Buenos Aires

10°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 122.75

Venta

$ 128.75

Euro

Compra

$ 130.58

Venta

$ 131.11

Real

Compra

$ 23.69

Venta

$ 23.70

Información de Provista por

La bandera argentina fortalece a la industria

Martes 27 de Mayo, 2014

No es una utopía, sino una palpable realidad. Armadores argentinos, construyen embarcaciones en astilleros argentinos. Y una vez botadas, estas naves portarán pabellón argentino. A esto se suma otro dato que no es menor: la gestión para llevar a cabo estos emprendimientos implica el compromiso conjunto de empresarios, trabajadores y gobierno.

El armador Whitesea de Argentina relacionado al Grupo Abbey Sea, está construyendo en el Astillero Río Santiago (ARS), dos bulk carriers de 17.800 toneladas. Serán verdaderos gigantes del mar. Las unidades, de 144,25 metros de eslora, y 23 de manga, poseen cuatro grúas de 25 metros y un calado de 9 metros. Los buques tienen cuatro bodegas y cuatro escotillas.

De un contrato de construcción de cuatro unidades, con opción a dos más, las dos primeras ya están en ejecución. La idea es que tanto los bulk carriers como los remolcadores, tengan bandera y tripulación argentina.

En la misma línea, el armador nacional Abadía del Mar SA, firmó un contrato con el ARS, para la construcción de dos remolcadores de 70 toneladas de tiro.

Las embarcaciones tendrán una eslora de 32,4 metros, manga de 12,8 metros y puntal de 5,8 metros. El valor de compra es de u$s 12,5 millones cada uno. El ARS se compromete a entregar el primer buque en un plazo de 15 meses, y el segundo seis meses más tarde.

El acuerdo, rubricado por los presidentes de Abadía del Mar, Ricardo Cazou, y de ARS, Héctor Scavuzzo, fue refrendado por el secretario general del sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), Enrique Omar Suárez, y el ministro de la Producción, Ciencia y Tecnología, bonaerense, Cristian Breitenstein.

Desde el SOMU acompañamos y felicitamos este emprendimiento que cumple con nuestro sueño de ver buques construidos por astilleros argentinos que llevarán el pabellón nacional. Aquí se demuestra que la conjunción entre empresa, trabajadores y estado es posible, siempre y cuando todas las partes mantengan el lógico equilibrio de sus pretensiones, aseveró Omar Suárez.

Por su parte, Breitenstein aseguró que Estado capital y trabajo son la comunidad organizada en acción. Esto es muy fácil declamarlo opero difícil realizarlo. Para el ARS es un logro más. Unas 3.000 familias dependen directa e indirectamente del astillero.

Para Scavuzzo las políticas impulsadas por el gobierno de Daniel Scioli le dan previsibilidad y confianza a los trabajadores, ya que el Astillero es la única empresa del país que tiene garantizado el trabajo hasta el 2025.

Según la visión del titular del Astillero, “en poco más de dos años esta gestión que conduce el ministro de la Producción Cristian Breitenstein, firmó 22 contratos para embarcaciones nuevas y renegoció los términos del contrato firmado con PDVSA, llegando así a la cifra récord de 23 contratos suscriptos” que aseguran trabajo para el ARS por los próximos 12 años.

También se firmó un contrato con la Armada Argentina por el cual se construirán cinco buques, dos remolcadores grandes, dos remolcadores chicos y un aviso, de esta manera el Astillero vuelve a producir navíos para la Armada (propósito original por el cual fue fundado) después de más de 20 años.

La construcción de estos buques requiere la reparación de la grada 3, que ya comenzó con los estudios correspondientes, y tras su puesta en marcha el Astillero volverá a ocupar sus tres gradas tras casi 30 años.

Asimismo, el ARS junto a la empresa Calviño S.A. trabajan en la puesta en marcha del polo eólico bonaerense, con una inversión de $24 millones y aportes no reembolsables de los Ministerios de Ciencia y Tecnología de la Nación y de Producción, Ciencia y Tecnología de la Provincia.

El objetivo del proyecto es abastecer de columnas a la provincia, (por ley debe instalar 250 en los próximos años) y diversificar la producción de la planta naviera.

“Hemos puesto en marcha el polo eólico bonaerense en una clara asociación entre lo público y lo privado, comenzamos a fabricar las columnas, ahora sumamos el desarrollo de los rotores, y queda como único componente importado las hélices. De esta forma en poco tiempo estaremos pudiendo ofrecer a todo el país los molinos eólicos producidos en el Astillero”, precisó Scavuzzo.