Una política integral y federal exportadora*

2 noviembre, 2019

Argentina necesita dar un salto cualitativo y cuantitativo en sus exportaciones con el foco puesto en recuperar y sostener el crecimiento económico. 

Para ello es necesario una buena lectura del contexto global y la revalorización del rol de las exportaciones para la economía de nuestro país. 

Al mismo tiempo, se vuelve fundamental impulsar la innovación productiva en nuestras Pymes, impulsando la competitividad y poniendo al financiamiento al servicio de las exportaciones, adecuándolo a la actualidad de nuestras industrias. 

Impulsar una política integral y federal exportadora, así como mejorar la promoción de nuestras exportaciones se vuelve central para enfrentar el actual contexto global. 

El mundo nos muestra una tendencia proteccionista y de desaceleración, que se suma a una contracción del comercio intrarregional haciendo necesario un gran consenso para priorizar la agenda de las exportaciones. 

Intentar consolidar el Mercosur, debería ser una respuesta al escenario global, fortaleciendo y buscando los mecanismos para impulsar el comercio bilateral con Brasil, y planteando negociaciones en bloque que den un mayor peso relativo a los países miembros, sin descuidar la consolidación de nuevos mercados como la India. 

En lo interno, una política federal de fomento de las exportaciones y la productividad es necesaria para impulsar la creación de empleo sostenible, si bien la situación de corto plazo requiere de manera urgente cuidar a nuestras Pymes, la industria, el agro y los servicios, es necesario, al mismo tiempo, exportar más y mejor, logrando un salto cualitativo en nuestras ventas al exterior. 

Para lograr ese salto es importante consensuar con las entidades empresariales sectoriales, gremiales, educativas, gobiernos provinciales y municipales. 

Aunque son conocidos los beneficios que el comercio exterior aporta para el desarrollo del país sirve para recordar su relevancia: generación de empleo de calidad, aumento de la competitividad e ingreso de dólares genuinos, son apenas algunas de las ventajas que se obtienen.

Las políticas para el sector exportador no deben ser parches pasajeros para solucionar algún problema coyuntural y por eso debemos prepararnos para que exportar más se transforme casi en una obsesión, no tenga vuelta atrás.

La nueva agenda para agregar valor a nuestras exportaciones debe surgir del consenso con los sectores Industriales, siendo fundamental trabajar con especial atención a las necesidades de cada sector productivo. 

*Por Lic. Pablo Parola. Consultor Internacional y Secretario de Comercio Exterior ADIBA. 

Noticias Relacionadas

Ver Más Noticias Relacionadas

La base está

Las sociedades votan liderazgos que tengan poder. De nada sirven las buenas intenciones si no se logran objetivos| Por Carlos Fara.

Hace 1 día
Por

Erradicar el trabajo infantil: otra deuda pendiente

Cada 12 de junio invita a la reflexión y sensibilización global sobre este tema. ¿Por qué es importante visibilizar esta violación de los derechos humanos?| Por Lucía Buratovich.

Hace 3 días
Por

Las dos caras del plan del gobierno

El gobierno puede lograr un éxito en el Congreso y conseguir dólares para incrementar las reservas. Si esto se frustra, más inflación y brecha será el camino| Por Salvador Di Stéfano.

Hace 4 días
Por

MERCOSUR- Unión Europea: mucho más que un acuerdo de libre comercio

Este entendimiento cobra especial relevancia para nuestra estrategia de inserción internacional. La oportunidad es ahora y debe ser aprovechada.| Por Juan Maximiliano Moreno.

Hace 5 días
Por

Sin liderazgos fuertes perdemos inversiones millonarias. Aprueben el RIGI

Petronas e YPF necesitan apoyo para el gasoducto en el sur bonaerense, pero falta liderazgo provincial y regional.

Hace 1 semana
Por

Se aprobó la primera ley (la de Murphy)

A seis meses de gestión empiezan a sentirse las deficiencias del esquema novedoso para la Argentina| Por Carlos Fara.

Hace 1 semana
Por