En qué precio estará el dólar

Si se consigue financiamiento los US$ alternativos podrían ubicarse en $ 1.100; si no, podríamos verlos arriba de $ 1.500 | Por Salvador Di Stéfano.

4 diciembre, 2023

La Argentina cada vez tiene más deuda con el comercio exterior. Si tomamos los números del Indec, en los últimos 12 meses las importaciones sumaron US$ 74.757 millones, mientras que los pagos realizados por el Banco Central suman US$ 56.968 millones, con lo que se estima una deuda de US$ 17.789 millones a empresas del exterior.

Las reservas del Banco Central al 1 de diciembre suman US$ 21.426 millones. Esto nos indica que con estas reservas no se pueden afrontar las deudas de los privados con empresas del exterior.

Estas deudas por las importaciones, son muy negativas para la economía de un país. Sin importaciones no tendremos exportaciones. El primer paso del gobierno entrante debería ser conseguir financiamiento para pagar las deudas por importaciones. De esta forma tendría dos grandes logros: abrir el comercio de Argentina con el mundo y eliminar pesos de la economía, ya que muchos importadores están encepados en pesos, por no poder realizar pagos al exterior.

Si el gobierno electo no logra restablecer el comercio entre argentina y el mundo en concepto de importaciones, no pensemos en crecer con nuestras exportaciones. Esto es del manual básico de la economía.

Lo virtuoso de restablecer el comercio con el mundo, digno de un Presidente liberal, es que bajarían los precios de los productos importados en el mercado interno, se absorberían pesos de la economía y se dinamizarían las exportaciones.

Si Argentina no restablece el vínculo con el exterior y no se realizan los pagos adeudados de importaciones, asistiremos a menores exportaciones a futuro y un sobrante de pesos en la economía, que en algún momento se tornara inmanejable y podría generar una inflación de dos dígitos por mucho tiempo.

Argentina necesita en forma inmediata lograr un mecanismo para potenciar sus exportaciones. Lo que necesitamos es más producción y para eso es indispensable abrirnos al mundo, honrar los compromisos internacionales que el sector privado contrajo y que hoy no puede cumplir por falta de dólares del Banco Central.

Hay que dejar en claro que esta herencia que recibe el Presidente electo lo condiciona por todos lados, ya que tiene escases de recursos, dólares y un clima social muy delicado.

Conclusiones

Si el próximo gobierno cree que todos los problemas pasan por el stock de leliq y la solución es colocarles un bono a los bancos, esto logrará que el sistema financiero se descapitalice. No podrán girar el dinero que captan por plazo fijo, dejarán con menos financiamiento al sector privado y pasará a ser un sector que expulse trabajadores ya que al tener menos dinero para transar no necesitará tanta estructura.

El verdadero problema de Argentina es el aislamiento internacional. Debemos mucho dinero por las importaciones que hemos realizado y no pagado. Esto nos deja con una debilidad mayúscula y atenta con la llegada futura de dólares por exportación.

Mientras discutimos estos problemas el stock de pasivos remunerados se ubica en $ 25,0 billones y la base monetaria se aproxima a los $ 8,0 billones. Del total de los pasivos remunerados cerca de $ 2,0 billones son las letras levid que ajustan por tipo de cambio oficial, que hoy está en $ 361 y el dólar futuro diciembre cotiza en $ 752, con lo cual el stock de estos pasivos podría duplicarse en un corto periodo de tiempo. Si a esto le sumamos que el resto de los pasivos ajusta por una tasa del 133% para las leliq y 126% para los pases, creemos que en un corto período de tiempo podríamos ver el stock de pasivos remunerados en torno de los $ 30,0 billones y los pasivos no remunerados podrían crecer a los $ 9,0 billones.

Si las reservas terminan el año en torno de los US$ 22.000 millones y la suma de los pasivos monetarios en $ 39,0 billones, el dólar de equilibrio podría ubicarse en torno de los $ 1.770.

Con ayuda internacional y restableciendo el canal de comercio de Argentina con el mundo, el dólar a fin de año podría ubicarse en torno de $ 1.100 ya que Argentina contaría con más reservas y el Banco Central absorbería pesos de los importadores ante el pago de bienes al exterior.

Si no se consigue ayuda internacional, es probable que el dólar de equilibro se situé en la zona de los $ 1.770.

No hay magia. Sin ayuda externa, es imposible que Argentina logre estabilidad a corto plazo. Los primeros 100 días del próximo gobierno son vitales para saber si seguimos con la envión del deterioro en el valor del peso.

Esto es como cuando viajas en el avión, es pasta o pollo. Con financiamiento, el dólar se plancha. Si no lo conseguís, estamos en la espiralizarían de los precios de la economía, la sombra de la híper comienza a dibujarse.

Por Salvador Di Stéfano, economista, analista y consultor de negocios.

Noticias Relacionadas

Ver Más Noticias Relacionadas

Los ferrocarriles ¿son nuestros?

La discusión de la propiedad ferroviaria evade el debate de para qué y para quién están.

Hace 10 horas
Por

El precio de bitcoin se dispara por la segunda ola de inversiones institucionales

Puede seguir subiendo debido a la posible falta de liquidez futura en el mercado OTC.

Hace 14 horas
Por

¡Viva la Federación!

El Presidente le ha recordado al sistema que es federal, al menos en la letra.

Hace 17 horas
Por

Un nuevo ciclo lectivo, una nueva oportunidad

La educación pública, gratuita y de calidad es un derecho humano que el Estado debe respetar y garantizar.

Hace 18 horas
Por

Los Bopreales, se termina la liquidación y vuelve el dólar

El BCRA tiene reservas negativas, pero se endeuda en dólares, a través de los Bopreales. Se viene la suba del dólar | Por Salvador Di Stéfano.

Hace 2 días
Por

Argentina recibirá menos dólares, cuidado

Nuestro país vivirá una restricción externa, por la fuerte baja de las materias primas agrícolas desde 2022 a la fecha.

Hace 5 días
Por