Buenos Aires

23°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 88.50

Venta

$ 94.50

Euro

Compra

$ 108.10

Venta

$ 108.57

Real

Compra

$ 16.04

Venta

$ 16.04

Provisto por

“La inflación se origina en la tasa de interés que paga el Banco Central”, afirmó César Crocitta

Martes 19 de Enero, 2021

El economista e integrante del Consejo Productivo Nacional y del Grupo Bolívar, César Crocitta, formuló fuertes críticas a las políticas monetarias del Gobierno de Alberto Fernández. Principalmente apuntó al ministro de Economía, Martín Guzmán y al Banco Central, a cargo de Miguel Pesce, al que responsabilizó por los vaivenes del rumbo económico. En ese sentido, señaló que la entidad monetaria es responsable de los números de inflación. 

En diálogo con Ser Industria Radio, Crocitta, también llamó a que el Estado nacionalice los depósitos bancarios. Aseguró que la emisión no es causante de inflación, sino que este fenómeno se debe a las altas tasas de interés que paga el Banco Central.

El 2020 cerró con una inflación del 36,1%. Algunos sectores han celebrado este número, pero ¿no es más bien para preocuparse?

Las causas de la inflación en la Argentina se originan en la tasa de interés que paga el Banco Central. Hoy en el planeta la tasa de interés es cero y la inflación es cero, a pesar de que el mundo está emitiendo miles de millones de dólares para hacer frente a la pandemia. En 2020 la tasa de interés que pagó el Banco Centrales por las Lebac y las Leliq fue de 38% y ese fue el nivel que a fin de año tuvo la inflación. La historia de la humanidad ha demostrado que siempre el nivel de precios acompañó al nivel de la tasa de interés, que es un mecanismo por el cual se remunera a los sectores que tienen capacidad de ahorro en la sociedad. La renta básica universal se la paga el Estado a los sectores que tienen capacidad de ahorro. No sólo lo paga el Estado, sino que nos obliga a hacerlo a todos los particulares cuando pagamos tasa de crédito, por las tarjetas de crédito o vamos a pedir un préstamo. Entonces el responsable es el Banco Central. 

¿Las tasas altas siempre son para frenar al dólar?

Economistas kirchneristas dicen que tienen miedo que la gente se vaya al dólar para protegerse de la inflación, pero tenemos que generar instrumentos monetarios que le permitan al ciudadano común guardar sus ahorros sin que se les desvalorice. La fiebre de los argentinos por el dólar está originada en que no tenemos mecanismos de ahorro sencillos y fáciles para poder guardar con reserva de valor nuestro dinero. Esto está demostrado porque en el último año el ministro Guzmán ha lanzado numerosos bonos actualizables por el dólar link y ha sido altamente demandado por los bancos como mecanismo de reserva de valor. Ese mecanismo es exclusivo para los bancos y el sistema financiero. El Central debe crear cuentas de caja de ahorro común actualizable por dólar link, sería una medida transitoria a los efectos de que la gente pueda ahorrar dentro del sistema bancario y tengan sus ahorros protegidos y a su vez el Estado poder otorgar préstamos a las industrias o los particulares a tasa cero a los efectos de activar la producción.

Además, ya no nos manejan el tipo de cambio. El dólar oficial lo maneja el Estado, esto es la primera vez que pasa. El cepo lo que hace es evitar la fuga de capitales. Este año el programa del Gobierno fue atacado vía compras en el dólar marginal pero no se movió el tipo de cambio. Trataron de sacar reservas utilizando otro mecanismo, compras anticipadas, excesivas, tuvimos un Banco Central laxo en permitir girar utilidades, devolución de préstamos anticipados. Una economía como la Argentina, que tiene un superávit en la balanza comercial de más de 18 mil millones de dólares no puede tener problemas sobre el tipo de cambio si controla la salida de divisas.

El Banco Central recientemente adoptó una medida para que las automotrices que quieran comprar un Mercedes Benz o un Audi lo paguen y el Banco Central les va a dar el dinero oficial de aquí a un año, cuando debería ser que lo pongan ellos de sus propios ahorros que tienen en el exterior y no usar los dólares del Banco Central que se deben utilizar para importaciones de bienes imprescindibles.

¿Ustedes que están cerca de los funcionarios dialogan de esto?

Desde el día uno de Gobierno lo venimos planteando. El Central es el responsable, vía mecanismo de la tasa de interés, de la inflación. Hoy hablamos mucho sobre los efectos de la inflación y no sobre las causas. Tratamos de ver qué mecanismos vamos a utilizar para paliar, pero la emisión monetaria que utiliza el Banco Central para pagar intereses es responsable de todos los vaivenes de la economía. Durante el kirchnerismo. también hubo fuga de capital. Entre el 2007 y el 2011, se fueron 60 mil millones de dólares porque había libertad para comprar dólares. 

Y luego llegó el cepo…

Recién cuando entraron a faltar los dólares se puso un cepo blando que era de 2000 dólares. El macrismo dejó un cepo de 200 dólares, que permitió al actual Gobierno manejar la política monetaria. Pero hay que dimensionar lo que representa la tasa de interés. Hace 40 años, hasta 1979, el dinero circulante era equivalente a la generación de riqueza, como el dinero circulante estaba respaldado por el oro o por divisas en el Banco Central, no se podía emitir libremente, para ello había que crear riqueza. En 1979 viene la financiarización en la economía y se permite emitir libremente. En 40 años pasamos a que el dinero equivalente a riqueza sea el 1%. Todo lo demás son numerales creados por el sistema bancario. En Argentina, durante el 2020 el Banco Central creó numerales para pagar intereses a los bancos, sólo por pases y Leliq. Fueron más de 10 mil millones de dólares que no fueron utilizados para crear ninguna riqueza. A eso le tenemos que sumar los 5 mil millones que se pagaron de intereses vía bonos que crea habitualmente el Central para retirar dinero. Y las Lebac se originan cuando la soja valía 600 dólares la tonelada. El exportador vendía sus divisas al Banco Central que le tiene que dar pesos, pero si no hay superávit fiscal, emite y como no había un mecanismo de ahorro de reserva de valor genuina, el Estado tenía que esterilizar ese dinero y nacieron las Lebac. Esto produjo que la gran ventaja que tenía el país por la creación de riqueza por las grandes exportaciones de soja, se transfirieron al sector financiero vía tasa de interés. Se transfirió la riqueza que generó la actividad agropecuaria al sector financiero. 

¿Qué políticas deberían aplicarse?

Debemos volver al esquema original del peronismo, que es nacionalizar los depósitos bancarios, que el Estado deje de pagar intereses, que se creen cuentas de ahorros actualizables con el valor del dólar oficial. Cuando no se estén pagando intereses va a desaparecer la inflación. Esto es igual al 2002. La pandemia nos puso en una situación de gran desocupación, con fábricas paradas. Cuando llega Néstor Kirchner al gobierno se acerca Lavagna acompañado por Duhalde, a plantearle que había que exportar más para salir adelante y Kirchner le dice “no señores, hay que reactivar el mercado interno, aumentar los salarios, sustituir importaciones y a partir de ahí vamos a crecer”. Ese fue el mecanismo y ese fue el gobierno kirchnerista, no estuvo el énfasis en las exportaciones. 

El estado imprimió mucho, pero la mayoría de las familias, autónomos y monotributistas están ahogados financieramente…

Eso hay que solucionarlo. Por eso digo que el Estado debe nacionalizar los depósitos, hacerse cargo de las deudas privadas, de todas las tarjetas de crédito y terminar con esta situación, en la que toda la población está endeudada. El Estado le da al comerciante un préstamo que lo endeuda cuando no existe actividad económica. Los impuestos son un mecanismo de redistribución del ingreso. En una pandemia como ésta, se debe utilizar la emisión monetaria como mecanismo para hacer frente a la actividad productiva y ayudarla y no endeudarla con el sistema bancario.

En países que han tenido desarrollos autónomos como Japón, Australia y Canadá está prohibido al Estado endeudarse con el sistema bancario. Se endeuda únicamente con el Banco Central, no se pagan intereses para financiar la actividad productiva. Ese es el camino que Argentina tiene que seguir, imitar a los países que tienen un desarrollo autónomo parecidos al nuestro como Canadá y Nueva Zelanda. Hoy somos una colonia, tenemos que recuperar la soberanía en todos los aspectos para poder salir adelante.

El presupuesto de este año proyecta un 29% de inflación. ¿Hay alguna posibilidad de alcanzar esa meta?

Eso va a depender de Guzmán. Si pone la tasa de interés en cero, la meta de inflación va a ser cero. Si va a seguir pagando 38% de tasa de interés, la inflación va a acompañar. El mundo está pagando tasas de intereses negativas. El plan de Guzmán de bajar cinco puntos por año equivale a endeudar a toda la industria. No vamos a salir adelante con este mecanismo perverso. Bolivia estaba peor que nosotros en cuanto al uso del dólar y la inflación. Cuando llegó Evo Morales lo primero que hizo fue nacionalizar los depósitos y puso al sistema bancario al servicio del país. Dejó de ser colonia, recuperó la autonomía monetaria, que es el eje central para poder sacar el país rápidamente adelante.