Buenos Aires

27°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 85.75

Venta

$ 91.75

Euro

Compra

$ 104.98

Venta

$ 105.44

Real

Compra

$ 15.80

Venta

$ 15.84

Provisto por

“Hay una gran oportunidad para sumarle valor a los productos argentinos que se exportan a India”

Jueves 7 de Enero, 2021

El decano del Cuerpo Consular de India, Sergio Lais-Suárez, analizó las posibilidades de negocios entre ambos países. Destacó los sectores con potencial para ingresar a un mercado de más de 1370 millones de personas, de las cuales aproximadamente 550 millones pertenecen a la clase media. 

En el marco de la segunda Jornada “La Plata, un Puerto en crecimiento”, que organizaron la Universidad Tecnológica Nacional La Plata y Ser Industria, el diplomático enumeró algunos “nichos” que las economías regionales argentinas podrían aprovechar. 

“El mercado de India es muy grande, muy interesante, está creciendo a razón de 15 millones de habitantes por año. Cada tres años, nace dentro una nueva Argentina, 45 millones de habitantes, que hay que alimentar, vestir, educar y esto genera una gran y abundante cantidad de negocios de ida y vuelta”, explicó Lais-Suárez que además es profesor titular de la Cátedra Especial de Estudios Indo Orientales en la Universidad Abierta Interamericana (UAI).  

Actualmente, el intercambio comercial entre ambos países ronda los 3100 millones de dólares al año, de los cuales India compra por 2500 millones y Argentina 600 millones anuales. Las exportaciones argentinas, de cada 10 dólares, 9 son alimentos. Básicamente aceite de soja crudo desgomado a granel, otros nutrientes como el trigo. Ante este contexto, Lais-Suárez destacó que “hay una gran oportunidad para sumarle valor a los productos que Argentina exporta a India”.

Entre las posibilidades de negocios identificados, el experto señaló que “India necesita gran cantidad de alimentos. Si no agrega tecnología, no podrá alimentar a toda su Nación. Por eso hay un gran nicho de mercado en la transferencia de tecnología de siembra directa y esto va acompañado a otro nicho que es el de la agricultura de precisión, que permite mejorar significativamente los rindes para que todas las personas puedan aumentar su producción”. 

Otro segmento es el de los silobolsas. Según estudios, en India se estarían perdiendo alrededor de un 20 a 25% de granos y cereales por no contar con estructura de acopio. “Tenemos que entender que, en India, la mayoría de los agricultores son minifundistas, tienen una o dos hectáreas. Para ellos es muy difícil tener un silo estructural que sale alrededor de 50 mil dólares, pero si pueden tener silobolsas, que cuestan alrededor de los 400 o 500 dólares”, expuso y agregó que “hemos hecho hace pocos años atrás una experiencia llevando silobolsa a la ciudad de Bhopal. El gobierno local se encargó de ponerlos y desplegarlos en un predio de unas 10 hectáreas y los alquilaba a los agricultores en un dólar por mes por tonelada. Esto permitió mantener un acopio muy barato, mantener los precios, de tal forma que las personas no tenían que vender sus productos y podían mantener lo que habían producido con altos valores”.

Dentro de los negocios posibles se encuentra la tecnología de la hidroponía. “Argentina tiene un gran expertise en la hidroponía, que permite producir forrajes para animales, en regiones inhóspitas o desérticas o los pies del Himalaya. En un contenedor de 40 pies, que tiene la temperatura controlada, se puede producir forrajes aproximadamente a un equivalente de 20 hectáreas de tierra, con la característica de que es comida fresca, orgánica, casi es un manjar para los animales. Hay algunas Universidades del interior de Argentina que están desarrollando esta tecnología”, remarcó. 

También hay oportunidades en la transferencia de tecnología para la industria láctea, donde Argentina cuenta con una escuela de Lechería en la ciudad de Villa María, Córdoba, la más importante de Latinoamérica que capacita a profesionales de distintas partes del mundo. En particular, desde India ha habido interés en la leche en polvo. 

El aceite de oliva es otro producto que refirió Lais-Suárez. Explicó que en India todavía no hay aceite de oliva de nuestro país, pero “algunas marcas españolas dicen en sus etiquetas tener 30% de aceite de oliva argentino. Se está triangulando, pero podrían venderlo directamente desde aquí”. 

El litio también puede tener su lugar en esa Nación asiática, para la producción de baterías para autos eléctricos. “Argentina tiene una medialuna que viene desde Bolivia pasa por Catamarca, Jujuy y Salta, luego entra a Chile. Allí hay un mercado muy importante para la industria automotriz eléctrica”. 

A su vez, hay espacio para proyectos en conjunto para el desarrollo de nuevas tecnologías. India es el primer exportador del mundo en industria del conocimiento.  Anualmente exporta en software y colaterales alrededor de 150 mil millones de dólares. Lais-Suárez da como razón de esto a “la gran cantidad de expertos tecnológicos que tiene. El 35% de los ingenieros informáticos de Silicon Valley son de la India. También los son el presidente de Microsoft, Satya Nadella y 32% de los profesionales”.

Pese a la abrumadora cantidad de posibles consumidores que hay en la India, el Cónsul se encargó de aclarar que las PyMEs que no producen en exponenciales cantidades, igualmente pueden ingresar al mercado indio. Por ejemplo, delicatessen como aceitunas rellenas, aceites de oliva saborizados o algunas variedades de quesos, pueden ser de alta repercusión allí. “Argentina está produciendo quesos que tienen fitoesteroles que bajan el colesterol, es casi un medicamento”. Asimismo, aconsejó tener en cuenta las certificaciones y recomendó que sean como orgánico o Halal, porque en ese país hay 170 millones de musulmanes y de ahí se abre un mercado de 1500 millones como es el de los países árabes y partes de China”. 

En cuanto a las inversiones del país del sur de Asia en la Argentina, Lais-Suárez detalló que “hay alrededor de 20 empresas que le están dando trabajo a miles de argentinos, son industrias tecnológicas, productoras de fertilizantes, medicamentos oncológicos. Acindar la ya es de capitales de la India, la controla el grupo de aceros más grande del mundo, ArcelorMittal”.