Buenos Aires

16°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 76.75

Venta

$ 82.75

Euro

Compra

$ 91.58

Venta

$ 92.01

Real

Compra

$ 13.86

Venta

$ 13.86

Provisto por

“No hay razón alguna para promover un alza cambiaria”

Jueves 22 de Agosto, 2019

Para el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, "el tipo de cambio actual está largamente por encima del valor de equilibrio y no hay razón alguna para promover un alza cambiaria". También confirmó que el acuerdo con el FMI sigue vigente. Además mantuvo reuniones con los referentes económicos de los espacios opositores.

El titular del Palacio de Hacienda explicó que “el tipo de cambio actual está largamente por encima del valor de equilibrio y no hay razón alguna para promover un alza cambiaria. Es el tipo de cambio real que equilibra nuestra relación con el mundo más alto de los últimos 12 años”.

Ante la incertidumbre generada por el período electoral, Lacunza sostuvo que “tenemos que ponernos de acuerdo en que el objetivo de primer orden es cuidar a los argentinos y brindar la estabilidad”.

El ministro afirmó que “la política para contribuir a lograr este objetivo va a ser cumplir con las pautas fiscales trazadas a principios de año”, y aseguró que “el Banco Central hará lo mismo con las pautas monetaria y la cambiaria”. “Lo primero que hay que hacer es dar ese valor de referencia para que haya transacciones de compraventa y contratos de ahorro e inversión”, agregó.

Asimismo, Lacunza ratificó que “el programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sigue vigente. “Ayer me encargué de mostrar los resultados fiscales; los de julio y agosto van a ser superavitarios, vamos a sobrecumplir la meta del tercer trimestre y también la pauta anual. El comunicado del FMI refleja esa conversación”, manifestó y confirmó que en los próximos días llegaría al país la visita del organismo.

En relación a las medidas que se tomaron para enfrentar los efectos del shock cambiario, Lacunza sostuvo que “no pueden ser de una jurisdicción en particular sino que es un acuerdo entre todos”. En este sentido, destacó que “todos tenemos que hacer el esfuerzo y las correcciones para que las medidas de alivio sean financiadas”. “En el caso del Estado Nacional la mayor recaudación va a garantizar las medidas que se tomaron”, agregó.

Al respecto manifestó que “lo único que ha pasado entre el viernes 9 de agosto y el lunes 12 cuando las finanzas se han complicado, fue el resultado de las PASO”. “El modelo económico actual era el mismo que el viernes y lo único que pasó en el medio fue el proceso electoral”, definió el ministro.

Acerca de las reuniones que mantuvo con los gobernadores de las provincias patagónicas y los representantes petroleros, el Ministro señaló que “vamos a encontrar diagonales para atender todos los argumentos siempre y cuando estén justificados y vamos a trabajar los próximos días para tomar soluciones, siempre con el prisma de que no podemos repartir lo que no tenemos”.

Reuniones con la oposición 

Al asumir su cargo, Lacunza convocó a los equipos económicos de los distintos espacios. Con el primero que se reunió fue con Marco Lavagna, de Consenso Federal.

“Dado que el mercado le presta tanta atención al futuro como al presente, además de lo que pueda hacer el gobierno que está a cargo, también importa lo que digan los candidatos y los referentes económicos para generar certidumbre hacia el futuro”, señaló el responsable del ministerio de Hacienda.

Guillermo Nielsen y Cecilia Todesca Bocco, del Frente de Todos, también se reunieron con Lacunza. Desde el espacio que lleva como candidato a presidente a Alberto Fernández, mostraron su preocupación por “el nivel decreciente de las reservas internacionales que desde el último desembolso del FMI se redujeron en más de US$ 9.000 millones y el impacto negativo de los sucesivos procesos devaluatorios sobre la inflación (en particular en el rubro de alimentos y otros bienes de primera necesidad), como así también de las medidas fiscales inconsultas con las Provincias y las referidas al sector petrolero. Es evidente la falta de un paquete de medidas con la magnitud y el direccionamiento necesario para recuperar el crecimiento de la economía”.

“El peso del endeudamiento con el sector privado generado por el gobierno (tanto de corto como de largo plazo) sumado al préstamo solicitado al FMI han puesto a la economía argentina en una situación de elevadísima vulnerabilidad. Los incentivos han estado en todo momento direccionados al incremento de las ganancias financieras de pocos en detrimento de la economía real, de la viabilidad de las empresas, del empleo y de las condiciones de vida de las y los argentinos”, manifestaron desde el Frente de Todos.