Buenos Aires

10°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 70.00

Venta

$ 75.00

Euro

Compra

$ 81.08

Venta

$ 81.49

Real

Compra

$ 13.35

Venta

$ 13.35

Provisto por

“El coronavirus aceleró de manera exponencial la necesidad de automatizar procesos”

Gabriel Ríos Malan

Por

Jueves 18 de Junio, 2020

Para muchos especialistas, la industria del conocimiento va a ser un motor clave para el desarrollo de la Argentina. No deja de sorprender que en un país en el que la normalidad es la crisis, surjan startups que a través de la innovación compitan con empresas internacionales.  

Uali drones, es una de ellas, que con una pequeña estructura ya ha puesto pie en Vaca Muerta y España, donde a fines del año pasado fue premiada como una de las start up más innovadoras. 

En medio de la cuarentena el Covid-19, serindustria.com.ar diálogo con Diego Montesano, Chief Marketing Officer y Co-fundador de la startup que cuenta como partners, entre otros, a IBM, Microsoft e Intel. 

Al respecto, Montesano contó que pese al parate en lo operativo, han logrado avances y las consultas por los servicios que brindan creció de forma importante. 

Diego Montesano, Co-fundador de Uali

Enfocados en la industria de la energía, no descartan ampliar horizontes, pero fue cauto al respecto. “Se nos frenaron muchas cosas y se abrieron otras. Este tiempo nos sirvió para repensar procesos, para encontrar nuevas tecnologías como las dos que vamos a testear en el corto plazo”, adelantó.

¿Cómo está atravesando Uali la pandemia?

La verdad es que la pandemia del coronavirus aceleró de manera exponencial la necesidad de la automatización de procesos y nosotros, al dedicarnos a eso, en cierto modo fuimos favorecidos. Las compañías han tomado determinados recaudos que apuntan a simplificar, cuestiones que antes no las tenían en lo inmediato y hoy prefieren utilizar una máquina. Lo que hacemos es intentar que el personal trabaje de forma más eficiente. 

Dentro de lo bueno y malo, estábamos por cerrar un contrato para un proyecto que veníamos siguiendo hace más de un año y cuando se aplicó la cuarentena tuvimos que pausarlo.  Sin embargo, esto nos vino bien porque nos sirvió para replantear y revisar el proyecto y sus necesidades, entendiendo nuevos caminos para esa solución prevista. Estos meses de aislamiento nos permitieron sentarnos y repasar cosas. Frente a la “no presión” de estar corriendo pudimos revisar ciertos aspectos, algo que solo una startup puede realizar al no tener la presión de las megacompañías. 

También tuvimos que parar algunos desarrollos que estábamos haciendo en España y a su vez nos llegaron muchos requerimientos y consultas sobre distintas posibilidades para implementar nuestras soluciones.

¿Cómo cuáles?

Nos han consultado sobre cuestiones de robótica que, si bien no tienen que ver con drones, tienen que ver con procesos de mejoras en la concreción de ventas en última milla o atención al cliente. Tenemos la tecnología para hacerlo con lo cual pudimos dar asesoría y visualización pero tenemos en claro que nuestro foco tiene que ver con energía y con yacimientos. Otra cuestión que se aceleró es la del delivery, esa es una de las industrias que explotó. Pero la utilización de drones tiene dos cuestiones básicas: una es la ley, que van mucho más lento que las tecnologías y esta coyuntura empuja la tecnología y también está el tema del costo, principalmente de las unidades y su amortización.

Estuvimos en charlas para abrir caminos en delivery aéreo y terrestre en B2B. Habíamos arrancado a charlar con compañías grandes en su momento ya que las unidades son acordes a esas necesidades, drones con capacidad de carga de 20 kilos para distancias con objetivos de 40 kilómetros. Las inversiones son grandes y las empresas necesitan revisar su economía para afrontarlas. Sin duda tiene futuro, tanto terrestre como aéreo. De hecho, ya hay casos del terrestre, pero debíamos dedicarle mucho tiempo y hoy no somos una megacorporación que se puede poner a testear y probar todo el tiempo. A cada proyecto que encaramos le dedicamos mucho tiempo. 

¿Siguen trabajando en Vaca Muerta?

Ahora estamos en un proyecto para el que vamos a hacer un testeo en la cuenca por 100 kilómetros y el objetivo es 600 kilómetros, por lo menos para este año. Ahí vamos a utilizar dos tecnologías distintas de testeo, por un lado el análisis en el cloud de la info tomada y por otro directamente procesando la misma el drone en vuelo, algo totalmente innovador.  Para nosotros esto último un paso muy importante porque significa un ahorro de costos y un delivery de la información más rápido. 

¿Hay alguna empresa que compita con ustedes?

En la industria de la energía a nivel mundial hay solamente otra compañía que se dedica exactamente a lo que estamos abocados. Es una megaempresa, tiene unidades increíbles, pero lógicamente los costos son completamente distintos y está apalancada por una petrolera. De hecho, estuvimos compitiendo con ellos en la licitación que se frenó en marzo por el coronavirus. 

La tecnología cambia todo el tiempo, el procesamiento de la información dentro del drone, el año pasado no lo podíamos hacer y ahora tenemos la posibilidad de testearlo y ver su evolución. Tenemos como partner a Intel que nos dio los elementos para poder desarrollarlo. 

A nivel regional se abren muchas oportunidades para Uali…

Totalmente, desde ya y a eso apuntamos. Nuestro servicio no tiene fronteras ya que posee una escalabilidad extrema en sus procesos. La verdad, hoy día, estamos más en contacto con compañías del contexto Latam y español que Argentina, donde las proyectos se frenan no por el virus si no por el contexto local.

En España es todo bastante más ágil y hay confianza plena en lo que brindamos, los premios logrados allí no han sido en vano. Hoy día estamos acercando propuestas concretas para dar servicio en proyectos relacionados con fotovoltaicos, otro de redes eléctricas y otro con estaciones de servicio, todo referido a la toma de información con las unidades y procesamiento de esos datos para la toma de decisiones, como verás, cambia la categoría pero el objetivo sigue siendo el mismo, ayudar en los procesos para pensar mejor y más rápido ayudando al negocio. De todas formas, somos una startup que va paso a paso y no queremos hacer locuras. 

¿El universo emprendedor se ha modificado con el coronavirus?

Sin dudas el panorama dio un giro brusco, hoy los inversores buscan un revenue concreto y mensurable. Tenés compañías muy conocidas que al día de hoy siguen dando pérdida y eso no es sustentable en el tiempo, hay mucho humo detrás de ellas y ahora los fondos de capital o inversores privados están empezando a ver a las empresas en las que invierten de otra manera, con un ojo mucho más crítico y de corto plazo en este contexto y la automatización es clave, es ya y ahora, no es mañana, ni hay una promesa, sucede y sucede hoy. Entender dónde, cuándo y cómo se genera el rédito económico y en qué proceso de tiempo. Me parece que esta situación ayudó a que muchos inversores reenfoquen su visión para entender dónde van a poner su dinero.