Buenos Aires

10°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 122.75

Venta

$ 128.75

Euro

Compra

$ 130.58

Venta

$ 131.11

Real

Compra

$ 23.69

Venta

$ 23.70

Información de Provista por

Informe de Puertos y Vías Navegables advierte futuros conflictos por la soberanía del río Paraná

Lunes 14 de Diciembre, 2015

Así lo indicó en las conclusiones de gestión el Ingeniero Horacio Tettamanti al finalizar su tarea a cargo de la subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación. 

La gestión del Ingeniero Tettamanti comenzó en julio de 2012 con el objetivo central de “procurar más barcos para nuestra bandera, mas carga para nuestros puertos y más obras para nuestros astilleros”.

Una de las preocupaciones que se manifestó en el informe es la perdida de soberanía sobre el río Paraná. Es ahí donde se advierte la necesidad de prestar atención y evitar conflictos de cara al futuro.

“La gestión buscó establecer políticas públicas, tendientes a que Argentina recupere su protagonismo en el tráfico marítimo y fluvial, que los puertos vuelvan a tener la actividad y la carga que tuvieron otrora y que la industria naval retome un papel preponderante en el desarrollo productivo nacional”, dijo a Transport & Cargo Horacio Tettamanti.

Para mejorar la logística en vías navegables se presento el proyecto de decreto de Promoción y Financiamiento a la Marina Mercante e Industria Naval cuyo objetivo fue el crecimiento sustentable de la flota mercante y la industria naval argentina.

También la consolidación del cabotaje nacional y tráficos bilaterales y multilaterales subscriptos por el país, a fin de retomar en forma paulatina la presencia de la marina mercante nacional en los tráficos internacionales.

Generación de nuevas fuentes de trabajo, favoreciendo la formación de trabajadores nacionales, asegurando el empleo de las tripulaciones argentinas y personal de la industria naval y de actividades conexas. Asimismo se planteó para armadores nacionales el acceso a líneas de prefinanciación y financiación para construcción de buques y artefactos navales.

Otro proyecto de Decreto presentado fue el de creación de Empresa Nacional de Dragado con ámbito de actuación en los canales de acceso a los puertos, radas, fondeaderos, amarraderos, zonas de maniobras, y vías navegables .Se proyectó la apertura a Zona Beta del Canal Punta Indio del Km. 143,900 en la zona denominada El Codillo hasta la Isobata de 12 metros, a fin de facilitar el acceso a puertos de Argentina y a futuro el puerto de aguas profundas.

En julio de 2013 Tettamanti, suscribió la disposición por la cual se define y habilita para la navegación, la nueva traza del Canal Punta Indio, desde la zona denominada El Codillo, hasta la Zona Beta, técnicamente, Isobata de los 12 metros de profundidad. Se tiende a facilitar la navegación de los buques de ultramar que se dirigen al Río de la Plata y a los puertos fluviales. La nueva vía navegable denominada Canal Magdalena le otorgará a la navegación mayores beneficios, especialmente para aquella con origen o destino a la costa marítima nacional. Reforzando por canal soberano una vía troncal fluvio maritima

“La normativa se fundamenta en las nuevas dinámicas del comercio internacional que demandan reforzar la logística argentina en el vector Noroeste dirigido al Sudeste Asiático vía el frente marítimo argentino. Actualmente su construcción se encuentra en proceso licitatorio”, manifestó Tettamanti.

Respecto a la Disposición 1108 el informe señala que “su finalidad es la de proteger el tráfico de cargas nacionales por buques y entre puertos argentinos afianzando nuestra soberanía nacional”.

También se llevó a cabo el estudio de factibilidad para construcción del puerto de aguas profundas.

“Argentina necesita aumentar la capacidad portuaria existente debido al gran crecimiento en las últimas décadas en los saldos exportables de su producción. Lo que se espera que continúe en ascenso. Por ello es necesario adecuar el perfil logístico y portuario a las nuevas necesidades que surjan tanto por los cambios tecnológicos en el transporte marítimo, como así también por el cambio en el tamaño de los buques entre otros factores que puedan ir surgiendo. En junio de 2013 se otorgó una partida de $6 millones destinada al comienzo de dichos estudios de factibilidad”, resaltó el funcionario.

Otro análisis en curso de ejecución es sobre la suspensión del Capitulo lV del Reginave con el objeto de evitar y/o minimizar posibles siniestros, colisiones y varaduras.

En octubre de 2012 se comenzó a evaluar una propuesta de contrato por el cual la República Popular China, a través de la Empresa CITIC, proveerá de artefactos navales para dragado, balizamiento y señalización a la Argentina. Posteriormente se conformo la Comisión Técnico Evaluadora integrada por profesionales de la Dirección Nacional de Vías Navegables y el Consejo Profesional de Ingeniería Naval, que tuvo como fin concretar dicha evaluación. La comisión revisó y evaluó el modelo contractual propuesto por el proveedor y realizó cambios que posibilitaron el avance en las negociaciones.

Desde la subsecretaría también se trabajó en un proyecto de Modificación del Código aduanero a los efectos de eliminar las asimetrías que perjudican a los puertos y embarcaciones de bandera nacional.

Se elevó para la firma de la presidenta de la república el proyecto de un régimen de formación y capacitación del personal embarcado a los efectos de dar cumplimiento a los compromisos con la organización marítima internacional

En julio de 2012 la Dirección Nacional de Vías Navegables, comenzó el programa de reparación de las dragas y embarcaciones de propiedad del Estado Nacional.

Tras su puesta a punto, la draga 259 C logró extraer 600.000 m3 de arena en las áreas interior y exterior del canal de acceso al puerto de Buenos Aires. Luego hizo lo propio con

12.000 m3 de barro de la Base Naval de Mar del Plata, y posibilitó el ingreso sin dificultades de la Fragata Libertad en enero de 2013. Posteriormente efectuó el mantenimiento de dragado en dicho puerto. Actualmente se encuentra en proceso de reparación a efectos de continuar el mantenimiento de dragado.

La draga 402 C, luego de ser reparada, y alistada en el puerto de Diamante, se trasladó a Paraná para dragar la toma de agua, que en ese momento presentaba un riesgo de contaminación del recurso. Luego realizó el refulado de la playa Thompson de Paraná con 4000 m3 de arena que se incorporaron al balneario que disfrutaron diariamente casi 5.000 vecinos y turistas en la temporada de verano.

La draga 258 C también fue reparada y retomó el dragado del Río Uruguay desde el km. 187 al 0 (acceso al puerto). Se comenzó con el balizamiento luminoso hasta el km 187 y señalización hasta el km 335 en Salto, Uruguay. En mayo 2013 se dio por finalizado el proceso de profundización del río Uruguay, de 19 a 21 pies, y se continuó con el mantenimiento del balizamiento y señalización. La unidad ingresó a puerto para inicio de nuevas reparaciones y alistamiento.

Otras dragas recuperadas son la 403, 36-C, 37-C, 261-C. Las tres últimas operaron en el puerto de Buenos Aires y facilitaron la operatividad, principalmente en la terminal de cruceros, que en los últimos años tuvo una afluencia record de visitantes.

Luego de 20 años el Estado Nacional, a través de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, registro y botó una embarcación. En este caso una lancha para relevamiento en el Río Paraná. Además. En el periodo junio 2012 a diciembre 2015 se repararon otras embarcaciones tales como gánguiles, chatas, lanchas y grúas destinadas a las diferentes delegaciones del interior del país.

Desde la Dirección Nacional de Transporte Fluvial y Marítimo se logró la sanción de la Ley Nº 26.778 a fin de poder sancionar las eventuales infracciones salvaguardando el trabajo argentino en aguas jurisdiccionales.

También se incrementó la locación a casco desnudo de los buques de bandera extranjera en el marco del Decreto Nº 1010/2004, lo que derivó en un gran crecimiento en la ocupación de la mano de obra argentina a bordo de dichas unidades. En el plazo 2012 2015 se incorporaron más de 200 unidades al registro nacional de buques por un total de casi 200.000 toneladas de registro

La Dirección Nacional de Puertos propició un proyecto de disposición, que se estableció que todos los puertos, públicos y privados, deberán informar a la autoridad portuaria nacional el movimiento de cargas, pasajeros y embarcaciones que operen en sus instalaciones. También impulsó una disposición que obliga a los puertos y terminales a llevar y mantener un registro de las operaciones de descarga de residuos, provenientes de los buques que recalen, o se encuentren en rada de acuerdo al Convenio Marpol 73/78.

“Las políticas implementadas para el sector se ejecutaron en el marco del proyecto político que encabeza la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner. El mismo está basado en la industrialización con inclusión social, que sumado a las instrucciones fundadas en el fortalecimiento de la competitividad de la economía argentina y la creación de más y mejor trabajo para los argentinos, han guiado la gestión”, resaltó Tettamanti.