Buenos Aires

19°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 92.00

Venta

$ 98.00

Euro

Compra

$ 109.95

Venta

$ 110.42

Real

Compra

$ 16.14

Venta

$ 16.14

Provisto por

Frigorífico Gorina invierte para preservar el medio ambiente y generar energía alternativa

Darío Ríos

Por

Viernes 19 de Marzo, 2021

En su planta industrial situada en el partido de La Plata, está montando un biodigestor a partir de los efluentes derivados de la actividad cárnica. De este modo, Frigorífico Gorina, uno de los principales exportadores de carne del país, contará con un sistema de tratamiento modelo y de vanguardia.

“Este megaproyecto lo iniciamos hace más de un año y se vio demorado por la pandemia. El biodigestor nos permitirá producir energía, pero también mejorará sustancialmente el tratamiento de aguas y efluentes del establecimiento”, aseguró a Ser Industria Claudio Rodríguez, presidente de la empresa. Agregó que “si no hubiera irrumpido el coronavirus, ya hubiéramos terminado con este proyecto que fue presentado a todas las autoridades competentes”.

Adelantó que “ya compramos todos los equipos y maquinaria a una empresa italiana. Vamos a generar energía para el frigorífico y ya tenemos un contrato con Edelap, que contempla la posibilidad de venderles a ellos”. 

Por su parte, el gerente de Ingeniería de la compañía, Diego Rodríguez Phillips, dijo que “estamos haciendo una planta de tratamiento acorde a una empresa líder. El mega plan está en marcha con todo lo que tiene que ver con el procesamiento de los residuos sólidos y calculamos que estará concluido para fin de año. La puesta plena en funcionamiento se producirá tres meses después”. 

“Conocimos al reactor de biogás, por una experiencia que encaró la gente de ArreBeef y tomamos la decisión de avanzar. Así, desarrollamos el proyecto y en 2017/8 firmamos el acuerdo con la Autoridad del Agua (ADA) y estábamos dispuestos a desarrollar. Presentamos planos, estudios y todo lo necesario. Nos propusimos buscar un nivel mayor de armonía con el medio ambiente para acompañar los cuidados que merece el ecosistema y la urbanización de la zona”.

Plan de contingencia

Ante el retraso de lo planificado y mientras se hace la obra, la empresa advirtió que era oportuno aplicar un plan de contingencia. “Contratamos tres geotubos e incorporamos nuevos coagulantes y floculantes que decantan todos los sedimentos. Los líquidos pasan por los geotubos y salen en muy buenas condiciones. Incluso, antes de la salida, en la medida correcta, se agrega cloro y podemos ver que los efluentes salen muy bien, sin olor”, indicó Rodríguez.

Esta decisión ha sido muy beneficiosa para el cauce del arroyo Rodríguez, donde finalmente derrama el líquido. “Todos los frigoríficos se instalaron a la vera de ríos o arroyos, porque necesitan mucha agua y terminan deponiendo allí materia orgánica. Desde el punto de vista del vuelco, es perjudicial bajo los parámetros que establecen los organismos. Pero no es tan dañino como otros químicos que pueden dejar las curtiembres, empresas metalúrgicas o destilerías”, señala Rodríguez Phillips.

Este plan transitorio ha dado muy bueno resultados, mientras marchan sin pausa las tareas para instalar el biodigestor. “Tuvimos dos inspecciones de la ADA y convocamos a todas las autoridades: OPDS, Defensoría del Pueblo, la municipalidad, Medio Ambiente. Les explicamos todo lo relacionado a la mega obra y los geotubos, que respetan todos los requerimientos vigentes”, sostuvo el presidente de Frigorífico Gorina. 

El año de la pandemia 

Hace exactamente un año la irrupción del Covid-19 llevó al gobierno nacional a decretar la cuarentena y el aislamiento social preventivo y obligatorio. Muchas cosas cambiaron en el mundo y obviamente en Argentina.

En el caso particular del arroyo Rodríguez, los vecinos expresaron sus quejas ante el olor nauseabundo de las aguas. Algunos lo vincularon al crecimiento de las exportaciones del Frigorífico Gorina. “Hemos optimizado nuestra producción, pero seguimos con los mismos volúmenes durante los últimos diez años, la cantidad de cabezas que se faenan no se modificó. Se modificaron los destinos de las ventas, envasamos carne producida en otros frigoríficos, pero, reitero, nuestra producción no creció. Por ende, el vuelco y el efluente también se mantienen”, aseguró Claudio Rodríguez.

Sin dudas, el encierro de las familias en los barrios abiertos y cerrados dela zona, incrementó los desechos que desde las viviendas se volcaron al lecho del arroyo. Muestra de ellos fue un informe difundido por un noticiero porteño titulado “El caño de los vivos”.

“Nos pusimos en contacto con los vecinos, siempre estamos abiertos al diálogo y a aportar a la comunidad. Nuestro proyecto del biodigestor es anterior al 2020 y los hemos invitado a conocerlo”, concluyó el presidente de la empresa familiar que desde hace más de 50 años opera cumpliendo los estándares internacionales de calidad y trazabilidad individual de cortes.