyada por dos bancos nacionales que apuestan a colaborar con aquellos que quieren invertir en el país.

¿Cuándo comenzarán los trabajos? 

El inicio será en Campana y la finalización en Mar del Plata. Estamos a la espera del arribo del acero standard y aceros particulares, por los alojamientos donde va a ir el equipamiento de la draga. Estaría llegando dentro de 30 o 45 días. Ahí haríamos lo que se denomina la puesta de quilla. Toda la parte de aceros y estructural es nuestro expertiz y luego viene el desafío que tiene que ver con la nueva tecnología y su desarrollo aplicada a la construcción de nuestro país y a las escaleras específicas que necesita este tipo de artefacto naval.

¿Argentina tiene antecedentes en la construcción de dragas?

Argentina tiene antecedentes de construir. No recuerdo cuándo fue la última vez que se   construyó una draga, pero seguro que en los últimos diez años no se hizo ninguna. Esto tiene que servir para decir que en Argentina se construye. Tenemos la capacidad, la idoneidad, los profesionales, los obreros navales, infraestructura…lo único que nos falta es un poquito más de voluntad de la parte empresaria y que el gobierno entienda que esta industria puede colaborar en el crecimiento y el desarrollo del país.

Seguramente contará con importantes avances tecnológicos…

Si, nos motivó la posibilidad de poder aplicar tecnología. Es un aprendizaje poder incorporar y poner a la Argentina a la altura del mundo. Es un desafío muy importante, tiene que ver más con esto, con poder mostrar que nuestro país tiene la capacidad de aplicar tecnologías de vanguardia, que está en condiciones de hacerlo. Eso es tremendamente motivador para los profesionales, para nuestra gente, nuestros proveedores, para la cadena de valor.

¿Cuál es el impacto laboral que genera esta obra?

Consideramos que alrededor de 40 personas en términos del campo operativo y ya contamos con alrededor de 25 ingenieros en las distintas ramas. No solamente profesionales del sector naval, sino también de mecánica, de tecnología, porque son todos equipos con tecnologías TIC. Lo interesante es que genera varias aristas en términos de trabajo. Nosotros estamos pensando en hacer esta inversión que genera en sí misma fuentes de trabajo, pero además pensar cómo vamos a sostener los calados de nuestras unidades de producción. Esto significa también sostener nuestras fuentes de trabajo. Porque si nosotros seguimos perdiendo calado y no podemos trabajar y el estado no puede aportar lo que tiene que aportar, la realidad es que estaríamos poniendo en riesgo nuestros puestos de trabajo. Estamos trabajando para sostener las mismas a lo largo del tiempo y poder seguir creciendo.

¿En cuánto tiempo estará terminada la draga?

Entendemos que podemos estar haciendo las pruebas en junio del 2021. Tiene mucho equipamiento. La característica principal de esta draga va a ser el nivel de desarrollo de la tecnología que vamos a incorporar. Mientras están fabricándose los equipos en el exterior, porque aquí no se fabrican, vamos a empezar aquí la construcción en paralelo en dos lugares. No hemos decidido dónde se harán las pruebas, aunque calculamos que en junio de 2021 estaremos botando la draga en Mar del Plata.

¿La draga podrá trabajar sobre todo tipo de puertos?

Si, va a poder operar tanto en el interior de los puertos fluviales como marítimos. Tiene distintos equipamientos, pero está diseñada a tal efecto.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, dijo que Argentina necesita un buque polar, submarinos, remolcadores, buques multipropósitos. ¿La industria naval argentina está en condiciones no de dar respuesta a estos requerimientos?

Yo estoy convencida que sí. Lo digo con un convencimiento desde las entrañas porque tengo 30 años en la industria naval, trabajo desde muy joven. En Argentina el obrero naval tiene una enorme capacidad, esa estirpe particular, al igual que el ingeniero naval. Esto se lleva en la sangre. Entonces en realidad los que no construyen en Argentina nos están matando, pero no lo digo en términos económicos, sino en términos mentales porque sabemos que tenemos la capacidad de construir y desarrollar tecnologías en el país. Contamos con todas las capacidades y las estructuras necesarias para poder desarrollar una buena plataforma marítima y fluvial.