Buenos Aires

18°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 77.50

Venta

$ 83.50

Euro

Compra

$ 92.32

Venta

$ 92.75

Real

Compra

$ 13.90

Venta

$ 13.90

Provisto por

“Apuntamos a optimizar el transporte de cargas y la logística”, afirmó el CEO de T-Cargo

Gabriel Ríos Malan

Por

Lunes 12 de Octubre, 2020

Desde la provincia de Mendoza, Armando Morón, fundador y CEO de la plataforma que el próximo 15 de octubre cumplirá su segundo aniversario, busca modernizar un sector que viene relegando su ingreso a la digitalización.

La aplicación que busca conectar transportistas con carga, ya cuenta con más de 7000 usuarios. Además, presta servicios en Chile y está próximo a iniciar tareas en el sudeste de Brasil. En la actualidad, la plataforma trabaja con camiones de 9 mil kilos y buscan bajarlo a 5 mil. 

Con una larga trayectoria en el sector empresarial, que lo llevó a presidir Bodegas Bianchi, Morón dialogó con serindustria.com.ar y contó las razones que dieron origen a T-Cargo. Indicó que más allá de lo económico, buscan mejorar la calidad de vida de los transportistas. 

¿Cuáles fueron las razones por las que decidieron crear T-Cargo?

El nacimiento de esta plataforma tiene un contenido absolutamente emocional. Durante su infancia, mi esposa no pudo compartir con su papá momentos importantes de su vida porque él se quedaba muchas veces anclado en Buenos Aires, en Córdoba, esperando una carga porque no existía nada que programara un viaje. Además, mientras estaba presidiendo Bodegas Bianchi, era profesor de una escuela de negocios a nivel internacional, entonces viajaba mucho y empecé a visualizar que venía un proceso de transformación digital en el sector cargas. En la empresa familiar de mi esposa veníamos sufriendo todo lo que significaba camiones vacíos, falta de rentabilidad, falsos fletes, largas filas de espera para conseguir una carga, tiempos ociosos.  Entonces, hace cinco años, empezamos a investigar con mi esposa. En ese momento no había nada en el mundo, así que no sabíamos si estábamos equivocados, si era una locura, hasta que aparecieron un track en Valencia, después Cargo X en Brasil y Convoy en Estados Unidos, empresa en la que invirtió Bill Gates. Había una movilización en el sector y eso nos dio ánimo a seguir. Invertimos en desarrollar la plataforma y en octubre de 2018 nació T-Cargo. 

¿Cómo es acercar tecnología a un sector que ha mostrado cierta resistencia a estas herramientas?

Es un proceso lento. Cuando arrancamos decidimos que en esto íbamos a apuntar a un segmento del mercado muy pequeño para empezar un proceso de transformación digital. También se está produciendo un cambio generacional en el sector transporte, tanto en el manejo de las compañías y en la conducción de camiones, con una mayor aceptación a la digitalización de procesos y a la innovación. Como consecuencia de la pandemia, hemos avanzado en estos seis meses lo que hubiéramos hecho en cinco años. Se estima que el ecommerce va a mover a fin de año alrededor del 32%, veníamos del 20% a fin de año pasado, hemos crecido un 60% en meses. 

¿Cómo enfrentan esa resistencia? 

En breve vamos a empezar a montar paradores oficiales en distintos intercambios de rutas del país y nuestros operadores se van a sentar a hablar con los camioneros, les van a explicar cómo funciona la aplicación, a enseñar a ofertar carga, como visualizar mejores cargas. 

¿Qué porcentaje del sector está digitalizado?

En este segmento sólo el 5%. Tenemos una resistencia fenomenal de todo lo que tiene que ver con la documentación de respaldo de la carga, todavía seguimos jugando con el remito en formato papel que tiene que venir de vuelta firmado. Todo eso lo tenemos que transformar porque le quita agilidad al sistema, tenemos que ir a modelos PDF, firmas digitales. Creo que es el sector más rezagado para ingresar a una transformación digital fuerte.

¿Es difícil comunicarse con un sector que está tan atomizado?

El 95% de la flota terrestre de Argentina está en manos de empresas que tienen menos de 10 camiones. El 1% de la oferta tiene más de 100 camiones. Del 95%, el 88% tiene menos de 5 camiones y se da un fenómeno que entre 1 y 3 camiones son el 70% del mercado. Se trata de pequeños transportistas que no tienen información, que normalmente tienen que andar esperando en los puntos de carga para ver si consiguen una carga. La plataforma los pone en condiciones de igualdad, todos ofertando por la misma carga, eso es bueno, además si está bien calificado mejora su puntaje y así obtiene mayor posibilidad de conseguir más cantidad de carga. 

¿Es un proceso de democratización del sector?

Totalmente. Nosotros decimos que es un modelo colaborativo, todos ayudamos. No somos disruptivos, no venimos a romper nada. Al contrario, venimos a optimizar lo que ya existe a partir de mejorar la calidad de la información, esa es la clave. El gran desafío de la Argentina y de América Latina es hacer mucho más eficiente y económica la logística porque tiene un sobrecosto altísimo, sobre todo por toda la estructuras que hay que montar. Son muy largas nuestras distancias y no hay un desarrollo fuerte de depósitos intermedios para acortar los trayectos. Eso es lo que va a venir en el futuro. Depósitos en puntos troncales donde se hace mucho más eficiente el proceso de ida y vuelta y de ahí salen las entregas a los centros de consumo sin largas esperas. También para que las empresas no tengan que tener tanto espacio dedicado al almacenaje de producto y tanto tiempo perdido en el proceso de carga y descarga. 

¿Qué otros beneficios tienen estas herramientas tecnológicas?

Las plataformas digitales transparentan el proceso de fijación de precios. T-Cargo permite hacer subastas y negociar los precios. Sin decir puntualmente quién, va dando información y con ella vamos construyendo el indicador T-Cargo que es el valor referencia flete kilómetro recorrido por tipo de carga, eso lo estamos por lanzar en breve. Lo vamos a constatar con el indicador de FADEEAC. Vamos a tener información de precios de segmentos. Porque también hay una simetría fenomenal de información, he visto infinidad de empresas que pagan fletes altísimos y conductores o transportistas que reciben muy poco de ese valor, porque en el medio había un costo de transaccionalidad que también apuntamos a achicar. Todo por la falta de información Desde nuestra plataforma buscamos mejorar la calidad de información del mercado. Ese es justamente uno de los procesos de transformación que no se ven, que son invisibles.

¿El 54% de los camiones viajan vacíos?

Sí, dato del BID. El 54% de los camiones que transitan en nuestro país están vacíos y el tiempo de espera de una nueva carga en término de días nadie lo ha medido. Pero no debe estar en menos de cinco días promedio. El costo que significa tener una persona parada cinco días.

¿Cuántos usuarios tiene la plataforma?

Estamos en camiones ya cerca de los 5 mil y en dadores de carga en 2500.  El 15 de octubre relanzamos la aplicación, va a ser mucho más amigable, para que haya espontaneidad y acostumbramiento en que uno mismo sea el que genera la carga y elija. Lo mismo que ocurre cuando uno hace un viaje por avión, esto es igual. Incluso con códigos de seguridad que surgen de la misma plataforma para que también el que cargue pueda identificar al que lo contrató. 

¿Están los planes de expandirse a países vecinos?

Ya estamos en Chile, operando y muy bien, esperando poder viajar para cerrar un acuerdo con el sudeste de Brasil, Sao Pablo para abajo. Nuestra plataforma tiene una característica que la distingue, permite precio internacional y visualizar fletes estando en Brasil, Chile o Argentina. Tengamos claro que después del canal de Panamá, la zona más angosta de América del Sur para conectar Atlántico y Pacifico, es el corredor que nace de Porto Alegre, viene por Rosario, por provincia de Buenos Aires y por la ruta 7 llega a Mendoza, terminando en los puertos de aguas profundas de Chile que son Valparaíso y San Antonio. Ese corredor hay que explotarlo y faltan millones de servicios que también hay que explotarlos para que funcione.

¿Cómo es emprender en Argentina?

Difícil, hay un costo impositivo muy elevado. Una de las principales dificultades que tienen hoy todas las plataformas es la necesidad de contar con un sistema impositivo que nos clarifique el proceso. Cuesta mucho a los fiscos abandonar el sistema retentivo. Esto genera una dificultad no desde el punto de vista económico, pero sí financiero. Cuando uno va a pagar impuestos no hay una relación entre lo retenido y lo que tenemos que pagar, eso significa montar un capital de trabajo adicional. Necesitamos tener un panorama impositivo más claro. Pero emprender es apasionante, a los que nos gusta la empresa, el cliente, estamos todos los días pensando qué cosas nuevas podemos hacer.