Buenos Aires

23°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 92.25

Venta

$ 98.25

Euro

Compra

$ 110.63

Venta

$ 111.10

Real

Compra

$ 16.44

Venta

$ 16.45

Provisto por

“Es muy complejo en Argentina llevar adelante una empresa”

Foto: conexionparques.com.ar

Miércoles 10 de Febrero, 2021

Irini Wentinck, presidenta de la Comisión de Género y Diversidad de la Unión Industrial Argentina (UIA), analizó en Ser Industria Radio las principales dificultades que enfrenta la producción en nuestro país.

Afirmó que las PyMEs siguen muy golpeadas, que se está trabajando junto a l gobierno para resolver el problema derivado de las limitaciones para importar insumos, la Ley de Teletrabajo y las complicaciones que generan los aumentos de combustibles.

Asimismo, Wentinck, quien además integra la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), destacó la actividad que desarrolla la Red de Mujeres de la Industria Argentina 

¿Cuáles son los principales problemas que enfrentan las PyMEs en la actualidad?

Enfrentamos una diversidad de problemáticas bastante importantes. Obviamente que hoy está concentrado en lo que nos dejó todo el período de confinamiento, el de haber tenido que frenar la actividad completamente y eso tiene una inercia de recuperación y deja secuelas. La actividad no se ha recuperado al 100%. Hay una recuperación y eso lo recibimos de alguna manera con alegría, pero lamentablemente no es parejo para todos los sectores. Las Pequeñas y Medianas Industrias seguimos muy golpeadas, los costos son muy elevados, arrastramos una carga impositiva que no se ha modificado, pero sobre todo, costos como los sueldos de personal dispensado, por ejemplo por riesgos, que tenemos que seguir haciéndonos cargo, tenemos que seguir afrontándolos. Entonces se complejiza. 

¿Cuáles son los sectores que se recuperaron más rápido?

Los que han tenido una gran recuperación como el de bebidas, el de químicos… Hay algunos que realmente han superado la actividad a nivel interanual, pero es muy dispar. Entonces los que todavía no logran recuperarse, están en situaciones difíciles porque, además, el endeudamiento que ha generado todo este periodo que venimos atravesando a lo largo del año hace que muchas PyMEs no puedan ser sujetas de crédito que es fundamental para poder recuperar capital de trabajo y el oxígeno necesario para poner de pie a la empresa.

A muchas empresas les resulta imposible pagar las cuotas acordadas en la moratoria y los impuestos actuales, es una superposición importante. ¿Se está analizando esto en la UIA?

Sí, seguro, y se está trabajando fuerte y también muy de cerca con el Gobierno para poder llevar este tipo de problemáticas así que bueno, en ese sentido esperamos tener novedades en breve.

Desde el rubro de neumáticos se quejan de las dificultades para importar insumos.  ¿Esto se replica en otros sectores?

Seguro. Inciden en la brecha cambiaria y la situación que tenemos en nuestro país en cuanto a tratar de que los dólares  se vayan. La verdad que es complejo porque también el Covid ha bajado los niveles de producción de ciertas materias primas. Hay países que no pueden responder a la demanda con el mismo flujo que venían haciéndolo. Entonces sí, hay diferentes sectores que estamos sintiendo las dificultades de abastecimiento. Pero, la verdad es que se va planteando sector por sector y estamos también en diálogo permanente con el Gobierno para destrabar las situaciones que se van detectando

También se habla del costo que insume trasladar a los empleados que no pueden usar el transporte público. ¿Dialogan esto con el Gobierno?

Se está trabajando en una comisión específica para esto, viendo de qué forma resolverlo. Obviamente que se ha tratado de resolver en forma colaborativa, sobre todo a través de las uniones industriales locales para bajar los costos, hacer pool de transporte, sobre todo siguiendo determinados recorridos. Pero no es una tarea fácil. Entendemos que estamos atravesando una pandemia, pero estos son los ejes en donde mostramos que los costos van aumentando y si bien hay una actividad que empieza poco a poco a recuperarse, no alcanza para llegar a un equilibrio, para mantener en buen estado un gran porcentaje de empresas. Eso nos preocupa mucho y nos ocupa. 

¿Cómo planifican el año las empresas cuando tienen cada quince días, como ha sucedido en lo que va del 2021, un aumento de combustible?

Es muy complejo, realmente hoy en la Argentina llevar adelante una empresa. Tiene una complejidad extrema porque a veces hablamos con colegas de otros países y se habla del mundo, de gestionar en la incertidumbre, pero acá la complejidad es muchísimo mayor. Creo que de lo que sí estamos aprendiendo, es a trabajar en forma colectiva, de poder estar unidos, compartir información, estrategias de abordajes y esto es lo que empiezan a ser los espacios de construcción colectiva, las uniones industriales en diferentes escalas. La empresa, a veces es tal esta complejidad que estamos zambullidos hacia adentro. Pero, dedicar un 5% de tu tiempo como líder para hacer comunidad, creo que es una enorme diferencia. Hay otra frase trillada de que toda crisis trae oportunidad. Creo que a los argentinos se nos está dando la oportunidad, en realidad al mundo entero, pero, en el caso nuestro creo que el gran crecimiento que estamos teniendo es hacia trabajar en forma colaborativa y que ese es el gran desafío que tenemos como empresarios y empresarias.

El 1 de abril entra en vigencia la nueva Ley de Teletrabajo y esto ha generado polémica sobre todo el sector privado. ¿Vos cómo lo ves?

La Ley de Teletrabajo tiene algunos aspectos, señalados en su momento, que no fueron contemplados. No tienen los mismos recursos una empresa grande y una pequeña. En este sentido para las PyMEs va a ser realmente complejo responder con algunos de los requerimientos que plantea la Ley. Obviamente que era necesario regular esto, es una situación nueva, ha acelerado un proceso de cambio que ya veníamos llevando adelante. Tendremos que acomodarnos a esta nueva realidad y seguramente en este periodo de implementación que se está regulando, vamos a poder junto con el Gobierno, pulir las diferencias. Confiamos en que con el diálogo podremos ir solucionándolo en los próximos meses.

¿Cómo impactó el año de pandemia en las políticas de Género y Diversidad?

La Comisión de Género y Diversidad de la UIA fue creada en un contexto de pandemia. No olvidemos que más del 60% de egresados de Argentina a nivel universitario somos mujeres, con lo cual, el capital humano preparado para enfrentar el desafío que tenemos de levantar una economía y un país como el nuestro, es imposible pensarlo sin las mujeres. Creo que fue una decisión muy apropiada, estratégica, inteligente y se están generando cambios muy significativos en la provincia de Buenos Aires. Creamos el departamento hace más de cuatro años y pasamos de un 5% de mujeres en espacios de decisión a un casi 40% y eso, no es magia. Las mujeres estaban, pero los cambios hay que gestionarlos y creo que esto es lo que sucedió en la UIPBA. En ese sentido tengo que resaltar el rol del liderazgo de Martín Rappallini como presidente y Alejandro Gentile como secretario, y a todo el Comité Ejecutivo porque bueno, es justamente desde la provincia de Buenos Aires que se ha impulsado éste también, y se ha propuesto y se ha reforzado la idea de que se creara una comisión de género en la UIA. Los cambios no son siempre de arriba hacia abajo. De abajo hacia arriba, podemos hacer transformaciones importantes.

¿Ante esta crisis, hay actividades productivas que hayan impulsado directamente mujeres?

Por ejemplo, la presidenta de la Cámara de la Cerámica Roja es Eugenia Ctibor, de Cerámica Ctibor, y ella también ha generado un trabajo muy interesante en todo el sector y en plena pandemia, hemos creado la Red de Mujeres de la Industria Argentina. Han venido el ministro Kulfas, Paula Basaldúa que es la Coordinadora del Gabinete de Género del Ministerio de Desarrollo Productivo y encabezada la reunión por Miguel Acevedo, el presidente de la UIA. Desde este espacio durante todo el 2021 vamos a estar trabajando muy fuerte para todas las mujeres que están en la industria en diferentes lugares del país. Además, es una red federal que va a abarcar todos los puntos del país. Ya tenemos referentes y la idea es impulsar que toda mujer que hoy está en la soledad de la empresa, de la industria, pueda empezar a acceder a estos espacios de construcción colectiva y que la podamos impulsar a que empiece a ocupar espacios en la representación gremial empresaria. Porque a veces cuando decimos “bueno pero no hay mujeres” lo que pasa que para llegar a los espacios de decisión hay que hacer todo un camino, no es solamente mirar las fotos de quiénes están en la cúpula, si no mirar por qué esto no sucede. En este sentido, durante este año hicimos un hermoso trabajo junto con la OIT, también apoyado por ONU Mujeres, de cómo en toda la industria de nuestro país estábamos en materia de género, con lo cual hicimos un diagnóstico, entendimos dónde estaban la mayor cantidad de dificultades para que las mujeres éste pudieran acceder a las uniones industriales y a las cámaras de representación empresarial y vimos que era fundamental la creación de una red específica de mujeres y, lo que es importante, no está sólo impulsada por mujeres. Somos dirigentes varones y mujeres, que entendemos que necesitamos tener esa mirada de diversidad en los espacios de representación y decisión.