Buenos Aires

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 95.75

Venta

$ 101.75

Euro

Compra

$ 113.67

Venta

$ 114.14

Real

Compra

$ 18.68

Venta

$ 18.69

Provisto por

“En medio de la pandemia 20 PyMEs cordobesas hicieron su primera exportación”

Jueves 17 de Junio, 2021

Lo aseguró Jorge Marcotegui, presidente de la Agencia para la Promoción de las Exportaciones “ProCórdoba”, en diálogo con Ser Industria Radio, donde se refirió al funcionamiento y la proyección de la actividad que desarrolla.

La Agencia, que funciona bajo la órbita del ministerio de Industria, Comercio y Minería de la provincia de Córdoba, fue creada hace 20 años por el ex gobernador José Manuel De la Sota. 

Cuenta con un amplio reconocimiento internacional y ha logrado la inserción de productos y servicios que generan las PyMEs cordobesas en mercados externos. Las Cámaras empresarias y dos municipios integran el Directorio y cumplen un importante rol en el organismo. 

¿Cómo está conformada la Agencia?

ProCórdoba es una sociedad de economía mixta, integrada por el estado provincial y el sector privado, del que provengo, en representación de la Unión Industrial de Córdoba. La vicepresidencia siempre la tiene la Cámara de Comercio Exterior de la Provincia y el resto del directorio, alrededor de 16 personas, representan al Estado y en mayor medida a distintos sectores de la producción a través de sus Cámaras. Están la de Alimentación, AERCA de Río Cuarto que tiene sus propias asociaciones empresarias, la industria metalúrgica, maquinaria agrícola, entre otras y también los municipios de Villa Dolores y Marcos Juárez, que representan al conjunto de distritos cordobeses. Es una representación muy vasta y ese consenso se transformó en una política de Estado. Más allá del color político que gobierne, ProCórdoba sigue. 

Han realizado una tarea muy interesante. ¿Cómo lo fueron logrando?

La Agencia fue creciendo y se ha convertido en un referente a nivel nacional e internacional. El último viaje que hice, fuimos a nutrirnos, Tenemos mucha relación con ProChile y ProColombia, que son, tal vez, los dos organismos de Sudamérica, más importantes, sobre todo ProChile. Con ellos siempre intercambiamos. Es más lo que nos dan ellos, que lo que les damos nosotros, obviamente por una cuestión de volumen del Estado. Nosotros somos una organización sub nacional y ellos son nacionales. Pero tenemos logros. Hay un organismo que nuclea a todas las organizaciones de promoción, depende de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que es el International Trade Center (ITC) con sede en Suiza. Organiza un evento todos los años donde participan los organismos nacionales de promoción del comercio. Nos invitaron a disertar en París y fuimos el primer organismo no nacional del mundo invitado a exponer sobre un programa que les resultaba absolutamente novedoso y querían que lo comentáramos al resto del mundo. Tuve el honor de hablar ante un auditorio muy grande en el ministerio de Economía de Francia y atrás mío, expuso la presidenta de la Organización de Promoción de Comercio de China. Para nosotros fue muy importante. Después hemos colaborado con la gente de Tucumán, Mendoza, Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires… Hemos trabajado mucho y tengo que agradecer profundamente a la Cancillería. Nosotros trabajamos con todas las embajadas y los consulados del mundo. 

¿Cómo interactúan con los otros países?

ProCórdoba hace alrededor de 120 eventos anuales. Traemos empresarios del mundo a ver las empresas cordobesas, hacemos rondas de negocios y nos resulta muy conveniente ir a ferias. Hacemos un proceso de macheo muy profundo del mercado con las Cámaras. Uno dice queremos atacar el mercado de Vietnam, por ejemplo y hemos mandado muestras, tenemos grupos de exportadores, otros programas. La Agencia promueve las exportaciones de las PyMEs. Arcor, por ejemplo, no necesita ProCórdoba. Entonces, muchas veces por volumen, por complementación, tenemos en formación grupos de exportadores a los que asistimos con programas. Les pagamos un coordinador durante dos años, los acompañamos y les brindamos asesoramiento e inteligencia comercial en los destinos que detectamos, los analizamos.  

¿Cómo se acerca una empresa que tiene la intención de exportar? 

Las Cámaras que integran el Directorio tienen PyMEs asociadas y ahí tenemos una capilaridad para llegar a un montón de empresas. Además, tenemos difusión. Muchas veces se acerca una PyME que no buscamos, otras las buscamos, tenemos territorialidad. Pero el primer ingreso a la Agencia es a través de una ventanilla que le llamamos el front office. Luego se analiza y deriva a los distintos sectores de la Agencia, que está integrada por 40 profesionales. Tratamos de manejarnos con el criterio del privado, nada de grandes burocracias. Tercerizamos muchas cosas, pero tenemos el 80% de nuestro personal que maneja dos o tres idiomas, son profesionales. Es muy ágil, dinámica con mucha gestión, eficiencia y productividad. Después de cada evento, hacemos mediciones de impacto y las publicamos. En el front office se hace un prediagnóstico y se evalúan las necesidades y los programas vigentes para decidir el que responde mejor. Algunos programas han crecido, a otros lo hemos cambiado porque la realidad nos va indicando por dónde ir. Ahora le estamos dando mucho esfuerzo a la exportación de servicios. Hay un programa que se llama FExIC (Fondo Exportador y de Internacionalización de Empresas de la Provincia de Córdoba). Consiste en dar directamente fondos para distintas actividades en el exterior o destinadas a alcanzar los mercados externos, hacer un estudio de marketing en el mercado determinado, abrir una oficina y los trámites para la aprobación de productos en el exterior, contratar un analista… El privado, presenta el proyecto, se lo evalúa, se aprueba, a veces una parte y se le piden modificaciones. Después le financiamos hasta el 50% del proyecto a fondo perdido, es un subsidio, no lo tiene que devolver. 

¿Cómo afrontaron el primer año de la pandemia?

Fue muy duro. Tuvimos que adaptar todo nuestro software. Pasar de la presencialidad a la virtualidad implicó muchos cambios. Tenemos una plataforma que llamamos el DOE (Directorio de Oferta Exportable), un Marketplace, donde hay más de 1.500 empresas con sus productos y servicios. Entonces, en 45 días, armamos otra plataforma donde se inscribieron todas las empresas PyMEs cordobesas que ofrecían productos y servicios ligados a la pandemia. Fue un éxito porque había demanda. Las únicas fábricas que producen respiradores en Argentina son de nuestra Provincia: Leistung y Tecme. Las dos fueron acompañadas por la Agencia en sus inicios, lo seguimos haciendo con Leistung el año pasado y vendieron equipamientos a Paraguay. El 50 o 60% de lo que Argentina exporta de equipamiento médico es producido por PyMes cordobesas.

Cuando se habla de comercio exterior en Argentina aparece el problema de los costos logísticos. ¿Se ocupan también de este tema? 

No tenemos injerencia en eso, es una cuestión macroeconómica y es poco lo que podemos hacer desde aquí. Pero sé que se ha agudizado el problema de logística con los costos. Sabemos que es una cuestión que obstaculiza, dificulta, molesta, pero no es un área de la que nos ocupemos. Nosotros, estamos armando una misión a los tres estados del sur de Brasil. Hay misiones multisectoriales o específicas. Entonces, por ejemplo, si hablamos de alimentos, vemos nuestra oferta exportable, nos contactamos con las empresas productoras, los invitamos y nos responden si van a participar. Conociendo sus productos, enviamos técnicos al destino, los consulados o la embajada para que busquen en Paraná y en Río Grande do Sul la contraparte. Hacemos inteligencia comercial y machamos. Se presentaron 40 empresas brasileñas, nosotros tenemos 30. Organizamos la ronda de negocios a partir del interés específico de cada caso. Eso es lo que hacemos. Una vez que se concretó el negocio, todo lo que es burocracia, costo de logística, no es nuestro tema. 

¿Cuáles son los sectores con mayor potencial dentro de Córdoba?

Muchísimos. Por ejemplo, maquinaria agrícola. La pandemia nos frenó cuando estábamos tratando de desembarcar en Rusia, ya estamos en África. Son dos mercados que se están apuntando muy fuertemente, más allá de Latinoamérica donde esta industria es potente en Bolivia, Paraguay. Hace años trabajamos en Sudáfrica, Mozambique y Angola. En Sudáfrica hicimos una cosa muy novedosa junto a la Cámara de Maquinaria Agrícola y sus asociados. Fuimos y se hizo un convenio con una Universidad, participó el INTA y además de venderles maquinaria, armamos un combo de venderle el know-how de la siembra directa. La Universidad nos puso a disposición un campo en el cual se hicieron demostraciones concretas de la maquinaria y de la tecnología que Argentina puede proveer. Son mercados que, por su volumen, están fuera del radar de los grandes jugadores mundiales con lo cual a nosotros nos puede interesar. Fue una experiencia muy buena porque en realidad se estaba vendiendo un pack, no sólo productos y el asesoramiento de uso y sobre todo la posventa. Angola, había tenido una muy mala experiencia con maquinaria de Brasil porque era deficiente la posventa. Estamos hablando de producciones muy incipientes. Son mercados muy apetecibles porque tienen muchas tierras cultivables. Nosotros los acompañamos en la cuestión financiera, porque teníamos que asegurarnos el pago y aparecen bancos de fomento con créditos que podían financiar la compra. Un grupo estaba trabajando para desembarcar en Ucrania y nosotros los estamos acompañando en todo ese proceso. Nos cruzó la pandemia. En Rusia hay mucha potencialidad para nuestros productos.

¿Cómo despertó el interés de Rusia?

Una región de Rusia muy potente empezó a buscar, tal vez por los problemas de índole política con Estados Unidos y Europa, otros mercados que fueran proveedores confiables. Estudiaron Sudamérica, Argentina y Córdoba. Hay una complementación fantástica. Se contactaron con la Embajada de Argentina en Rusia y específicamente con nuestra Provincia. Esta región es potente en la industria automotriz, que tenemos, la aeroespacial, tenemos cuestiones ligadas a la aviación. A un sector académico muy potente, le interesaba el desarrollo del sector lácteo y nosotros tenemos una cuenca láctea y un desarrollo muy importante. Pero nos frenamos por la pandemia. Están los borradores del hermanamiento entre esta región de Rusia y Córdoba. Vamos a armar el convenio. Córdoba se mueve, trabaja y le mete a pesar de las barreras, de los costos de la macroeconomía, de lo que fuere.

¿En plena pandemia algunas PyMEs concretaron su primera exportación?

Sí, es un orgullo, un datito que suena a poco para aquel que no conoce el tema. Pero en medio de la pandemia 20 PyMEs cordobesas lograron hacer su primera exportación. Córdoba se destaca por exportar granos, derivados del grano, carne y eso es muy importante en lo cuantitativo. Pero también lo es lo cualitativo. Llegan mails de agradecimiento de un pueblito recóndito, a 450 kilómetros de la capital y ocho mil habitantes, donde una empresa empezó a exportar. Le cambió la vida a la comunidad. El año pasado, en medio de la pandemia, había una empresa a 25 kilómetros, en el Gran Córdoba. Era un galpón, 15 empleados. Fuimos junto con el Gerente General porque queríamos conversar. La empresa produce legumbres, un producto muy novedoso para el consumo gourmet, en un packaging hermoso. Era una Micropyme y estaban cargando el camión para su primera exportación a Chile. Esas cosas, sobre todo en un país donde las noticias buenas escasean, son maravillosas, porque se están trayendo divisas al país y exportando trabajo, en este caso cordobés, genuino, real, concreto, bien remunerado y calificado. No hay mejor política social que esa.