Buenos Aires

30°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 85.75

Venta

$ 91.75

Euro

Compra

$ 104.98

Venta

$ 105.44

Real

Compra

$ 15.80

Venta

$ 15.84

Provisto por

“Los bancos argentinos disponen el 80% del dinero para la actividad especulativa”

Lunes 6 de Abril, 2020

El economista e integrante del Consejo Productivo Nacional, César Crocitta, trazó un profundo análisis sobre la realidad nacional en medio de la crisis por la pandemia del coronavirus. “Es necesario cambiar la ley de entidades financieras”, afirmó.

La cuarentena decretada por la emergencia sanitaria, pega muy fuerte en la endeble economía argentina, con altas tasas de pobreza, desocupación e inflación. Las Pymes que quedaron de pie, después de superar los durísimos obstáculos que les presentó la gestión de Mauricio Macri, en su gran mayoría están inactivas a causa del flagelo mundial.

Para analizar esta realidad, Ser Industria Radio entrevistó a César Crocitta, integrante del Consejo Productivo Nacional y empresario del calzado. El economista dejó claras posturas sobre el rol del estado ante la crisis, la disputa entre los bancos y las Pymes, la inflación, la actitud del sindicato bancario y la oportunidad económica para Argentina.

Ser Industria: En las últimas horas se ha planteado un debate entre el fuerte cuidado de la salud y las consecuencias económicas que genera. ¿Cuál es su visión?

César Crocitta: Creo que hay dos caminos paralelos. Como dice el Presidente Alberto Fernández hay que priorizar la salud, pero debemos prepararnos para la salida de esta crisis, que también es una oportunidad. El mundo sabe que la salida pasa por inyectar dinero a la economía y es una oportunidad porque ha desmitificado las mentiras del neoliberalismo, insistente en la necesidad de tener equilibrio fiscal. Argentina debe lanzar un plan inmediato apenas terminada la pandemia, para pasar del asistencialismo a la creación de trabajo para todos. Para eso necesitamos movilizar todos los recursos productivos del país, tanto públicos como privados.

SI: ¿Cómo puede lograrse ese cambio cultural en esta cruda etapa?

CC: Es necesario cambiar la ley de entidades financieras, poner el sistema financiero al servicio de la actividad productiva y el país. El estado debe dejar de tomar préstamos con el sector privado y financiarse en sus niveles nacional, provinciales y municipales, directamente con el Banco Central, sin pagar intereses. Es inconcebible que todavía sigamos renovando las Leliq, pagando el 38%. Es una inmoralidad en un mundo donde los gobiernos están dando dinero a tas 0 sin intereses. El estado debe dejar de pagar intereses. Los bancos deben prestar dinero a quienes hagan actividades productivas y terminar con todas las actividades especulativas. Ese es el principal camino y así vamos a arrancar rápidamente.

SI: En esta coyuntura un DNU para financiar salarios de las Pymes, fue ignorado por la banca privada. ¿Se advierte esto en el Consejo Productivo?

CC: Los bancos argentinos disponen el 80% del dinero para la actividad especulativa. En el último informe mensual del Central se informa que sólo otorgan el 20% a las empresas, de ellas el 7% son préstamos para Pymes. El resto, a la especulación. Esto da un panorama de lo que son los bancos. Estamos en una economía de guerra. Y el objetivo principal debe ser dar los suministros a los soldados que están en batalla. La economía tiene que estar en función de ello. El dinero circula en una sola dirección. El estado se tiene que preocupar que a la población no le falten alimentos y debe proveerles el dinero necesario para poder comprarlos, pagar remedios y servicios.

SI: Para dar ese dinero debería emitir mucho…

CC: Si el estado pone el dinero, van a decir que tiene que emitir y crea masa monetaria. Pero si las Pymes pagamos intereses a los bancos, que nos prestan para pagar los sueldos, se crea dinero virtual financiero, electrónico y el efecto monetario es el mismo. De parte del estado o de los bancos, siempre se crea dinero. Entonces: ¿para qué poner en riesgo la paz social si canalizando el dinero por los bancos el efecto monetario es el mismo? El estado tiene que pagar todas las nóminas salariales a las Pymes que no han podido trabajar. Así, como hace el ministro Arroyo que le paga a toda la gente que no tiene trabajo. Es erróneo hacernos tomar crédito a las Pymes, al acecho de las mentes del liberalismo económico. Debilita a las empresas, hace que tengamos dificultades con los bancos y los bancos no nos va a dar nada, está acostumbrados a timbear con el dinero. Es algo que hay que cambiar de raíz.

SI: Se pide que los bancos presten a tasa 0. Eso parece tan difícil como pensar que las Pymes puedan devolver pagando el 24%, ninguna de esas alternativas parece posible. ¿Qué provocaría en la economía que el estado emita mucho más?

CC: No va a provocar nada. La teoría monetaria moderna indica que mientras el aparato productivo esté parado y haya desocupados, la emisión monetaria no es causa de inflación. En Argentina la inflación la producen los sectores monopólicos de la economía. Hoy el dólar está quieto, las tarifas no se mueven, están todas las variables congeladas y ellos aumentan los precios sin ningún fundamento. El estado no debe controlar las góndolas, sino a estos sectores monopólicos y evitar que cambien las listas de precios. Con el big data y todas las tecnologías de la información, actualmente es muy fácil controlar a las 15 empresas formadoras de precio, a través de la secretaría de Comercio y de Defensa de la Competencia. Terminemos con el cuento de que en Argentina la inflación la produce la emisión de dinero. Sabemos que la producen los sectores monopólicos de la economía que está acostumbrados a llevar su dinero afuera y suben los precios para tener ganancias extraordinarias. Acá debemos ponernos los pantalones largos y hacer frente a los monopolios para cambiar la historia de nuestro país.

SI: ¿También hay que fortalecer el rol del Banco Central?

CC: Claro. Si el Central tiene que estar preguntando a los bancos o al sindicato bancario que es lo que hay que hacer… ¿Por qué tuvimos tantos días los bancos cerrados? A nosotros nos obligaron a cubrir cheques… No existe en la historia que abran el clearing y estén cerradas las sucursales bancarias, cuando había que llevar dinero o sacar de la caja de seguridad para cubrir las cuentas.

SI: ¿Por qué cree que sucedió eso?

CC: Por la presión del sindicato bancario. ¿Qué diferencia hay entre un cajero de banco, supermercado, un chofer de colectivo o un empleado de farmacia? El Banco Central debió ponerse firme y haber abierto los bancos, porque no hay dudas que es un servicio esencial.

SI: Llama la atención que la posición sindical, favoreciendo a los banqueros…

CC: Están en el mismo barco. El Banco Central debe que estar al servicio del país. Si es necesario habrá que enfrentar al sindicato. ¿Cómo es posible una situación como la que vivieron el viernes los jubilados? Fue un error conceptual. Tuvieron las sucursales cerradas y sabían que irían a cobrar. En el Gran Buenos Aires hay 3 cajeros automáticos para 200 mil personas. ¿Cómo no se iban a formar 7 cuadras de cola? Saben que eso ocurre todos los meses. Fue un error del Banco Central que permitió que eso ocurra.

SI: ¿El Consejo Productivo Nacional está evaluando estos cambios tan profundos en medio de la crisis?

CC: Nosotros respetamos la cuarentena pero hablamos y nos reunimos virtualmente. Sabemos lo que hay que hacer, que el camino pasa por el estado se ponga del lado de las Pymes y las empresas de capital nacional. Para sacar el país adelante el estado tiene que dar créditos a tasa 0. Que no haya ninguna otra alternativa de inversión que no sea generando actividad económica. Hay que acabar con todo tipo de especulación, movilizar todos los recursos para poner en marcha la economía del país. Se acabó la historia de que “vamos a exportar”: el mundo está cerrado. Por largo tiempo el movimiento de mercaderías va a estar totalmente debilitado, el turismo va a dejar de existir por lo menos durante este año. Estamos ante un nuevo mundo financiero, va a haber una hecatombe a nivel mundial, esto recién empieza. Nosotros tenemos energía y alimentos.

SI: Hay una crisis internacional del precio del petróleo también…

CC: Cuando el petróleo valía 100 dólares las petroleras pedían que se respete el valor internacional. Ahora que vale 30 piden que el gobierno les dé un “dólar barril criollo”. Que se olviden. El petróleo, la refinación y la mano de obra son argentinas. Todos los gastos son en pesos. Fijemos un precio sostén aclarando cuánto cuesta exactamente sacar el petróleo del pozo y garanticemos el uso de tecnología nacional. Olvidémonos del dólar como valor de referencia. Tenemos que acostumbrarnos a manejarnos en pesos. También hay que retomar el control de las empresas de energía y peajes, desarmar los negociados del macrismo que incluyeron las tarifas, es una inmoralidad. Se ha permitido que se vayan divisas en cosas que son absolutamente innecesarias.

SI: Los autónomos y monotributistas, excepto los encuadrados en las categorías A y B, no ha recibido hasta el momento ninguna ayuda del estado. ¿Se tendrá en cuenta a esta franja de trabajadores?

CC: El estado en esta emergencia debe garantizar por lo menos los alimentos a todos los sectores que están afectados. Para eso debe usar la emisión monetaria como lo hacen todos los países. Estado Unidos va a inyectar a la economía el 20% de su PBI, una cifra que no podríamos ni leer. Le va a dar 1500 dólares a cada habitante. Va a repartir dinero para la economía no se pare. Tiene 10 millones de desocupados en una semana y esto recién empieza.

SI: Una contradicción hablando del país de economía más liberal…

CC: Exactamente. Es que nos han metido en la cabeza a los argentinos, a través de la clase dominante y los medios de comunicación, que la emisión monetaria genera inflación. Es una mentira del neoliberalismo. Japón emite todos los años el 10% de su PBI, porque a toda persona que quiera trabajar el estado le busca un lugar para que lo pueda hacer, también lo hace Australia. Además, todos los países se endeudan en la moneda que emiten. Argentina fue endeudada en dólares para poder fugar esa moneda. La misma cantidad que sumó el endeudamiento, 80.000 millones de dólares, es lo que se fugó. Reitero que le emisión monetaria no es causa de inflación. Se puede emitir todo el dinero necesario hasta que todos tengan trabajo y las fábricas estén operando. Hasta ese nivel no se produce inflación. Argentina está muy lejos de eso. Hay margen, porque le emisión acompaña la actividad económica.

SI: En medio del drama, usted deja un mensaje optimista…

CC: Los empresarios nacionales estamos dispuestos e insistimos en que el estado debe tomar el camino correcto, que es generar trabajo para todos. No hay nada más inmoral que una persona que no tenga trabajo. Tenemos que terminar con el asistencialismo, convertir metafóricamente, a Daniel Arroyo en un desocupado, porque nadie debería necesitar ayuda alimentaria. La guerra contra el coronavirus la vamos a ganar cuando todos los argentinos tengan trabajo.