Buenos Aires

14°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 97.50

Venta

$ 103.50

Euro

Compra

$ 115.01

Venta

$ 115.49

Real

Compra

$ 18.55

Venta

$ 18.60

Información de Provista por

Las energías renovables crecieron 64% en 2020 y ya aportan el 10% de la matriz nacional

Jueves 18 de Febrero, 2021

Las energías renovables van ganando importancia en todo el mundo y en 2020 en Argentina tuvieron un crecimiento del 64%, desplazando en importancia de generación a la energía nuclear.

Para profundizar sobre este presente y trazar una perspectiva para el año en curso, Ser Industria Radio convocó a Juan Manuel Alfonsín, Director Ejecutivo de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), quien se refirió al crecimiento de los parques solares y eólicos. También habló sobre el desarrollo del Hidrógeno Verde y el acceso hogareño e industrial a las energías limpias.

¿Qué significa este crecimiento y cómo se ha logrado?

Todo surge con una famosa ley de un ex Senador Nacional por Chubut, Marcelo Guinle, que es la historia más moderna del crecimiento de las energías renovables, la Ley 26.190 que después se convirtió a la 27.191, que fijó todos los objetivos, los incentivos y la promoción de las energías renovables en Argentina.

Pasamos de un 1% de energías renovables, a una potencia instalada de 10% de la matriz energética total. Eso representa aproximadamente 4.300 megavatios de origen renovables con una matriz total de un poquito más de 41.000 megavatios. En este momento preciso que estamos conversando la generación de energía renovable está cubriendo casi el 10% de la demanda nacional. Es un gran avance, estamos trabajando para que se puedan cumplir los objetivos de la Ley, sobre todo de los objetivos del país de tener una matriz diversificada renovable y sostenible en el tiempo y poder duplicar esta tasa, que pase del 10 al 20%. Eso requiere más proyectos, más inversión, destrabar todo lo que está en proceso de construcción, poder seguir avanzando y creciendo en un área tan estratégica. 

¿Hay muchos proyectos en marcha o estamos como en una meseta?

En este momento se están inaugurando algunos parques. Recientemente el Chubut Norte 4, son 82 megas en esa Provincia. Hay proyectos en construcción, pero también tenemos que reconocer que hay unos 2.000 megavatios que están con distintos tipos de dificultades. Algunos que no comenzaron, otros que se quedaron a mitad de camino, algunos que se inauguraron y tuvieron distintos tipos de inconveniente por el Covid, dificultades para importar o porque algún municipio intentó poner, o puso, un impuesto o una tasa municipal a un parque de origen nacional. Pero Argentina siempre que tuvo dificultades salió adelante así que estamos trabajando desde CADER para seguir impulsando y desarrollando las energías en todo el país.

¿Hay desarrollos en todo el país?

Nuestra Cámara es muy Federal, tenemos presencia en todas las energías renovables, en los grandes y pequeños parques eólicos, en grandes parques solares fotovoltaicos y energía distribuida, en minihidráulica, en bioenergía en todas las tecnologías, secas, húmeda y gaseosas; tenemos comités transversales de Industria Nacional, Comercio Exterior, Desarrollo de Redes, Impuestos…En general tenemos toda la cadena de valor completa, estamos apoyando y colaborando con todos, a nivel nacional, provincial, para poder seguir pujando y desarrollando las energías.

El año pasado organizamos una mesa federal por el desarrollo sustentable de las energías renovables y hemos ido vía sur, por todo el país, con todos los directores provinciales de energía, gobernadores, etcétera. Incluso participó la provincia de Buenos Aires, con un gran impacto y una gran repercusión. Todas las provincias están muy interesadas por varios motivos, por lo que todos estamos convencidos que queremos un país más sustentable y más ecológico, más amigable con el medio ambiente porque en el interior se generan muchos puestos de trabajo y desarrollo de industria nacional y eso es fundamental.

Desde la Cámara somos pequeños ministros de Trabajo generando oportunidades, impulsando, porque está demostrado que se genera empleo, reemplazamos energías más caras, alivianamos el tema de los subsidios… las externalidades son interminables.

¿Los insumos, tanto para lo que es la energía solar como la eólica, se pueden producir en la Argentina?

Tenemos entre nuestros asociados, que son más de 100, proyectos que ya están funcionando y proyectos que se están construyendo. Podemos demostrar fehacientemente que estamos en más de un 60% y creciendo el componente nacional en la industria y en los parques solares fotovoltaicos. Pensemos en los paneles solares. No se puede combatir contra el oriente chino, pero han bajado tanto de precios que se redujo la incidencia en el costo del parque, con lo cual, en Argentina se ha desarrollado industria metalmecánica, hormigón, mano de obra, ingenieros, transferencia de tecnología y esto hace que hoy tengamos más del 60% del componente nacional en un parque solar fotovoltaico. Un poco más difícil, pero también creciendo, ocurre en un parque eólico porque, sabemos que las grandes empresas fabricantes de aerogeneradores de turbinas están muy especializadas y requiere mucha inversión e ingeniería. Pero, en el último parque que se hizo y que se inauguró recientemente en Chubut, todas las torres fueron de hormigón y fueron fabricadas en la ex fábrica de Cerámica San Lorenzo en Puerto Madryn, con 400 personas trabajando en tres turnos. Realmente, se trabajó con cemento H-70, tecnología punta a nivel mundial, con muchísimos técnicos y mano de obra argentina.

Hablabas de hacer crecer al sector y la Ley 27.191 establece que para el 2025 un 20% de energía renovable esté en la matriz eléctrica.  ¿Se puede cumplir?

Se puede cumplir si somos capaces como país y todos colaboramos para que los 2.000 megas que están en proceso de construcción o, a punto de seguir continuando su construcción, se pongan en marcha. No es un solo vector el que tiene que empujar, hay que lograr que todas las provincias adhieran a la Ley 27.424 de energía distribuida, eso solo no alcanza, pero ayuda. Hay que alentar mucho las bioenergías en todo el interior, porque eso también es muy importante y creo que hay que seguir buscando, echándole imaginación al tema y estudiándolo. Tenemos muy buenos técnicos en la Argentina y en la Cámara, en especial, para seguir buscando alternativas que continúen con programas o con proyectos para que se puedan seguir desarrollándose. El contexto macroeconómico no ayuda, pero hay muchas alternativas que se pueden implementar para poder seguir alentando a esta energía y cumplir, no sólo la Ley sino todos los acuerdos que la Argentina ha firmado, el del 2030 por el desarrollo sustentable, el pacto del acuerdo de París, el de biodiversidad…Estamos en una situación de compromiso de energías renovables que llegaron para quedarse, esto no es moda, esto no es fanatismo, es cuidar el medio ambiente.

Tenemos un Comité de Finanzas Sostenibles, por ejemplo, en CADER y en un Zoom reciente estábamos dando información que es muy preocupante: por cada peso argentino que invertimos en energías renovables, invertimos 20 en destruirlo; entonces, tenemos que revertir esta situación si queremos seguir viviendo en esta casa sustentable, renovable como dicen la famosa encíclica del Papa Francisco y todos los pensadores del mundo, todos los acuerdos por los pactos del cambio climático y el acuerdo de París. Ya no es tema de discusión, este es el camino. 

El crecimiento de las energías renovables en Argentina ya supera a la generación de la energía nuclear. ¿Se esperaba este crecimiento?

No es sorpresa en cuanto, a raíz de la Ley 27.191 vino mucha gente a desarrollar proyectos, invertir… hubo de todo, pero el saldo fue positivo y un dato que es muy útil para la provincia de Buenos Aires, es que tiene casi la misma cantidad de megavatios instalados de parques de energía eólica que toda la Patagonia. Solamente la Patagonia tiene 22 megavatios más al día de hoy. Entonces creo que esto es muy importante destacarlo porque Buenos Aires es una gran protagonista y todavía le falta crecer muchísimo en energía distribuida, en bioenergía, en solar fotovoltaico y en más parques que es uno de los temas que a nosotros también nos preocupa mucho. Lo estamos hablando con las autoridades. Estamos tratando la ampliación del sistema de transporte en alta tensión de 500 kilovolt 132 kilovolt para poder seguir expandiendo y tener más redes para poder evacuar toda la energía renovable. 

¿Se está trabajando un nuevo proyecto de Ley de Hidrógeno Verde? 

Tenemos muchísimas experiencias piloto en el tema de hidrógeno verde, en Pico Truncado, en Comodoro Rivadavia, ha venido gente del exterior a participar, se ha formado y capacitado gente en el Instituto Balseiro, en distintos organismos nacionales. Pero otros ya arrancaron y nos están sacando ventaja. Estamos apoyando, trabajando y colaborando en la nueva Ley de Hidrógeno, que esperemos que sea Verde.

El miércoles 17 de marzo a las 11 y los invito a todos, vamos a hacer un Webinar con las principales autoridades intelectuales respecto de hidrógeno en Argentina, en la región y probablemente tengamos algún orador europeo.

Queremos empezar a dejar sentadas no solamente las bases para una nueva Ley, sino alentar a que se empiecen a hacer e invertir proyectos más audaces y más atrevidos en el desarrollo del hidrógeno. Es un tema que podríamos hablar toda la mañana y todo el fin de semana, pero para que tengan una idea, yo sé que a veces a nosotros lo urgente nos tapa lo importante, pero Chile anunció que en el 2050 va a exportar más por la venta del hidrógeno que por la del cobre. Hay que ponerse metas, empezar a trabajar. Esto es para los próximos seis, ocho o diez años, pero el camino de las mil leguas empieza con el primer paso, hay que darlo, estamos en condiciones, tenemos un potencial igual o mejor que el que tienen Chile, Marruecos, Australia, EEUU, incluso China, así que sería fundamental que esto arrancará.

Más allá de estos mega emprendimientos que producen una gran cantidad de energía. ¿Es posible que se vaya también facilitando, desde el punto de vista del acceso económico, la posibilidad de generar energía solar en los hogares?

Sí, voy a poner un ejemplo. La Cámara está trabajando en una futura ley de biometano, otra de calefones solares, energía solar térmica. Las energías distribuidas deberían estar en todas las provincias adheridas y trabajando al respecto. Tenemos una red eléctrica muy grande, también de gasoductos, muchos clientes y gente viviendo en sistemas aislados. Un dato que me hace mucho ruido permanentemente es la familia rural agropecuaria argentina. Está compuesta por un millón de personas, es gente que a lo mejor tiene su rancho de adobe o su casita humilde, su motocicleta, su bici o lo que sea, pero no tiene energía y sin energía en el siglo XXI, no sé qué explicación podemos dar de crecimiento, integración, desarrollo… Un país sin energía no crece. El 45% de la población todavía no tiene gas natural por red, podemos llegar con estas soluciones y no es difícil.

En todas las provincias hay bancos provinciales. ¿Por qué no dar créditos blandos para que las PyMEs empiecen a desarrollar calefones térmicos? No tienen que estar necesariamente con conectores importados de China, hay mucha tecnología para desarrollar industria nacional. Cada provincia y cada región tiene un requerimiento distinto de cómo capturar y captar el sol, energía gratis y disponible desde que el hombre es hombre y está al alcance de la mano. Esto podría ser una gran solución para mucha gente, que no tiene acceso a la energía, no puede estudiar, no puede navegar por internet, no puede saber lo que está pasando, no puede crecer; no es tan difícil, hay que ponerle ganas, imaginación y mucha decisión.

¿Qué expectativas de crecimiento podemos tener este año?

Nosotros somos embajadores, impulsores y desarrolladores de todo lo que es la energía en el país, a lo ancho y a lo largo, vamos a viajar por todas las provincias e ir a todos los lugares donde realmente se puedan impulsar las energías renovables. Vamos a estar en provincia de Buenos Aires en breve, queremos que todos adhieran o generen algo similar a la ley 27.424 donde pueda acceder la gente, sobre todo a la más humilde, a tener su propia fuente de energía. Hay que hacer docencia, enseñar a todos, al funcionario, al banco, a las empresas distribuidoras, a las cooperativas eléctricas, a la gente, cómo hacer un uso eficiente de la energía. Tenemos los mejores técnicos en cada una de las tecnologías en todo el país y proyectos que están generando y se están construyendo, no es solamente un Excel sino que son tos de carne y hueso.