“Esta crisis es insostenible para las PyMEs de la construcción”

28 septiembre, 2020

Así se expresó Fernando Magno, presidente de la Asociación PyMEs de la Construcción de la Provincia de Buenos Aires (APYMECO), en diálogo con Ser Industria Radio. Aseguró que la situación actual “supera lo vivido en los años 2000 y 2001”. 

Tras hacer un repaso de las gestiones que la institución realiza ante el gobierno bonaerense para reactivar la actividad, sostuvo que sólo en el Gran La Plata, 50 mil trabajadores esperan con urgencia una resolución que les permita volver a las obras. “Podemos quedarnos sin PyMEs constructoras”, afirmó el dirigente empresarial.

¿Cómo transita el sector esta prolongada suspensión de tareas? 

Estamos en la crisis más profunda que tengamos memoria. Supera lo vivido en el 2000, 2001 y cualquier otra instancia porque tenemos la paralización absoluta de la actividad y lo que se ve en la calle es irregular y anárquico. Estamos paralizados hace más de seis meses, se ha vuelto insostenible para las PyMEs de la construcción y en muchos casos, lamentablemente, se ha convertido en una crisis no temporaria sino terminal, porque hay muchos que deciden no soportar otro ciclo depresivo en Argentina. Es importante, preocupante, desesperante y entristece.  

¿Qué gestiones plantearon en este tiempo?

Desde el principio entendimos que el concepto de la pandemia respecto a la obra en construcción tenía un error conceptual. La paralización de la obra privada, como concepto de actividad única, estaba escrito en el decreto. Eso trajo un problema grande porque, en definitiva, evidenciaba que no entendían el oficio. Pensar que la construcción privada es todo lo mismo es desconocer el ámbito. Hay una diferencia sustancial entre las obras menores, es decir viviendas familiares, casas de 50, 80 metros y las multifamiliares, que son obras de 5000 metros. Hacer análogo el funcionamiento, el criterio epidemiológico y constructivo de una obra de 50 metros con otra 5 mil, es un error conceptual. En ese marco decidimos ayudar a las autoridades a entenderlo y redactar algo que permita trabajar. Junto al ministerio de Producción, de Augusto Costa y la industria, desarrollamos un proyecto de decreto que quedó muy bien definido. 

¿Qué estableció esa iniciativa?

Básicamente consideraba que se habilitaban en fase 3, las obras de más de 500 metros cuadrados en forma progresiva y segmentada, con una limitación en la cantidad de personal, densidad de tarea por rubro y área y especialmente sin transporte público del personal ni interjurisdiccional. Fue muy desarrollado, se trabajó muy bien, pero cuando llegó a la mesa de decisión política, de jefatura de Gabinete para arriba, se rechazó sistemáticamente en todos los cambios de etapa. Insistimos, porque la calidad del producto es buena. Los mismos funcionarios dijeron eso y volvimos al ministerio de Salud. También se estudió en epidemiología y en la última resolución de etapa volvió a ser rechazado sobre la mesa. Estamos decepcionados con la última decisión, económicamente en situación muy crítica y ya no podemos soportar más la sobrevivencia.

¿Cuáles fueron las razones del rechazo? 

No hay razones. Toda la etapa previa tiene razones técnicas que se discuten, se acuerdan se definen y se volcaron en el decreto. En la última etapa no dan más explicaciones, es un sistema casi blindado de comunicación y no se acepta ni avanza. Siempre la explicación hasta parece racional. Lo he conversado con Nicolás Kreplak puntualmente. Cuando te sentás a ver estadísticas, cantidad de respiradores, camas, gente, crecimiento de las curvas, hasta parecería razonable que eso ocurra. Pero terminaron abriendo las viviendas unifamiliares, imposibles de controlar y abrieron las obras públicas que en muchos casos hasta son más chicas y más cerradas que algunas de las nuestras. Quedó discriminada la actividad de viviendas multifamiliares que son llevadas adelante por PyMEs, no por cuentapropistas. Estamos enojados porque se puede tener la decisión de no abrir por la gravedad de la pandemia, pero al abrir situaciones análogas más graves, la lectura es distinta. 

¿Los socios de APYMECO reciben ATP?

Se trata de un mecanismo nacional que algunos han recibido. Pero tiene un condicionamiento de letra chica muy fuerte en función de la facturación. En un país donde tenés un 50% de ajuste de inflación anual, pero no se ajusta la variación de la facturación por el sistema, ya te quedaste con la mitad de las facturas afuera. Eso implica que no entraste a la ATP. Y así tenés una serie de condicionantes que cuando ves finito, la realidad hizo que lo reciba entre el 30 y el 40% de quienes lo pidieron. Además, alcanza al 50%. El otro 50% es reserva propia. Cuando pasan más de seis meses, ya ni siquiera es justificado, porque no alcanza para mantener lo anterior y más aún, teniendo en cuenta que venimos de años híper recesivos para la actividad. No hay disponibilidad para que el aguante sea infinito. La situación es muy crítica. 

¿A qué cantidad de empresas y trabajadores afecta esta situación? 

Te puedo hablar con certeza del Gran La Plata, después se podría proyectar. Solamente de obras multifamiliares, edificios de tres a diez niveles, hay 350 obras paralizadas. Eso implica la contratación directa de seis mil personas de empleos directos y unos 20 mil indirectos. O sea que de multifamiliares son alrededor de 26 mil personas. Y hasta la semana que acaba de terminar teníamos también paradas las unifamiliares, de menor demanda de mano de obra, pero mucha más cantidad de obras. Suman otras 20 mil personas. O sea que, en la región, estamos hablando de 50 mil trabajadores aproximadamente.

Recuerdo que el año pasado había preocupación en APYMECO por la demora de pagos del Estado. ¿Cómo está ese tema? 

Esa fue otra gran pelea. A partir de agosto del año pasado, luego de las PASO, se cortó el pago de las obras públicas. Con dilaciones, excusas y explicaciones, se fue estirando hasta el cambio de gobierno. Llegamos a febrero con hasta 8 meses de atraso. Hicimos ingentes gestiones y después de un tiempo, encontramos buena recepción en la Tesorería provincial en la búsqueda de mecanismos. Empezaron a aparecer sistemas de descuentos, sistemas de pago y ahora la Provincia tomó una aceptación de deuda, con lo cual podría pagar con bonos deudas anteriores. Ante esta situación que es de catástrofe extrema, es aceptable, por lo menos para salir del pozo, cuando no tenías ingreso genuino, posibilidad de crédito, se habían cerrado los caminos. Aunque sea con bonos, aceptar la pérdida, permite seguir subsistiendo. Hace unos 20 días se aprobó un endeudamiento y se va a empezar a materializar el pago con ese bono. Vamos a ver el aforo que tiene en el valor de cambio del Banco Provincia.

¿Cuáles son los próximos pasos que darán?

Seguiremos insistiendo con la razonabilidad de la propuesta, porque necesitamos reiniciar la actividad. No hay ninguna otra solución que no sea trabajando. Si no recibimos la aceptación definitiva del Ejecutivo, ya estamos trabajando con el Legislativo, siempre dentro de los marcos de las instituciones de la Constitución, buscando apoyo. Buscamos la declaración de emergencia de la actividad, lo que nos permitirá posicionarnos un poco mejor en cuanto a préstamos y al pago de impuestos en forma inmediata. Y propiciar una apertura razonable, porque nos vamos a quedar sin PyMEs constructoras. Simultáneamente, en el Poder Judicial presentamos un amparo ante esta decisión discrecional. Pero no sabemos si va a prosperar. No nos dedicamos a litigar con esto, queremos que entiendan la lógica y habiliten, esa es la emergencia.

Noticias Relacionadas

Ver Más Noticias Relacionadas

Continúa el conflicto entre AGP y Asociación Argentina de Pesca

La Asociación Civil sin fines de lucro sostiene que la AGP los quiere desalojar de su histórico predio.

Hace 2 días
Por

“Argentina es un socio muy importante para Japón”

Lo afirmó en La Plata, uno de los asesores especiales de la Agencia de Cooperación Internacional de ese país.

Hace 2 días
Por

Vuelve el “dólar soja” para auxiliar las reservas del Central

Desde el próximo lunes 28 de noviembre y hasta el 31 de diciembre el gobierno pagará 230 pesos a los exportadores.

Hace 2 días
Por

La actividad económica creció 2,4% interanual en octubre

Respecto de septiembre la suba fue de 0,2%. Para el cierre del año y los primeros meses de 2023 no se advierten señales que permitan anticipar una salida del estancamiento.

Hace 2 días
Por

Anuncian alivio fiscal para las exportaciones del sector automotriz

El ministro de Economía dijo que en 2023 todo el incremental de exportaciones del sector automotriz y autopartista no va a pagar retenciones.

Hace 3 días
Por

El Gobierno quiere implementar la SUBE como único medio de pago en el transporte fluvial

Los ministros de Transporte de Nación y de la Provincia de Buenos Aires avanzaron en la conformación de una mesa de trabajo conjunta con el fin de que la tarjeta SUBE comience a ser usada en las lanchas colectivas que transportan pasajeros.

Hace 3 días
Por