Buenos Aires

29°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 58.00

Venta

$ 63.00

Euro

Compra

$ 65.27

Venta

$ 65.64

Real

Compra

$ 13.85

Venta

$ 13.85

Provisto por

“Necesitamos un pacto social y estamos trabajando en ello”, indicó Guillermo Siro

"Somos conscientes de que se vienen tiempos muy duros", dijo Guillermo Siro

Miércoles 6 de Noviembre, 2019

Guillermo Siro, presidente de la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA), se refirió a la situación socioeconómica argentina y la normalización del a CGE. Destacó la necesidad de lograr un pacto social y también habló del encuentro con el Presidente electo, Alberto Fernández.

Entrevistado por “Ser Industria Radio”, el activo empresario hizo un alto en su agenda para analizar la realidad de las Pymes, el panorama que deberá enfrentar la nueva gestión nacional a partir del 10 de diciembre y la necesidad de articular un diálogo entre los distintos sectores para afrontar el 2020.

Siro es uno de los impulsores de la normalización de la Confederación General Económica (CGE), constituida en 1952 por el empresario José Ber Gelbard, ministro de Economía de la tercera presidencia de Juan Domingo Perón.

La entidad agrupa cámaras regionales de empresas y se caracteriza por el impulso a la sustitución de importaciones, el fomento a la compra de productos nacionales, el desarrollo de industrias estratégicas y el crecimiento económico del país mediante un mercado interno pujante.

SI: ¿Cómo se logró la normalización de la CGE?

GS: Es bueno recordar que la CGE es un ícono de entidades empresarias que representaban al empresario nacional. Por un lado, estaba la UIA y por el otro CGE, además por un lado la Sociedad Rural Argentina y por otro la Federación Agraria Argentina, integrada a la CGE. En los últimos tiempos tuvo una muy mala gestión que llevó al pedido de quiebra de la Confederación. que básicamente no funcionaba y entró en un proceso de intervención judicial. Como entidad base y fundadores, desde la provincia de Buenos Aires, empezamos a promover una lista de unidad para recuperarla y el 24 de octubre se hizo una asamblea en el marco de la fiscalización y supervisión de la Inspección General de Justicia. Todas las entidades que son parte de la entidad y tienen sus papeles al día, nos pudimos presentar y llegar a un acuerdo.

SI: ¿Cómo quedó constituida?

GS: Se alcanzó un acuerdo entre las diferentes entidades nacionales a fin de promover la unidad en el desarrollo de las Pymes y con la participación de organizaciones que están nucleadas en CAME, la Confederación General Empresaria de la República Argentina, la Confederación General de Comercio y Servicios, de Industria y de Producción. La unidad designó como presidente a Roberto Marquínez, quien es vicepresidente primero de la CEPBA; el vicepresidente es Marcelo Fernández, presidente de la confederación general de comercio y servicios de la CGERA, el secretario es el presidente de la Federación Económica de Entre Ríos. Tenemos 23 provincias, representadas en la entidad, solamente falta Córdoba. Por eso la lista se llamó CGE Federal.

SI: ¿En ese marco federal, se pudo analizar si la crisis golpea por igual a todo el país?

GS:  Básicamente lo que ha quedado claro es que no hay derrame. Estos cuatro años han demostrado que a sectores primarios de producción o energéticos les ha ido muy bien, pero eso no ha derramado. Por ejemplo, las localidades que son íconos en la producción de trigo o soja, tienen 170 talleres metalúrgicos, que hace dos años están trabajando dos o tres días a la semana. Porque la apertura de la importación ha hecho que los implementos lleguen de afuera. Esto pone en riesgo la mesa de los argentinos. Estamos convencidos que hay modelos exitosos que tenemos que copiar. Por ejemplo, el del Parque Industrial de Tres Arroyos, al cual conocemos y hemos apoyado, ubicado en la capital del trigo bonaerense. Allí en 2002 había dos empresas que industrializaban no más del 9% de la producción local y tenían 300 empleados. A partir de políticas nacionales como las retenciones y la promoción de industrialización de la materia prima en origen, hoy tiene 54 empresas que exportan el 58% de la producción, dan trabajo a 3000 personas de la región en forma directa y ya no sólo utiliza la materia prima de Tres Arroyos sino de toda la región.

SI: ¿Puede replicarse este esquema?

GS: Estos son los modelos que tenemos que empezar a apoyar e implementar y fortalecer. Nosotros creemos que a la producción agropecuaria hay que defenderla, promoverla y también incentivar la industrialización en origen para que no haya más pueblos con éxodo a las ciudades porque no tienen actividad económica ni futuro sus jóvenes.

SI: El gobierno electo plantea un pacto social. ¿Ustedes están de acuerdo?

GS: Necesitamos el pacto social y estamos trabajando en ello. Varias entidades hablando con la CGT hace tiempo, sobre todo con los gremios industriales porque la problemática es la misma. Cuando una Pyme cierra, el trabajador se queda sin trabajo, pero un pyme sin empresa. Un municipio se queda sin aporte económico y el estado nacional deja de recaudar. La problemática es de todos. No solamente estamos de acuerdo con el Pacto Social, sino que vamos a participar de la convocatoria del gobierno para ser parte de la solución del problema y no observadores. Ha llegado el momento que tanto las Pymes, los gremios, como todos los argentinos tenemos que dejar el rol de analistas de la realidad y para ser protagonistas de la solución.

SI: ¿Cuál es la realidad de las Pyme?

GS: La realidad es muy dura. Nosotros como Pymes industriales y bonaerenses, de las más perjudicadas por esta política económica, somos conscientes de que se vienen tiempos muy duros pero que los países no se funden, siempre salen de las crisis. Tenemos que reactivar el mercado y la producción nacional, volver a poner las máquinas en marcha, recuperar puestos de trabajo, el poder adquisitivo de los trabajadores, no sólo con aumentos que tenemos que poder pagar, si no haciendo que ese dinero no vaya a aquellos que han hecho grandes fortunas durante estos cuatro años.

SI: ¿A qué sectores se refiere?

GS: Por ejemplo, a los servicios públicos. Cuando hace pocos días, vimos que la gobernadora autorizó un aumento del 25% de las tarifas, eso no solamente impacta en los costos de producción de aquellas industrias elecrointensivas, sino que reduce la capacidad de compra de los ciudadanos. Porque lo primero que todos hacen es pagar luz y gas, para evitar que las empresas corten el servicio. Después pagan los impuestos, incluso dejando para lo último las tasas locales y eso hace caer la recaudación de los municipios. Luego, los que pueden, ponen alimento en la mesa. Lamentablemente un porcentaje grande no puede hacerlo. A partir de ahí aquellos a los que les queda un resto, pueden comprar algo de aquello que genera sus salarios. No hay que olvidarse que además el mercado se vio provisto por productos importados. Es curioso que el ministerio de la Producción desde la gestión del ministro Cabrera, tiene una asesoría facilitadora de importaciones, pero no de exportaciones. El resultado de esto se ve en la calle, en la actividad económica y hace que prácticamente se haya perdido el 3% del empleo productivo en el último año.

SI: ¿De donde podría salir el dinero para que las Pymes les den aumento a los trabajadores?

GS: Básicamente hay dos grandes aspiradoras de la actividad económica. La más importante y grave es la tasa de interés. Hay una gran transferencia de recursos de rentabilidad y de patrimonio de las Pymes hacia el sector financiero. No hay actividad que pueda subsistir con una tasa del 100 o 120%. Porque cuando hablamos de una tasa de Leliq del 80% sabemos que anualizada es 100 o 105%. Lo primero que tenemos que hacer es recuperar nuestra capacidad de financiamiento y desarrollo de nueva actividad. Hoy las Pymes no pueden pagar ni siquiera el bono de 5000 pesos dispuesto por el ministerio de Producción y Trabajo. El otro tema es la restructuración impositiva. Las Pymes que incorporamos valor agregado no solamente tenemos la presión tributaria sino la duplicación. Muchas veces tenemos impuestos sobre impuestos y eso es lo que encarece la actividad, hace que no sea rentable y no nos permite pagar mejores salarios.

SI: A poco de ser electo Alberto Fernández, hubo un encuentro con ustedes. ¿Cómo fue esa reunión?

GS: Fue un grato encuentro. Estamos desarrollando una propuesta de promoción y calificación del empleo, junto a los gremios para promover la producción industrial, básicamente Pyme. Mientras almorzábamos en la calle México, apareció Alberto. No estaba previsto. Tuvimos un diálogo muy agradable, se interiorizó en lo que estábamos hablando y dijo una frase que me conmovió: “tenemos que trabajar para recuperar los sueños”. Me impactó, porque estamos trabajando de bomberos. Los Pymes, los argentinos hemos perdido la capacidad de soñar. Vimos un Presidente muy preocupado por la situación. Fue un encuentro muy bueno y coincidimos en la necesidad de avanzar en conjunto empleadores y empleados, para generar puestos de trabajo, recuperar la industria y las fábricas.

SI: ¿Hay optimismo en el sector?

GS: Estamos trabajando con muchas ganas. Tenemos diálogo con referentes de los equipos técnicos casi permanentemente. Le comentábamos a Alberto, que nuestra expectativa recibió con una bocanada de esperanza, pero sabemos que hay que atravesar un túnel, que vendrán momentos muy difíciles. En una primera etapa que hay que tener en cuenta vencimientos por 28.000 millones de dólares en los primeros cuatro meses de 2020, con reservas de 10.000 y esperando el último tramo del préstamo del FMI, el aparato productivo parado, la capacidad de compra reducida a su mínima expresión, las tarifas dolarizadas, las concesiones con los plazos ampliados…la situación es muy difícil. Creo igualmente que vamos a salir rápidamente de esto.