Buenos Aires

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 74.25

Venta

$ 79.25

Euro

Compra

$ 89.04

Venta

$ 89.46

Real

Compra

$ 13.94

Venta

$ 13.94

Provisto por

“Si la demanda de gas no aumenta, Vaca Muerta no va a explotar”

Gabriel Ríos Malan

Por

Sábado 9 de Mayo, 2020

La pandemia por el Covid-19 coronavirus llevó al mundo a un confinamiento histórico y por ende, a un parate en prácticamente todo el sistema productivo, que por ejemplo derivó en que el barril del petróleo descienda a precios negativos. 

En ese sentido, Vaca Muerta no sería la excepción y las consecuencias se verían en el mediano plazo haciendo que Argentina deba aumentar la cantidad de gas importado.  

Al respecto, Ser Industria entrevistó a Marcelo Rodríguez, analista de mercados energéticos, sobre la actualidad de la producción de gas convencional y no convencional del país. 

Para el especialista, aumentar la demanda de gas es el principal punto para que Vaca Muerta se desarrolle y logre generar las divisas que el país tanto necesita. 

Ser Industria: ¿En tiempos de pandemia, cómo se encuentra el sector del gas en el país?

Marcelo Rodríguez: Esta es una actividad en la que uno no puede cerrar la canilla y mañana volver a abrirla. En el caso del gas convencional, los frutos de las inversiones se van notando a partir de un año y cuando se deja de invertir las consecuencias se ven en unos pocos años.  Mientras que, en el gas no convencional, que es lo que explota Vaca Muerta y que viene creciendo a pasos agigantados desde 2014, requiere una inversión constante por en la fractura de los pozos. Este tiene períodos más cortos que el convencional. La desinversión en este último tiempo se va a empezar a notar a final de este año y principio del siguiente. 

SI: ¿Cómo estaba el mercado para los grandes consumidores antes del coronavirus?

MR: En gran medida el precio lo manejan los grandes compradores. El más importante es CAMMESA que compra para la generación eléctrica. Al ser el jugador más grande del mercado, se lleva casi el 30% de la producción anual de gas natural. Por eso, si CAMMESA paga más caro, la expectativa del mercado será que el precio suba. Eso pasó con la licitación de febrero, donde se cerró con un precio mayor a la subasta de enero. 

De todas formas, el precio para los grandes usuarios bajó mucho para esta campaña, pero no parece posible que se mantenga así el año que viene. 

SI: ¿Cómo está Vaca Muerta en este contexto de cuarentena?

MR: Lleva ya seis meses sin pozos nuevos y en abril no hubo fracturas nuevas. Eso es una mala señal, pero está en línea con la baja demanda que hay. Por eso es normal no seguir haciendo fracturas o pozos nuevos cuando la demanda no crece. Gracias a Dios tenemos Vaca Muerta. Le va a dar de comer al país y cuando se pueda exportar en mayor medida, va a generar un ingreso de divisas muy importante. Pero si no aumentamos la demanda no tiene sentido aumentar la oferta, porque se desploman los precios, bajan más de lo que quieren los productores y dejan de invertir. Termina siendo un círculo en el que pasamos de escasez a abundancia año a año.

Vaca Muerta lleva ya seis meses sin pozos nuevos y en abril no hubo fracturas nuevas.

SI: ¿Esta situación afecta la llegada de las inversiones que tanto necesita para poder desarrollarse?

MR: La Argentina siempre tuvo un problema de financiamiento, de atraer inversiones extranjeras. El sector petrolero requiere capital intensivo e inversiones constantes, sobre todo en lo que es la producción no convencional. El tema es que la inversión va de acuerdo a la demanda y hoy está por el piso. Se habla que, en Vaca Muerta, hay más de 150 años de demanda interna de gas y no podemos desperdiciarlo, tenemos que aprovecharlo, empezar a darle valor. También hay que dejar de depender del gas importado. Hoy tenemos un contrato con Bolivia que vence en 2026, así que tenemos que seguir comprando, aunque nos sobre en Vaca Muerta.

SI: ¿Cómo ves la posición del gobierno nacional respecto a este yacimiento?

MR: Da la sensación de que saben del recurso que hay en Vaca Muerta y están buscando la forma de darle valor. Creo que en ese sentido van a impulsar la producción, pero eso dependerá de la demanda. Generar demanda es llegar con gas a localidades donde todavía no hay, abastecer el total del mercado interno sin importaciones, contar nuevas industrias. Tener el puerto, por lo menos de Bahía Blanca, con grandes barcazas de GNL exportando. Sin todo eso, Vaca muerta no va a explotar.

Sé que desde la Secretaría de Energía de la Nación se está analizando cómo aumentar esa demanda. El gas natural tiene un tema de oferta y demanda que es casi instantáneo, prácticamente no se almacena. Es producción-consumo, no hay nada en el medio por eso es muy importante que la demanda traccione, que haya más oferta. Con Vaca Muerta se invirtió ese rol, se le dio más empuje a la oferta y no acompañó la demanda. 

SI: ¿Argentina va a volver a aumentar la importación de gas?

MR: Este invierno que estamos cursando no. Pero la menor oferta que puede darse el año que viene, puede traducirse en que necesitemos importar mayor volumen.

Puerto de Bahía Blanca: en 2019 se realizó la primera exportación de GNL de la historia argentina.

SI: Respecto a la Resolución 46, que subsidia hasta el año entrante la producción de gas no convencional. ¿Qué análisis haces?

MR: En el contexto que fue lanzada, la Resolución fue positiva porque hubo un aumento inmediato en la producción de gas natural. Si miramos ahora, son precios bastante caros para el país, pero hay que analizar la medida como fue en su momento. Lo que buscaba era ampliar la oferta interna y con eso remplazar gas importado que era más caro.

SI: ¿Es necesario prorrogarla?

MR: Como en cualquier sector no es bueno el cambio de reglas constantes, sobre todo por las inversiones para producciones de gas natural que se amortizan en el largo plazo. El que pone plata ahí quiere reglas claras y estables en el tiempo. Por eso, la producción que ya está comprometida por la Resolución 46, hay que mantenerla porque son las reglas que se configuraron en ese momento.

SI: La inestabilidad en las políticas productivas es un problema para este sector…

MR: En Argentina pasa mucho. Ponemos reglas y después nos damos cuenta de que quizá no fueron las mejores, queremos cambiarlas porque tenemos otra idea política y cuatro años después hay otro cambio y se vuelve a hacer todo de nuevo. La verdad que no es bueno como país estar reescribiendo las reglas. No digo que una sea mejor que la otra o que el cambio no sea bueno, a lo que voy es que las reglas claras atraen inversiones. 

SI: ¿Es necesario actualizar el precio de las tarifas hogareñas?

MR: Este año con la baja de precios que hay, el componente puro de gas natural dentro de la tarifa está caro. Después entre los componentes del costo propio de la distribución, puede ser que allá baje y se compense.