Buenos Aires

18°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 84.75

Venta

$ 90.75

Euro

Compra

$ 103.30

Venta

$ 103.76

Real

Compra

$ 16.19

Venta

$ 16.19

Provisto por

“Es increíble que para exportar haya que pagar un derecho”

Jueves 24 de Diciembre, 2020

El presidente de Unión Industrial Gran La Plata (UIGLP), Hugo Timossi, sostuvo que, con TecPlata en funcionamiento, se abre la posibilidad para que las PyMEs de la región puedan exportar. Asimismo, remarcó la importancia de finalizar las obras de accesos por la autopista Buenos Aires-La Plata y la ruta 6 hasta la terminal de contenedores.

Durante su exposición en la Jornada “La Plata, un Puerto en crecimiento”, el empresario analizó la actualidad del sector industrial y puso énfasis en remarcar la necesidad de que el gobierno nacional impulse una reforma impositiva y laboral para terminar con la informalidad. También refirió como la brecha cambiaria y los altísimos costos logísticos internos perjudican las posibilidades de lograr un comercio exterior exitoso.   

Timossi recordó que durante muchos años Puerto La Plata se dedicó a la carga de graneles. “Con la incorporación de TecPlata, una de las terminales de contenedores de última generación en el mundo, tenemos todas las posibilidades de que las pequeñas y medianas empresas puedan exportar”, manifestó.

El empresario metalúrgico dedicó parte de su disertación a los accesos terrestres. Al respecto, fue claro al señalar que, si bien el ingreso no es para mil camiones diarios, espera que la ampliación se haga en el corto plazo. En cuanto a los reclamos de grupos ecologistas sobre el trazado de los menos de tres kilómetros que faltan, Timossi indicó que “si hay árboles, se sacarán, se colocarán en otro lado y se pondrán más árboles”. 

Sobre la ruta 6 contó que “personalmente la he usado durante toda mi vida muchísimas veces y la emparchan continuamente. Entonces, no sé si es que no tenemos ingenieros que puedan determinar qué tipo de cemento o hormigón tiene que llevar para que no se destruya como pasa habitualmente. Eso es elemental. Mejorar las vías de ingreso al puerto es fundamental”.

En otro pasaje, remarcó que hay empresas locales que en la actualidad exportan, pero lo están haciendo por camión. Puntualmente citó a empresas de la construcción que envían sus productos al Uruguay, aproximadamente mil toneladas al mes. “Tener un servicio por agua a Montevideo abarataría los costos de forma importante”, sostuvo. 

El titular de la UIGLP habló también de los problemas que enfrentan quienes agregan valor a sus productos. Por ello, señaló que le preocupa muchísimo el costo argentino y dió sus razones. “La globalización nos ha llevado a tener que competir en el mundo y eso quiere decir que el apoyo estatal es muy importante para la empresa que exporta. El Estado debería acompañar fundamentalmente a quienes tienen mucha manufactura”.

Además, afirmó que se debe seguir bregando para que la industria nacional sea competitiva a nivel mundial. En particular, expresó su malestar porque para exportar las PyMEs tienen que pagar un derecho. “Quien conoce el mundo dice que es increíble que uno para poner un producto fuera de su país tenga que pagar un derecho y además con esto nos están desfinanciando porque lo tenemos que pagar a 45 días y en una de esas lo cobramos a 180”. 

La cuestión cambiaria no escapó de su análisis, “conocemos el valor del crudo, el de la soja, el productor agropecuario exporta con una retención del 35%, de un dólar de $80 cobra 50, pero lo mismo le sucede a la PyME que exporta con un dólar de $80 y cobra $74. Esa PyME tiene que ir a vender a Ecuador, Colombia o Europa y tiene que comprar dólares en Argentina a $150”.

En otro orden, fue crítico a la política que se lleva adelante para con el sector. “Evidentemente la economía está regida por los economistas no por la industria que es la que realmente nos puede sacar del paso y es la que debiera tener la posibilidad de poder competir a nivel mundial. Tenemos una presión impositiva muy importante.  Hace poco tiempo, el Presidente Alberto Fernández fue a inaugurar una planta automotriz para sacar al mercado un vehículo y el CEO de la empresa le dijo que ese coche sale un 21% más que en México”. 

El costo laboral fue otro de los ejes de su alocución y se encargó de aclarar que no apuntaba a los salarios. “El operario está mal pago. Empecé en 1967 en la industria metalúrgica y puedo garantizar que siempre el trabajador estuvo mal pago. Toda la carga impositiva que hoy le sumamos a la empresa y al operario hacen que ocurran casos como en Toyota donde los empleados no quieren trabajar los sábados por el impuesto al trabajo. La presión impositiva en una PyME en blanco es del 106%, eso no puede ser”, lamentó.

En cuanto al costo de logística interna recordó que “llevar fruta del alto valle hasta Bahía Blanca es más caro que de Bahía Blanca a China. Trasladar los limones de Tucumán a Buenos Aires cuesta más caro que llevarlos a Europa o Estados Unidos. Esto tiene que ser atendido y modificado de forma urgente”.

Ante la consulta de si el sector empresario podía manifestarle estos problemas a los funcionarios públicos para que tomen cartas en el asunto, Timossi confirmó que desde la UIA y la UIPBA le han dado a conocer estos obstáculos al Gobierno. 

“Vemos la gran ayuda que está dando desde el Estado, fundamentalmente para aquellas personas que no tienen o se han quedado sin trabajo. Consideramos que esto tiene que ser transitorio, no puede ser para toda la vida, el hecho de que tengamos que dar planes y planes. Tenemos que darles capacitaciones”. 

Al respecto destacó que realmente es la industria la que tiene a su personal en blanco como corresponde. “Nos encontramos con que tenemos una cantidad de personas, 70% o 75% entre los que no tienen trabajo y los que están trabajando en forma informal, que no tributan y así es muy complejo poder frenar la presión impositiva. Por eso debemos incorporar mano de obra y trabajo, hay que gestionar sobre aquellos que están trabajando fuera de la ley. Argentina es un país que lamentablemente tiene una idea fiscal muy ambigua, a nadie le interesa pagar los impuestos. Sin embargo, es necesario que todos lo hagan y no que el 20% tenga que hacerlo por el 100%”.