Buenos Aires

10°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 70.00

Venta

$ 75.00

Euro

Compra

$ 81.08

Venta

$ 81.49

Real

Compra

$ 13.34

Venta

$ 13.34

Provisto por

Es urgente volver al régimen que los depósitos sean por cuenta y orden del Banco Central*

Domingo 28 de Junio, 2020

El Estado Nacional, no debe absorber liquidez, pagando tasas contraproducentes, que no guardan relación con los factores económicos deseados.

El Gobierno inyecta dinero a la economía, para hacer frente a los problemas generados por la pandemia, pero la mayoría de la ayuda se estaciona en utilidades bancarias.

A la vez la población, principalmente el decil de altos ingresos, empleados públicos, sectores no afectados en las actividades, ahorran mucho más, dejando el dinero en los bancos, y fugando, debido a que al limitarse las salidas de esparcimiento y compras, ha bajado los niveles de consumo. Este fenómeno se está produciendo en todo el mundo. Aumentan los depósitos bancarios, pero lo claro: se detiene la circulación monetaria. 

A la vez el superávit comercial aumenta por menos importaciones, lo que obliga a inyectar pesos  para comprar los dólares que los exportadores liquidan.

O sea que crece aceleradamente, el dinero disponible en la economía, depositado en los bancos.  El gobierno apela adecuadamente a la emisión monetaria para hacer frente a la caída de la recaudación y seguir ayudando a la población afectada. La emisión avanzó hasta el 1,4 % del PBI, en los últimos 90 días. Pero el dinero,  creado por el Banco Central,  para pagar intereses de los  Pases o Leliqs, en el mismo período, alcanzó al 1,7 % del PBI. 

De seguir así, al 31/12 la creación de dinero de ayuda a la población, llegaría al 5.3 % del PBI y los intereses hacia los bancos llegaría 7,5 % del PBI. Intereses a cambio de nada. 5,3+7,5=12,8% pero solo 5,3% sirve a la población, el resto, 7,5% son ganancias de los bancos. ¡Esto es Omsinorep! (Peronismo al revés)

El problema de las altas tasas y el déficit cuasifiscal, via leliqs y pases se va a ir acentuando.  O sea más dinero inmovilizado a alto costo, pagado por el estado. Y cada vez mayor el gasto del Estado pagando intereses.

Terminemos con  el “Monocultivo de nuestras mentes” , que nos impuso el sistema neoliberal al decir de Adolfo Pérez Esquivel. 

Cuando la economía está paralizada, es porque le falta dinero volcado a las actividades productivas. Con desocupación y recursos disponibles, hay que inyectar dinero para generar trabajo.

En Argentina el dinero excedente es mucho y el BCRA en vez de orientarlo a las actividades productivas, lo inmoviliza con el argumento que si lo deja sin tomarlo, se van a ir al dólar.   via Dólar Mep o contado con Liqui, o por los mecanismos oscuros creados por este sistema financiero corrupto.

¿No es mejor, cerrar todos los caminos por donde puedan dolarizarse los fondos excedentes? Terminemos con el argumento colonizado de un mercado de capitales que es inexistente. Solo especulativo, operando con títulos del estado. 

Hay que direccionar el dinero existente, que es mucho, volcándolo a actividades productivas, como ser actividades industriales preparatorias de actividades industriales, por ej. acopiar los materiales para hacer 1 millón de viviendas, poner en marcha los proyectos energéticos con desarrollos soberanos de equipamiento energéticos, miles de hectáreas forestadas. Proyectos casi sin divisas.

Gran parte del país puede trabajar. El dinero esta, los recursos están, los desocupados están. Hay que poner en marcha los proyectos que están en carpeta en todos los municipios del país. Usemos la imaginación, y rompamos la principal mentira neoliberal, de que el déficit fiscal, es malo para la economía.

La pandemia es una gran oportunidad.

En el mundo se desmorona la especulación financiera. Necesitamos que también se desmorone en Argentina.

 Se hace necesario dejar de pagar intereses inútiles por esta masa de dinero financiero y convertirlo en actividades industriales en las provincias sin peligros, orientando con él las actividades productivas.

Es necesario que el BCRA se haga cargo de todos los depósitos, ofreciendo a los ahorristas, para protegerlo de la inflación, cuentas de ahorros actualizables por CER, más un pequeño interés.

Con mucho dinero disponible, la tasa de interés tendería a ser 0, no hay tomadores privados para ocupar ese dinero. La tasa de interés de la economía, debe ser 0% como lo es en todos los países del mundo. Tenemos mucho dinero, hay que ponerlo a circular rápidamente.

El que quiera otro tipo de rendimiento, que lo haga en actividades que creen riqueza y no en actividades especulativas. Se hace necesario terminar con la financiarización de la economía, que está preparada para los negocios fugadores, monopólicos y extractores de renta, abandonando a la gente común.

Hay que volver al sistema, mediante el cual los gobiernos peronistas asumían al BCRA como un ente que direccionaba el crédito y fijaba las tasas de interés, entendiendo que el carácter de esta función era su rol central (Perón 45-55 y 74-75). Tomaba depósitos por cuenta y orden del Banco Central, y se encajaban al 100%, o sea que no generaban capacidad prestable a las entidades y el fondeo de los créditos era provisto mediante redescuentos (préstamos) que esa institución les entregaba a los bancos para que los direccionaran hacia destinos y a tasas definidos por ese banco rector de la actividad, que entonces no era sólo un ente de regulación monetaria y supervisión de entidades financieras. También cumplía el rol fundamental de asignador del crédito y creador de Trabajo. (Recuperar los 4 objetivos de la C.Org. del BCRA)

El Banco Central transmitía entonces a través de la política de crédito, el fondeo y las señales para el despliegue de un proyecto de desarrollo nacional, al que se sumaban otras áreas de la política de gobierno. El destino del crédito no lo resolvía el mercado sino el Estado en la función orientadora indispensable de recrear de la actividad económica, de forma de obtener actividades productivas con los recursos disponibles. 

El sistema financiero tal como está, no sirve para producir. Terminemos con: la apropiación de facto del BCRA de parte del sistema financiero; el apalancamiento de la intermediación especulativa; la Comisión Nacional de Valores cooptada por el mercado de capitales; un mercado de capitales pequeño, muchos operadores y poco monto operado que operan sobre títulos públicos; un mercado de capitales que solo ha servido para el fraude y la especulación financiera.

El BCRA tiene una estructura envejecida, desde hace 20 años con las mismas prácticas, la misma dinámica de funcionamiento.  Si no cambiamos esto, no lo pondremos al servicio de los intereses nacionales.

Los Bancos se han encargado de oscurecer su actividad, para impedir que los resortes democráticos puedan saber lo que se hace con los dineros públicos, que son el dinero de los depositantes.  Proponemos disolver la CNV y pasar las funciones al BCRA. 

Hay que suspender ya en la cuarentena la operatoria de las Bolsas de Valores, para avanzar rápidamente sobre el sistema financiero.

O sea el BCRA se hace cargo de todos los depósitos del sistema y direcciona el crédito, otorgando redescuentos a los Bancos, para que lo presten según las directivas del BCRA que las debe hacer en congruencia con el Poder Ejecutivo.

Tenemos la obligación y la posibilidad de lograr trabajo para 20 millones de argentinos en Comunidad Organizada. 

Suspender durante la cuarentena la operatoria de las Bolsas de Valores, para avanzar rápidamente sobre el sistema financiero.

Aprovechemos estos 15 días de cuarentena, para suspender el funcionamiento de las bolsas y marchar a paso raudo sobre el sistema financiero, volviendo a poner a los depósitos bajo la órbita del BCRA.

*Por César Crocitta, Lic. Economía UBA. CPN: Consejo Productivo Nacional. Empresario.

*Por Bruno Capra, Ing. UBA. CEEN: Central de Entidades Empresarias Nacionales. IESO: Instituto de Energía Scalabrini Ortiz.