Buenos Aires

23°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 103.00

Venta

$ 109.00

Euro

Compra

$ 117.90

Venta

$ 118.39

Real

Compra

$ 19.14

Venta

$ 19.17

Información de Provista por

La CGT y la CATT respaldan la lucha del Centro de Patrones en defensa de la marina mercante

Martes 11 de Enero, 2022

El secretario general del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo de la República Argentina, capitán Julio González Insfrán, junto a dirigentes del Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (SICONARA), la Asociación Profesional de Capitanes y Baqueanos Fluviales de la Marina Mercante y el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), se reunieron con Pablo Moyano, quien desde noviembre forma parte del triunvirato que dirige la Confederación General de Trabajadores (CGT) y el dirigente ferroviario Sergio Sasia, secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT).

Durante el encuentro, evaluaron la crítica situación de la marina mercante y los buques de transporte de carga bajo bandera argentina, que, tal cual aseguraron, representa un serio riesgo tanto para las fuentes de trabajo de quienes se desempeñan en el sector como para la economía nacional en su conjunto.

“Tanto la CGT, en la figura del compañero Pablo Moyano, como la CATT, en la figura del compañero Sasia, nos han escuchado y dado todo su apoyo para comenzar a gestionar conjuntamente por la recuperación de la bandera en nuestras vías navegables y para evitar la fuga de las empresas hacia otras banderas”, comentó González Insfrán al salir de la reunión, realizada en la sede central de la CGT, en Buenos Aires.

La situación escaló la semana pasada cuando los cuatro sindicatos pararon al portacontenedores Piray Guazú, uno de los escasos buques de gran porte que realizaban transporte de cargas en la Hidrovía Paraná-Paraguay bajo bandera argentina, tras conocerse la decisión de los dueños de éste de pasar a operar bajo bandera del Paraguay, a fin de poder gozar de un régimen impositivo, legal y laboral más laxo.

Sin embargo, recordó González Insfrán, la falta de políticas de Estado en la Argentina para cuidar el trabajo y el capital de las empresas nacionales del sector naviero lleva como mínimo tres décadas. El resultado, resaltó, es que hoy el país prácticamente no cuenta con buques propios para el comercio exterior, y los pocos que quedan se van en una progresiva sangría que amenaza ser total a menos que el gobierno tome la decisión de revertir la situación. 

“Hoy los empresarios pueden elegir irse a operar bajo bandera de conveniencia, pero los trabajadores no tenemos más opción que luchar para que haya una política de desarrollo de la marina mercante nacional, que es una necesidad de todo el país, tanto por razones económicas como de soberanía”, agregó.

Como resultado de la reunión, en la que estuvieron presentes Raúl Durdos del SOMU, Armando Alessi del SICONARA, Julio Badaró de Capitanes y Baqueanos, Fabián González de AJEPORMM y Pedro Díaz, secretario gremial del Centro de Patrones, se solicitó la intervención de las autoridades correspondientes para garantizar una política de desarrollo de la marina mercante nacional, en línea con un documento conjunto que los dirigentes de estas asociaciones gremiales habían dirigido a la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante de la Nación el pasado 5 de enero.

En el documento dirigido al gobierno los dirigentes abogan, como uno de los puntos principales, por la reglamentación del régimen fiscal para buques de bandera argentina fijado por la Ley 27.419. Esta ley fue sancionada en 2018 por el Congreso Nacional por impulso de asociaciones sindicales, empresariales y académicas ligadas al sector, pero su normativa para cambiar el régimen fiscal, que actualmente impone cargas prohibitivas para el transporte de cargas bajo bandera argentina, lo que motiva la fuga incluso de las empresas locales al exterior, fue vetada por el ex presidente Macri.

“Estamos dispuestos a llegar hasta las últimas instancias en esta gestión”, aseguró González Insfrán, quien manifestó su beneplácito por el apoyo de la CGT y la CATT en esta tarea, emprendida por los gremios, de recuperar la marina mercante nacional, para generar trabajo genuino para los argentinos, competitividad para la economía nacional y soberanía para el país.