Buenos Aires

10°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 122.75

Venta

$ 128.75

Euro

Compra

$ 130.58

Venta

$ 131.11

Real

Compra

$ 23.69

Venta

$ 23.70

Información de Provista por

Desembarques totales de 2015 y datos parciales de exportación

Sábado 30 de Enero, 2016

El informe de coyuntura de la Subsecretaría de Pesca brinda los datos finales de lo descargado en puertos, mostrando una baja del 4,2% respecto del año anterior. El informe parcial de exportaciones también tuvo saldo negativo. Se informaron las capturas por barco en langostino y merluza.

El informe de coyuntura de diciembre publicado en la página de la Subsecretaría muestra el número final de los desembarques de 2015 que estuvieron un 4,2% por debajo de los obtenidos en 2014. El calamar lidera la baja de las especies de importancia comercial y el langostino el alza, tal como ha ocurrido en años anteriores. La merluza tuvo un leve aumento pero sigue por debajo de las capturas de 2013. También se informó la captura por buque del langostino y merluza. En cuanto a las exportaciones este informe no ofrece el balance final, dato que estará disponible en el análisis de enero 2016; pero permite tener una aproximación del comportamiento de los mercados de enero a noviembre de 2015 y el resultado es una baja del 7% tanto en volumen como en dólares.

A pesar de la constante queja de los gremios marítimos sobre falta de trabajo no se observa en la estadística oficial una baja considerable en las capturas, reduciéndose en comparación con 2014 un 4,2%. La captura total de todas las especies llegó a las 752.359 toneladas.

Las capturas de merluza hubbsi llegaron a las 263.016 toneladas, cifra que equivale a una baja apenas del 1,5%; el calamar illex, en cambio, cayó un 25% al registrar 126.531 toneladas, 42.000 toneladas menos que en 2014. Al mismo tiempo el langostino, que no ha parado de crecer en desembarques, durante 2015 tuvo una suba del 10,5% con 140.600 toneladas.

La merluza de cola bajó en 10.000 toneladas sus capturas, lo que representa una caída del 17,3%; la corvina blanca, gracias a las medidas restrictivas para pesca de juveniles, logró bajar la captura un 28,3%, al menos según surge de la estadística oficial. Otra especie que habría experimentado bajas es el lenguado, en un 13%; y la merluza negra un 12% por debajo, con 3.406 toneladas declaradas.

Las alzas en los desembarques se dieron en las rayas, a pesar de las medidas restrictivas que limitan las capturas de los barcos al 30% de su capacidad de bodega, el crecimiento en volumen fue del 20% con 19.630 toneladas. La captura de polaca también tuvo un fuerte crecimiento, superando en un 38% las capturas de 2014. Por último, y luego de una pésima temporada en 2014, el año pasado la caballa logró recuperarse al alcanzar 18.000 toneladas de captura, que representa un crecimiento del 137% respecto del año anterior.

Al discriminar la captura total por flota se observa que los buques fresqueros se mantuvieron estables respecto del año anterior; los congeladores arrastreros disminuyeron levemente su participación, apenas en 5.000 toneladas; los costeros tuvieron una buena temporada, superando las capturas de los dos últimos años al igual que los tangoneros. Los poteros obtuvieron 30.000 toneladas menos que en 2014 y en la misma pendiente se encuentran las embarcaciones de rada o ría, que año tras año disminuyen sus capturas. Por otra parte, tanto los palangreros como los congeladores con trampa y los surimeros aumentaron sus capturas.

Quizás por las ventajas comparativas que tenía descargar en Mar del Plata respecto de otros puertos, lo desembarcado allí durante 2015 superó las cifras del año anterior, mientras Puerto Madryn, Puerto Deseado, Caleta Paula y Comodoro Rivadavia cayeron notablemente  durante los últimos dos años. Los reembolsos por puerto patagónico quizás ayuden a mejorar la situación de los trabajadores portuarios sureños. Las únicas terminales que parecen haber superado esta situación son Ushuaia y Rawson, esta última gracias a la abundancia de langostino.

Al ser este el último informe del año 2015 en lo que a desembarques se refiere, el Departamento de Economía de la Subsecretaría de Pesca elaboró un listado de barcos y sus capturas, tanto para los merluceros como para los tangoneros.

En el caso de la merluza, de los 296 barcos que declararon hubbsi, los diez barcos que registraron las mayores capturas fueron en primer lugar el API V de Iberconsa con 6.959 toneladas, seguido en la lista por el Don Pedro de Moscuzza (6.522 Tn); Géminis de Giorno (6.064 Tn); Itxas Lur de Moscuzza (5.762 Tn); Ceres de Giorno (5.726 Tn); Luca Mario de Solimeno (5.647 Tn); Ponte de Rande de Solimeno (5.455 Tn); Ventarrón de Giorno (5.353 Tn); Navegantes de Solimeno (5.165 Tn) y en el puesto número 10 está el Anabella M de Pescapuerta (4.645 Tn). Como metáfora de los tiempos políticos que corren, colgado del ranking quedó con 4.614 toneladas el  barco de Conarpesa, Anita Álvarez, cuya madrina es la expresidente Cristina Fernández de Kirchner.

Distinta fue la suerte para Conarpesa en el ranking de los barcos que pescaron más langostino en 2015: los vientos patagónicos aquí parecen seguir jugando a su favor. De los diez buques que registraron las mayores capturas, cuatro son propiedad de Fernando Álvarez. Más aún, el barco que más pescó pertenece a Conarpesa; se trata del Conarpesa I con 2.366 toneladas. Por debajo en la lista se ubican el María Liliana de Moscuzza (2.216 Tn); María Eugenia de Moscuzza (2.150 Tn); Don José Di Bona de Proa al Sur (2.064 Tn); Altar de Mikro (2.047 Tn); Fernando Álvarez de Conarpesa (1.896 Tn); Uchi de Conarpesa (1.844 Tn); Tabeirón Dos de Vieira (1.810 Tn); Virgen del Milagro de Pesquera Veraz (1.706 Tn) y con apenas una tonelada menos (1.705 Tn) se ubicó en el décimo lugar el Álvarez Entrena I, también de Conarpesa.

Balance parcial de las exportaciones en 2015

Sin computar las ventas del mes de diciembre el informe de coyuntura brinda un resumen parcial de las exportaciones durante el año pasado con los registros disponibles hasta el 30 de noviembre. Según los datos oficiales se exportaron 436.897 toneladas por 1.393.987.000 dólares, valores que implican una caída de 7% en volumen y del 6,8% en divisas. Las mayores bajas se registraron en los moluscos y los filets de pescado congelados, mientras que la única alza considerable se produjo en la harina de pescado.

En cuanto a la clasificación por especie, la merluza hubbsi  con 89.211 toneladas de productos exportados por un valor de 220.975.000 dólares cayó un 17,4% en volumen y un 17,5% en dólares respecto de igual período de 2014 .Todos los productos de importancia comercial sufrieron bajas: la merluza congelada cayó un 11,8% en volumen y un 16,7% en dólares como consecuencia de una baja en el precio del 5,6%, mientras que los filets cayeron un 21,7% en toneladas y un 18% en recaudación gracias al aumento del precio internacional de cuatro puntos y medio.

El langostino, pese a una baja del precio promedio del 10,7%, logró mantenerse por encima de lo recaudado en 2014 aunque solo en 1,8% y con un volumen exportado 13,9% mayor al del año anterior. El precio en el langostino entero cayó un 11% y un 8,8% en las demás presentaciones. El volumen total exportado fue de 115.266 toneladas por un valor de731.009.000 dólares.

Como ocurre hace tiempo la peor situación en la pesca es la que viven los poteros: el precio del calamar cayó un 19,9%, motivo por el cual una caída en el tonelaje vendido del orden del 20% fue acompañada por una baja en la recaudación del 36,3%. En números esto representa 94.709 toneladas, por las que se recaudaron 104.250.000 dólares.

En cuanto a las demás especies, la centolla cayó un 12,9% en toneladas y un 12,4% en dólares; la vieira un 10,9% en volumen y 16,1% en dólares; el abadejo también bajó pero mucho más en recaudación que en volumen, un 10,9% y un 4% respectivamente, debido a una caída del precio del 7,2%. La corvina, reflejando la baja en capturas, cayó un 22,3% en volumen de exportación y un 21,6% en dólares.

La merluza negra en cambio es de las pocas que tuvo un balance positivo, ya que creció un 11,4% en toneladas y 26,6% en dólares gracias a un aumento del precio del 13,6%. Otra especie que sigue creciendo es la raya; pese a las limitaciones para su captura se exportó un 28,7% más en toneladas y el aumento en el precio de casi nueve puntos generó una recaudación 39,8% mayor a la de 2014 con sus 26.485.000 dólares. La merluza de cola, en cambio, creció en volumen exportado un 11,4% pero generó un 3% menos en divisas.

Si bien estos son valores parciales pueden dar un panorama de lo que terminará arrojando el informe final del año 2015, con baja en la mayoría de las especies.

Fuente: Revista Puerto