Buenos Aires

17°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 65.25

Venta

$ 70.25

Euro

Compra

$ 74.82

Venta

$ 75.21

Real

Compra

$ 12.81

Venta

$ 12.81

Provisto por

Piden un “consejo económico y social que de participación a las minorías”

Lunes 21 de Octubre, 2019

El actual concejal y candidato a intendente de Ensenada, Gustavo Asnaghi, pidió conformar un "consejo económico y social que le de participación a las minorías y entidades intermedias".

En el marco de la jornada “Puerto La Plata: oportunidades y desafíos”, el integrante de Juntos por el Cambio disertó sobre las iniciativas que llevaría adelante si logrará la intendencia de la ciudad de Ensenada.

Durante su exposición, compartió la problemática de Puerto La Plata y representando la voz de los vecinos, sostuvo que “estos deberían ser beneficiarios de la actividad portuaria, yo me crié en esta ciudad porteña sin agua, el vecino habla del puerto como un asunto que no es suyo porque no se hizo lo suficiente para incorporarlo culturalmente a los proyectos que se debatieron siempre a puertas cerradas sin su necesaria participación”.

Continuó su discurso explicando que la ciudad de Ensenada, “no sabe que es puerto, los obstáculos materiales, rejas y paredones; guardias y alambrados, son resabios de viejas jurisdicciones que amurallan a la ciudad y que de una buena vez por todas deben en parte ser derribadas con el control y resguardo que amerite cada dependencia pero con el deber de permitirnos a los ensenandenses tener trayectos que nos acerquen directamente al agua, porque solo vemos al río y nos preocupamos cuando este crece”.

En esta línea de pensamiento agregó que, “derribar las antiguas barreras implica un nuevo uso del espacio público con un sentido nuevo antes militarizado, que genere empatía con los ciudadanos y que sea amigable con un turista  interesado en la matriz productiva característica del puerto incluyendo a la madre de industrias el Astillero Río Santiago”.

Intentando el consenso Asnaghi convocó, “a los consejos deliberantes de la región para que participen democráticamente en todo asunto que los involucre, como así también crear un consejo económico y social que le de participación a las minorías y entidades intermedias para que nunca más nos suceda que nos radiquen una empresa que genera un impacto ambiental indiscutiblemente negativo sin que los vecinos podamos oponernos”.

Concluyó su disertación, recordando que “es necesario medir el impacto cultural, de acuerdo a lo que marca la agenda 21 de la Cultura en el punto 25, promovida por ciudades y gobiernos locales y unidos , que establece el compromiso de promover la implementación de formas de evaluación del impacto cultural para considerar con carácter preceptivo las iniciativas públicas o privadas que impliquen cambios significativos en la vida cultural de las ciudades”.