Buenos Aires

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 130.75

Venta

$ 138.75

Euro

Compra

$ 134.87

Venta

$ 135.41

Real

Compra

$ 25.70

Venta

$ 25.74

Información de Provista por

“Restringir pagos de viajes y hoteles en el exterior con tarjeta es un número minúsculo para el BCRA”

Viernes 10 de Diciembre, 2021

El contador público nacional y asesor financiero, Leandro Rodríguez, fue entrevistado por Ser Industria Radio donde indicó que, respecto al 2022 “lamentablemente no hay buenas expectativas para la economía argentina”.

En ese sentido dijo que hay muchas incógnitas e incertidumbres, que no ayudan a generar dinamismo. Sostuvo que “restringir pagos de viajes y hoteles en el exterior con tarjeta de crédito en cuotas es un número minúsculo para el Banco Central de la República Argentina”.

Asimismo, Rodríguez, quien además se desempeña como docente en la Universidad Nacional de La Plata, afirmó que “sí o sí hay que negociar” con el Fondo Monetario Internacional.  

¿Cuál es tu evaluación de la economía argentina en el año que estamos terminando? 

Estamos cerrando 2021 después de una pandemia extraordinaria que puso en jaque y desafió a todo el mundo. Argentina lo afrontó con un fuerte grado de exposición, debilidad estructural y un enfoque macroeconómico. Con un Banco Central prácticamente vacío de reservas de dólares, una moneda que hace al flujo del día a día básico. Ninguna economía puede funcionar así y obviamente lo sufrimos. En lo interno, lo macroeconómico tiene grandes puntos a resolver, déficits permanentes. Si en una familia, sostenidamente gasta más de lo que entra, lo va compensando con deuda, con toma de dinero de fondeo y llega un límite en el cual termina mal. Argentina es eso, llegó este año a ese momento, bajo una situación crítica, con muchos puntos e incógnitas, con un proyecto de ley de presupuesto que no está aprobado, que no está claro. Se hizo sobre premisas como este año, con una planificación del 30% de inflación que cuando se presentó se sabía que iba a ser mayor. La incertidumbre tampoco ayuda a generar dinamismo. Para el empresario que tiene que invertir, decidir qué proyecto llevar adelante, dónde colocar el dinero, cuál va a ser la rentabilidad, es necesario algún grado de información. La incertidumbre va en contra del progreso. 

El BCRA vendió 400 millones de dólares en una semana y los ahorristas retiraron una cifra similar de sus cuentas en un mes. ¿Es una señal de alarma?

Sin dudas lo es, porque están sacando dólares de las reservas del BCRA y del sistema financiero integrado Nacional. Son dólares que salieron de ese ámbito y quedan en la calle y no se sabe ni se conoce el destino. ¿Por qué ocurre eso? Por expectativas. El retiro de dólares de los ahorristas está asociado a una comunicación del BCRA que no se interpretó correctamente y generó temor. A partir del 1 de diciembre el Central estableció que las posiciones en dólares de los bancos deberán ser liquidadas. Eso se interpretó como que el BCRA decía a los bancos que no tienen que tener dólares. Entonces, se supuso que el ahorrista, al pedirle sus billetes al banco, recibiría como respuesta “no tengo dólares, no te los puedo entregar”. Eso fue un error de interpretación, la normativa nada habla de eso. 

Un grave error de comunicación…

Hubo una viralización sobre una decisión que no fue tal. El BCRA salió a aclararlo el martes o el miércoles, pero el efecto ya se había generado y obviamente, la desconfianza. Para los más memoriosos, en octubre de 2001, antes del corralito, se tomó una decisión similar. Ese recuerdo también ayudó esa fuga, a esa salida del sistema financiero que está colapsado, requiere dólares. Si vamos al acceso del mercado único libre de cambio y tenemos que hacer el pago de un insumo, de un bien de capital al exterior en dólares, hoy está bloqueado para todo. Eso tampoco ayuda. En general, en la difusión de los medios masivos nacionales hay una posición que el BCRA toma que es vender o estar posicionado en el mercado futuro, que tiene colocados 5 mil millones de dólares permanentemente. Eso es para controlar y limitar la expectativa a futuro. Si el tipo de cambio es 105, pero la expectativa que ve el mercado a futuro es de 150, 160, complica el desarrollo de la economía. Entonces el BCRA sale como posición a mayor oferta, baja la expectativa del mercado y el precio futuro de referencia. Pero también está tratando de regular por todos los medios posibles que no se dispare el dólar. Si hay una devaluación, genera más inflación, más recesión, mayores complicaciones en la macroeconomía.

¿El problema de Argentina es más político que económico? 

La economía no funciona sin la política. Una está atada a la otra. A la economía, en gran parte, la va a definir la política y también determina la certidumbre o incertidumbre al momento de desarrollar negocios. Todo termina afectando la economía. 

¿Cuánto tiempo más puede seguir interviniendo el BCRA en el valor del dólar?

Hoy tenemos un mercado de divisas absolutamente restringido. Si tenés la idea de comprar dólares para ahorrar, no podés. El mercado para pagos al exterior está restringido para todas las operaciones. Veníamos desde el 2020 con una restricción para pagos anticipados, podías llegar a pagar hasta un millón de dólares, para hacer compras para invertir. Eso se recortó y entonces no hay mucho movimiento de dólares. Restringir pagos de viajes y hoteles en el exterior en cuotas con tarjeta de crédito, es un número minúsculo para el Banco Central de la República Argentina. Si seguimos mantenemos el mismo criterio, donde salgan 5 dólares van a restringir y está claro que esa es la política que han tomado. Tender a solucionar un problema de fondo, hacer una revisión y hacer un análisis crítico, no, eso lo dejan para otro momento y ahora restringen, sacan libertades. Yo soy director de un grupo económico de empresas que está permanentemente en inversión de capitales argentinos y es absolutamente restrictivo. Hoy hay proyectos de inversión por ocho, nueve millones de dólares y se están postergando, suspendiendo, porque no los podemos pagar. 

¿Se cierra el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional?

No creo que haya una posición de acá a febrero del año que viene, pero sí o sí hay que negociar, es obligatorio. No hay manera de decir que no se le paga al FMI. Esa no es la salida. Es un tema verde y no hay claridad todavía en detalle del acuerdo, que es lo más importante. 

¿Qué te parece que las tarifas y los precios, teóricamente, estén congelados?

Es una ficción. Controlan los precios con un precio máximo y muestran una “inflación” más baja. Pero es una situación que no se puede sostener. No es que se congelan tarifas, el estado lo paga. Entonces, si tenés un déficit, si estás gastando más de lo que entra, pasás a gastar más.  

¿El año próximo se podrá mantener el subsidio en las tarifas, teniendo en cuenta que habrá que importar energía?

Seguro que no. Dentro del proyecto de presupuesto hay aumento de tarifas definido. Ya está establecido empezar a regular las tarifas. Pero no lo van a llevar al valor que debería ser, subiendo un poco más de la inflación. 

¿Qué puede pasar en 2022? ¿Será igual que este año, mejor o peor?

Peor, sin dudas. Lamentablemente no hay buenas expectativas para la economía argentina, por todas estas situaciones que no están definidas y carecen de claridad.