Buenos Aires

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 72.25

Venta

$ 77.25

Euro

Compra

$ 86.27

Venta

$ 86.69

Real

Compra

$ 13.48

Venta

$ 13.48

Provisto por

Trump castiga con proteccionismo a metales argentinos

El proteccionismo de Trump afectará la producción de aluminio y acero argentino y brasileño

Camilo Urquizu

Por

Martes 3 de Diciembre, 2019

Estados Unidos da otra muestra de proteccionismo, esta vez imponiendo tarifas al aluminio argentino y brasileño, medida que afectará directamente a sus aliados en la región, los presidentes Mauricio Macri y Jair Bolsonaro

Duró poco más de un año las medidas para aliviar las cuotas de importación de aluminio y acero, como respaldo a las gestiones de Mauricio Macri y Jair Bolsonaro. Este lunes, Donald Trump anunció que impondrá el proteccionismo mediante tarifas para el acero y aluminio de Argentina y Brasil, una medida que destruirá los acuerdos anteriores y cambia el rumbo de un país que profundiza la guerra comercial global que Trump, parecía listo a reducirla. 

“Brasil y Argentina han estado presidiendo una devaluación masiva de sus monedas. Lo cual no es bueno para nuestros agricultores. Por lo tanto, con vigencia inmediata, restableceré las Tarifas de todo el acero y aluminio que envíen a los EE.UU”, expresó en un tweet, el mandatario estadounidense, acusando a Brasil y Argentina de manipular sus monedas y dañar a los agricultores norteamericanos.

Repercusión

Mauricio Macri no se pronunció aún al respecto, pero sí lo hizo Dante Sica, el actual Ministro de Producción y Trabajo, que llamó a la medida como “totalmente inesperada”. “Estuve en Washington la semana pasada, y hablé con mucha gente y no había ninguna señal de que hubiera algún tipo de cambio”, digo el ministro argentino, que indicó que pedirá más información y precisiones sobre la aplicación de la medida.

Por su parte, el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, preguntó a los periodistas, “¿Aluminio?”, cuando estos se refirieron al tweet deTrump. “Si ese es el caso, voy a llamar a Trump. Tengo un canal abierto con él”, agregó un Bolsonaro irritado, porque había hecho todo lo posible para fortalecer los lazos con la administración de Donald Trump, con poco que mostrar, muy parecido a la situación de su homólogo argentino.

La administración de Trump, no puede restablecer los aranceles porque nunca los impuso a metales argentinos y brasileños, aunque sí obligó a limitar los envíos de aluminio y acero de ambos países a los Estados Unidos, bajo un sistema de cuotas el año pasado.

“Estados Unidos nos comprará acero y aluminio en la medida que le convenga”

Economistas y funcionarios de ambos países sudamericanos, rechazaron la idea de que estén manipulando sus monedas. Pero esos movimientos monetarios hicieron que los productos argentinos y brasileños sean más baratos para comprar en el extranjero, una dinámica que es importante para el sector agrícola y la guerra comercial entre China y los Estados Unidos.

Las pérdidas

Una de las grandes afectadas es Tenaris, la controladora de Techint. El 70% del volumen que se exporta, desde su fábrica en Campana, tiene como destino los Estados Unidos. Desde Techint no informaron montos, pero el proteccionismo aplicado por Trump, causó que su acción en la bolsa de Nueva York baje 1,7%.

Fuentes del negocio del acero mencionan que el daño sería por el equivalente a unos 200 millones de dólares. De esta manera Argentina perdería de un tiro exportaciones por casi 700 millones de dólares.

Otra de las que sufrirán esta medida, es Aluar, la única fundidora de aluminio en Argentina, cuyas acciones cayeron 8,5% en la bolsa. Javier Madenes Quintanilla, su principal accionista, se pronunció ayer por las noticias que venían de Estados Unidos y reprochó a Mauricio Macri: “Hace dos años nos exceptuaron y nos dormimos en los laureles. Fue por la manera de mirar al mundo y la geopolítica y no entender cómo se mueve la principal potencia del mundo”, dijo a Clarín.

Las exportaciones de Aluar al país del Norte, representan el 50% de sus embarques, el 40% de su producción y en dinero son 500 millones de dólares.