Buenos Aires

26°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 85.75

Venta

$ 91.75

Euro

Compra

$ 104.98

Venta

$ 105.44

Real

Compra

$ 15.80

Venta

$ 15.84

Provisto por

“Nuestro objetivo es entrar en el mercado norteamericano”

Viernes 27 de Noviembre, 2020

Mirco Bombieri, fundador y director general de la empresa de innovación digital Bombieri, contó que para el próximo año esperan desembarcar en Estados Unidos. Actualmente ya exportan sus servicios a España, Uruguay y Chile, entre otros países. 

En diálogo con Ser Industria Radio, el emprendedor entrerriano, que anunció inversiones por más de 30 millones de pesos y busca incorporar 30 empleados, contó sus inicios desarrollando app y páginas web y adelantó sus planes a futuro.

Bombieri se mostró optimista de cara al futuro. “Hay que organizarse porque en algún momento la economía se va a recuperar y debemos estar preparados”, indicó y señaló que con la pandemia hubo una aceleración por parte de las empresas a la hora de digitalizar sus actividades. 

¿Cómo arrancaste con tu empresa?

Nací en un pueblo muy chico que se llama Aldea San Antonio en la provincia de Entre Ríos, departamento de Gualeguaychú. A los 17 años me mudé a Concepción del Uruguay para estudiar ingeniería en sistemas. A lo largo de la carrera comencé a desarrollar páginas web o aplicaciones muy chiquitas para ganar algunos pesos y llegando casi al final de la carrera empecé a encontrarme cómodo con ese trabajo, con buscar clientes y decidí hacerlo formalmente. En noviembre de 2009 arranque esta travesía y justamente este mes estamos cumpliendo 11 años.

¿Cómo fueron todos estos años?

Como todo entendimiento tiene que pasar por un período de aprendizaje. Los principios fueron un poco duros, pero desde los últimos seis, siete años venimos creciendo de una manera bastante constante. Este año hicimos una revisión de nuestro propósito, de nuestros servicios, cambiamos toda la forma de ver la organización, Veníamos haciendo desarrollo de software como una única actividad y este año nos propusimos agregar más de valor al circuito y abrimos otros servicios como incubación de productos, diseño de usabilidad y diseño de interfaces gráficas. Nosotros lo llamamos Evolución de Soluciones, pero ahí está todo lo que tiene que ver con ciencia de datos y con inteligencia artificial para predecir comportamientos de usuarios. Con esos servicios, sin dejar de hacer desarrollo de software, buscamos hacer un circuito de innovación que le permita a la empresa que se asocie con nosotros subirse a un formato de aprendizaje y de innovación continua para su organización. 

¿Cómo están atravesando este contexto tan complicado?

Depende mucho de cada industria, pero es un momento donde hay que organizarse y prepararse porque en algún momento esto va a repuntar. La economía tiene que seguir funcionando, la gente tiene que seguir comiendo, las empresas tienen que seguir trabajando y hay que prepararse lo mejor posible. En nuestro caso la pandemia dio un empujón a favor y creo que fue el momento adecuado. Hicimos un montón de cambios durante este año pensando en cuando la situación mejore, estar preparados para afrontarlo y aprovecharlo al cien por cien.

¿Con la pandemia hubo mayor demanda para acceder a nuevas tecnologías?

Sí, totalmente. Lo que para algunas empresas hace un tiempo o previo a la cuarentena era algo que pensaban enfrentar en tres, cuatro o cinco años, ahora se convirtió en una necesidad urgente porque, sobre todo en el principio de la cuarentena, hizo que se replantearan un montón de cuestiones y que muchas empresas se den cuenta de que pueden funcionar con empleados remotos. A su vez, mucha gente empezó a optar por los canales digitales para comprar comunicarse y demás. Eso cambió totalmente las reglas de juego, adelantó el futuro y generó una gran demanda por parte de las empresas para poder digitalizarse.

España, Chile y Uruguay son algunos de los países a los que han exportado sus servicios…

Empezamos a exportar muy tímidamente allá por el 2013 y ahora estamos exportando más o menos un 30% de nuestros ingresos, principalmente a Chile, pero también a Uruguay y a España. Tenemos un objetivo bastante claro para final del año que viene y principio del 2022 que es ingresar en el mercado norteamericano.

Entre sus clientes figuran empresas muy importantes. ¿Cómo fue trascender Concepción del Uruguay y llegar a esos mercados?

Se fue haciendo de a poco. Lo importante es no tener miedo, sino tratar de organizar un plan. Nosotros para entrar en el mercado uruguayo buscamos clientes, investigamos qué problemas podrían tener y cómo se lo podíamos solucionar con nuestros servicios. Fue como tocar la puerta de cada uno, encontrar teléfonos, emails o redes sociales y mostrar lo que hacíamos. De esa manera fuimos generando los primeros clientes y proyectos. En España particularmente el proyecto que tenemos vigente ahora para el sector turismo. En Islas Canarias nació de un correo electrónico que se mandó en frío y después de idas y vueltas llegamos a un contrato. También hay algunas provincias argentinas que hacen misiones comerciales al exterior. El año pasado fuimos a Chile en junio y la embajada argentina respalda la presencia allá, te ayuda a generar reuniones con potenciales clientes y eso también permite acelerar un poco el proceso de exportación.

¿Cómo se orienta la inversión que van a realizar?

Justamente nosotros ahora somos 30 personas en el equipo y por la demanda que estamos proyectando creemos que vamos a tener que respaldar el crecimiento que se viene con más personal. Se propuso esta inversión de aproximadamente 30 millones de pesos que se va a ir haciendo paulatinamente desde ahora al inicio del año que viene. Tenemos mucha demanda de trabajo, proyectos que están apareciendo y vamos generando nuevo trabajo. Tenemos que ir respaldando ese trabajo también y al mismo tiempo apostamos a crecer en otro mercado entonces es como las dos cosas nos llevan al mismo lugar. 

¿A la hora de contratar personal crees que hay un déficit de profesionales?

La demanda está por encima de la oferta ampliamente, desde hace mucho tiempo. De todas maneras, es difícil pero se encuentra gente. Nosotros hacemos particularmente un trabajo muy fino en generar el mejor ámbito de trabajo posible, con condiciones de trabajo muy favorables, más allá de la parte económica, como para que la empresa también sea atractiva y la gente quiera venir a trabajar con nosotros no sólo porque pagamos un sueldo, sino porque se sienten cómodos, porque hay motivación, porque el proyecto es bueno. Eso nos ayuda un poco y nunca dejamos de conseguir la gente que fuimos buscando, por ahí nos ha llevado un poco más de tiempo, pero venimos muy bien a pesar de este déficit. 

¿Están pensando en incorporar sólo programadores?

En realidad. son científicos de datos y desarrolladores, va a haber un combo. Ya somos 30 y apostamos a tener 30 más. En los últimos cuatro años venimos duplicando la planta permanente del equipo y a como viene la cosa no sé si vamos a llegar a 60 a final del año que viene, pero es un estimado entre 50 y 60 personas. 

Comparando con los países de la región en el nivel de desarrollo de software. ¿Seguimos siendo pioneros o cada vez tenemos más competencia?

La competencia es muchísima, pero también es cierto que el argentino tiene una buena fama en el sentido de que nos ven muy bien porque nuestro talento está acostumbrado a trabajar con incertidumbre, tenemos esa facilidad de adaptarnos al cambio y al no saber qué va a pasar mañana. Nos destacamos en esa adaptación al cambio. 

¿Cuál es tu opinión sobre la ley de economía del conocimiento que se sancionó en el Congreso este año?

Creo que es sumamente positivo de hecho lo estábamos esperando. Ahora queda la reglamentación y la implementación final. La ley tiene la posibilidad de convertir a la industria del conocimiento en Argentina en el segundo concepto de exportaciones en ingreso de dólares para el país. Según cómo se reglamente lo  podría llegar a generar 20 mil millones de dólares anuales de ingresos dejándolo en segundo lugar debajo de la agroindustria, con lo cual yo creo que es la oportunidad para generar otro motor de ingreso de divisas.