Buenos Aires

18°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 99.75

Venta

$ 105.75

Euro

Compra

$ 113.43

Venta

$ 113.91

Real

Compra

$ 17.99

Venta

$ 18.02

Información de Provista por

Evidencias de un divorcio a días de las elecciones

Por

Lunes 8 de Noviembre, 2021

En menos de una semana la ciudadanía argentina volverá al cuarto oscuro y horas más tarde se conocerán los resultados de una elección legislativa que despertó tan pocas expectativas como entusiasmo.

Los candidatos a los cargos nacionales, provinciales y municipales, articulan sus últimos movimientos atravesados por la encrucijada que impone cuidar cada una de las palabras que pronuncian y los gestos que más les conviene expresar para no perder el caudal propio e intentar ganar algunos votos más, de una sociedad gobernada por la desesperanza.

A pesar de tanto cálculo, algunas cuestiones formales e inocultables, traslucen peligrosas intenciones, más cercanas a la negación de la democracia, a la búsqueda del triunfo a cualquier precio y al uso de la política sólo para resolver cuestiones particulares, que a atender los problemas de la sociedad.

Entre ellas, el reparto de boletas falsas de los adversarios, el monopolio de los espacios públicos para hacer propaganda y los discursos reducidos a descalificar a los competidores. Todas prácticas repudiables y reñidas con los elementales principios sobre los que debe asentarse el sistema republicano.

Aunque lo más preocupante es el interés inocultable de aquellos dirigentes que buscan imponer los números para blindar sus problemas personales o imponer caprichosamente sus ideas. Ya hemos visto Congresos poblados por levanta manos que evitan todo tipo de debates y convierten al parlamento en la escribanía del poder Ejecutivo. Los resultados no fueron buenos.

Estas actitudes profundizan la grieta que separa a la mayor parte de la ciudadanía de la actividad política. En la última semana fuimos testigos de hechos que alejan de toda discusión este divorcio, trágico porque hay millones de personas que son víctimas de las decisiones alejadas de sus necesidades.

Uno de ellos fue la comitiva que acompañó al Presidente Fernández a las cumbres de Roma y Glasgow. Fueron más 100 personas, un número por demás vergonzoso, para la representación de un país endeudado que en los últimos años ve crecer sin freno la desocupación, la indigencia, la pobreza infantil y el cierre de más de PyMEs, en el marco de una inflación de las más altas del mundo.

Estos gastos, explican por sí solos las razones del lamentable estado de las escuelas y hospitales públicos o de las limitaciones que enfrentan las fuerzas policiales, muchas veces sin recursos para reparar sus móviles o cargar combustible.

Mientras tanto, la provincia de Jujuy fue el epicentro de otro episodio desacertado, protagonizado por el gobernador Gerardo Morales y la presidenta del Pro, Patricia Bullrich, planteando candidaturas y fórmulas presidenciales para 2023.

¿El apuro de la prematura postulación del radical Morales será el primer ladrillo que planea imponer el Pro a las aspiraciones de llegar a la Casa Rosada que alienta Facundo Manes?

Otra muestra de que a los políticos poco les importante lo que espera de ellos la sociedad, se produjo en torno a la presencia del ex Presidente Mauricio Macri ante el Juzgado Federal de Dolores.

Luego de tantas críticas a la actual vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner por su negativa a responder preguntas de la justicia en las causas que debió enfrentar, el ex Presidente tomó la misma actitud, asistido por su abogado Pablo Lanusse.

Más allá del aval técnico que valida este comportamiento, buena parte de la sociedad esperaba de Macri una conducta que lo diferenciara de la ex Presidenta.

En este marco, transcurre la última semana de campaña, donde la “platita” trata de ocultar las fuertes disputas internas del oficialismo y desde la oposición, suenan voces portadoras de soluciones casi mágicas. Son apenas enunciados, ya que desde el rol legislativo son prácticamente nulas las posibilidades de cambiar la realidad.  

Sin dudas, existe una gran reserva moral y está en la mayoría de los habitantes, cansados de tantas burlas y mentiras, pero con voluntad de vivir mejor.

Esa mayoría, como siempre, el domingo se expresará en paz y libertad, consciente del valor del sufragio y de las instituciones.

Esos hombres y mujeres, que con su esfuerzo diario sostienen el andamiaje público, seguirán siendo quienes den el ejemplo de compromiso, tolerancia y respeto, condiciones innegociables para lograr la reconciliación entre los políticos y la sociedad.

Para ello la Justicia deberá respetar la igualdad de todos ante la ley y los otros poderes del Estado tendrán que demostrar en los hechos que están dispuestos a cumplir sus responsabilidades sin usos ni abusos de privilegios corruptos.