Buenos Aires

25°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 85.75

Venta

$ 91.75

Euro

Compra

$ 104.98

Venta

$ 105.44

Real

Compra

$ 15.80

Venta

$ 15.84

Provisto por

“TecPlata es una buena terminal y en algún momento tendrá mucha actividad”

Martes 24 de Noviembre, 2020

El presidente en Argentina de Ocean Network Express (ONE), Patrick Campbell, desmintió las versiones que aseguraban que las compañías navieras le habrían dicho al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que nunca operarían en TecPlata. Advirtió que es necesario que crezca la economía para que los volúmenes de contenedores sean mayores.

En diálogo con Ser Industria Radio, Campbell se refirió a la actualidad naviera y las ofertas portuarias. Sostuvo que darle mayores beneficios a la Zona Franca de La Plata, facilitaría el despegue de TecPlata y toda la región de la capital bonaerense.

El titular de la naviera japonesa que opera principalmente en Exolgan, resaltó que a pesar de la pandemia se mantuvo la tarea. “Fue una actividad esencial que nunca paró, así que estamos conformes. Los barcos pudieron entrar y salir gracias a un buen trabajo en conjunto con las autoridades por el tema sanitario de tripulaciones”.

Valoró el proyecto del Canal Magdalena y destacó la importancia de la hidrovía. ”Hay que hacer obras urgentes, vence la concesión el año que viene y esperemos que se haga la concesión o que se extienda pero con obras, porque esto es como una autopista que está empezando a saturarse, provoca demoras, nos trae perjuicios, porque hay barcos que ya por su calado tienen dificultades”, dijo el responsable de la compañía de contenedores color magenta. 

Mucho se habla de la falta de competitividad argentina. ¿Cuál es su opinión?

En Argentina, en líneas generales, se opera bien. Obviamente que hay muchas cosas por mejorar, como las cuestiones reglamentarias y aduaneras, pero en líneas generales operamos con bastantes estándares a nivel mundial. Es bastante costoso entrar y salir con un barco en la Argentina, en esto estamos trabajando con las autoridades. Lo más importante para un buque y para el negocio es que la operatoria sea transparente y competitiva. 

¿Cómo ve a los puertos de la provincia de Buenos Aires?

Estuve en la Gobernación, porque nos llamó el gobernador para hablar de los puertos. La verdad es que es un tema simple, no debería ser un debate muy alocado, ni político. Hoy en día hay mucha oferta portuaria de terminales. La economía argentina no ha crecido en los últimos años, los volúmenes de contenedores tampoco. Hay oferta de terminales, la competencia es grande. Hay oferta en Zárate, Campana, Ciudad de Buenos Aires y otros puertos de la Provincia. Hay buenas oportunidades, pero obviamente no hay un volumen para todas las terminales. 

Luego de esa reunión algunos medios publicaron que las navieras le habían dicho a Kicillof que nunca operarían en TecPlata, ¿Esto fue así?

No, no fue así. No sé de dónde salió esa versión, a veces se desvirtúa. La reunión fue buena, el gobernador nos preguntó cómo veíamos el negocio, cómo vemos los puertos bonaerenses, qué cosas podrían mejorar, pero no dijimos que nunca íbamos a operar en el puerto La Plata. TecPlata es una buena terminal y en algún momento tendrá mucha actividad, tiene que mejorar algunas cosas. Hoy no la tiene justamente porque como dije antes hay mucha oferta en el mercado y el volumen no crece. Las líneas navieras que tienen un contrato de terminal toman un tiempo antes de decidir un cambio, pero nunca se dijo que no se iba a operar a La Plata, yo estuve presente y eso no se dijo. 

¿Cuáles son los cambios que debería realizarse en torno a TecPlata para atraer a las navieras?

Primero, estamos hablando de una buena terminal. Hay algunas mejoras para hacer en cuanto a la conexión terrestre y logística y para barcos muy grandes. Si la Provincia se compromete en ese sentido pienso que es fácil lograrlo.  Hoy están viniendo barcos de 10 mil, casi 11 mil contenedores que tienen una eslora de 337 metros de largo, no es un tema menor. TecPlata tiene la autorización para que entren esos barcos. 

Mucho se habló de los accesos terrestres y se está hablando de la extensión del servicio ferroviario hasta TecPlata. ¿Ese sería uno de los aspectos a mejorar?

Sí. Al final, el que va a decidir es el barco, pero también la carga, porque si la carga encuentra una zona que logísticamente le cierra en costos y tiene volumen importante, es muy probable que trate de inducir a la naviera a que evalúe por lo menos esa terminal, entonces el costo y la eficiencia logística tiene mucho que ver. Además, voy a decir otra cosa, que se la dije al gobernador cuando fuimos con las navieras a reunirnos. Nosotros queremos lo mejor para el país, nuestra actividad genera divisas para la Argentina, entonces tratamos de contribuir en todo lo que se pueda mejorar. Hay un tema que lo mencioné y lo menciono, que es donde hay que poner el foco y para mí, sería un golazo para TecPlata y la región. Esto es darle mayores beneficios y facilidades a la Zona Franca de La Plata. Si se torna competitiva, con un corredor directo entre el puerto y la zona y la posibilidad de hacer importación temporal y las ventajas que tienen algunas zonas como, por ejemplo, en Montevideo, para mí sería un despegue muy grande no sólo para TecPlata sino para la región.

Últimamente se insiste con la necesidad de dispersar la actividad que está muy concentrada en Puerto Buenos Aires. ¿Cree que es un camino posible?

Actualmente del volumen de contenedores que opera en Argentina, casi el 50% lo hace en Exolgan, Dock Sud. Creo que se confunde mucho cuando se habla. El volumen está concentrado porque los barcos eligen un puerto donde se puede cargar y descargar en una forma muy eficiente, que tenga un tiempo de tránsito razonable, de rápido acceso. Creo que existe la posibilidad de descentralizar, pero también tiene que crecer la economía. 

¿Cuál es su opinión sobre la iniciativa que retomó el senador Jorge Taina sobre el Canal Magdalena? 

Obviamente que todo lo que sea obra para mejorar la competitividad y el comercio exterior es bienvenido. Ahora hay que fijar prioridades, en este momento uno de los temas que nos está afectando es la hidrovía, que es el canal troncal que va del Atlántico hasta casi San Lorenzo, por donde pasan todos los barcos que hoy entran al sistema. Esa hidrovía hay que ensancharla, profundizarla. Hay que hacer obras urgentes, vence la concesión el año que viene y esperemos que se haga la concesión o que se extienda, pero con obras, porque esto es como una autopista que está empezando a saturarse, que provoca demoras, que nos trae perjuicios porque hay barcos que ya por su calado tienen dificultades. Entonces el canal Magdalena es algo muy importante mirando al futuro, es un proyecto que involucra mucho dinero, que sin duda va a ser una obra importante. Pero hoy tenemos que fijar prioridades. A veces los argentinos nos vamos en grandes obras hacia adelante y no atajamos el hoy. Por eso ponemos mucho foco en la hidrovía. 

Además, se dio la histórica bajante del Paraná, sin indicios de que pueda recuperar su caudal…

Sí, este año es muy particular por la pandemia, pero Buenos Aires ha recuperado muchísimo el tráfico de los cruceros que no teníamos. A veces tenemos más 150 escalas en verano, barcos gigantes, buques contenedores, buques graneleros y se empiezan a trabar en el canal de entrada de accesos y a producir demoras. No hay cruces adecuados para los barcos que son cada vez más grandes, entonces hay obras muy importantes. El tema del canal Magdalena obviamente que es una obra importante para la Argentina, es una obra costosa, hay que hacer una inversión muy importante, pero tenemos una urgencia que hoy es la hidrovía y necesitamos mejorarla. 

¿Cuál es su opinión sobre el Consejo Federal para administrar la hidrovía que propuso Alberto Fernández?

Es una concesión costosa, son obras costosas, no es fácil. Es un río en el que hay que hacer muchas obras. Tiene que haber un concesionario que haga obras, que esté supervisado y después tenés el sistema de peajes, para mantener esa obra. En Argentina el peaje es muy costoso para los barcos. Tenemos que tener mucho cuidado que todas las obras que se hagan de ensanchamiento y para crecimiento no recaiga en duros costos a los barcos que después terminan pagando la carga. Tiene que haber equilibrio.