Buenos Aires

13°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 133.75

Venta

$ 141.75

Euro

Compra

$ 137.33

Venta

$ 137.87

Real

Compra

$ 26.27

Venta

$ 26.30

Información de Provista por

La falta de políticas perjudica el desarrollo del transporte de cargas argentino

Domingo 8 de Abril, 2018

El especialista en planificación y políticas del transporte con amplia trayectoria en Argentina y en Latinoamérica, José Barbero, consideró que el ferrocarril podría triplicar su participación en el transporte de cargas en el país. Además alertó sobre las malas condiciones de los accesos portuarios.

“Hoy la participación del ferrocarril está en el orden del 4 o 5 por ciento del movimiento de carga, eso podría ser el doble o el triple, no es tan fácil predecirlo, pero sin duda hay una posibilidad de ampliar ese límite sustancialmente. Este medio de transporte puede desplegar todas sus ventajas y economías en la medida que opere con una alta densidad”, asegura Barbero, quien actualmente es el Decano del Instituto del Transporte de la Universidad Nacional de San Martín, y que además se desempeñó como funcionario público, en organismos multilaterales, empresas de transporte como consultor y en el ámbito académico.

Pregunta: ¿Cuáles son los principales problemas que se deberían solucionar en materia de transporte?

Respuesta: Tenemos una agenda amplia, son una cantidad de cosas. Estos temas de la logística y de las cargas no se solucionan con una bala de plata. Hay que atacar cuestiones de infraestructura ferroviaria, vial, portuaria, problemas regulatorios… En el comportamiento de los operadores de transporte hay algunos tremendamente deficientes y otros que no. Necesitamos una estrategia portuaria, sobre todo en relación al puerto de Buenos Aires y a las vías navegables. Creo que el otro tema es la regulación ferroviaria, el modelo de competencia y quien va a prestar servicios en el futuro.

P: ¿Hacen falta nuevas leyes para lograr un mejor servicio de transporte?

R: Me da la impresión que más que leyes hacen falta políticas. Lo primero que hay que tener son ideas claras y después en algún caso, puede ser necesaria una ley.

 El transporte carretero va a seguir teniendo siempre un rol muy importante, como lo tiene en todas las economías del mundo.

El transporte carretero va a seguir teniendo siempre un rol muy importante, como lo tiene en todas las economías del mundo.

P: ¿Cuál debería ser la matriz de transporte de Argentina?

R: Creo que debería ser una matriz en la que el sistema ferroviario tenga un rol bastante mayor al actual y también el cabotaje marítimo y fluvial que han perdido muchas posiciones en los últimos años. El transporte carretero va a seguir teniendo siempre un rol muy importante, como lo tiene en todas las economías del mundo. En Argentina, representa más del 90 por ciento, pero podría bajar al 70 por ciento.

P: ¿Qué inversiones se necesitan para mejorar el transporte ferroviario?

R: Si el objetivo es fortalecer este sistema y que transporte más, se necesitan básicamente dos cosas. Una es invertir para rehabilitar la infraestructura e incorporar material rodante. La otra, es sumar elementos como accesos a puntos de carga y de descargas, mejores accesos urbanos. Eso requiere montos de inversión realmente grandes, pero es una condición necesaria aunque no suficiente.  También se necesita un modelo de competencia que asegure que la gestión de las empresas ferroviarias realmente va a ser satisfactoria para los usuarios y va a poder en forma efectiva reducir los costos de transporte.

El uso del ferrocarril en general en otros países de dimensiones territoriales amplias, como Estados Unidos, Brasil, Canadá, Australia o México tiene participaciones bastantes más altas

El uso del ferrocarril en general en otros países de dimensiones territoriales amplias, como Estados Unidos, Brasil, Canadá, Australia o México tiene participaciones bastantes más altas

P: ¿El ferrocarril es el transporte ideal para nuestras cargas?

R: Más o menos. Lo que pasa es que el transporte de cargas es sumamente diverso. Hay cargas muy masivas y también de lotes pequeños. Hay cargas que tienen urgencias y otras que no. Hay cargas que tienen continuidad y otras que son esporádicas. Entonces los distintos modos de transportes, solos o combinados pueden aplicarse a cada caso. En muchas cargas de alto valor en los últimos 20 o 30 años, la organización logística, en general ha llevado a despachos más pequeños y más frecuentes. Eso no favorece mucho al ferrocarril, salvo que se organice específicamente, como ocurre en algunos países donde existen corredores que transportan contenedores, trenes incluso en doble piso y lo hacen muy bien. Pero es cierto que en un sistema de transporte eficiente todos los modos tienen algo que hacer.

P: ¿Cómo está la red ferroviaria argentina comparando con otros países?

R: El uso del ferrocarril en general en otros países de dimensiones territoriales amplias, como Estados Unidos, Brasil, Canadá, Australia o México tiene participaciones bastantes más altas. En Estados Unidos o en Canadá, el transporte ferroviario en unidades físicas transporta más que el camión, en valor no. Si uno toma el valor de las mercaderías son mucho más caras las que van por camión, pero ellos transportan carbón, minerales, productos de la construcción, productos químicos y también en forma creciente algunos contenedores con cargas de mayor valor unitario. En el caso europeo el ferrocarril de cargas no tiene una participación alta. En España, por ejemplo, tiene la misma participación que en Argentina. En Francia tiene un poco más, alrededor del 15 por ciento, en Alemania un poquito más. En general los ferrocarriles europeos han sido muy exitosos en el transporte de pasajeros, no tanto en el de cargas.

P: ¿Y respecto de las naciones limítrofes?

R: Brasil tiene una utilización superior al 20 por ciento de sus cargas, pero eso también obedece al movimiento de minerales. Tiene varias minas de hierro alejadas de los puertos, entonces el ferrocarril tiene un rol más importante. En Chile tiene un rol no mucho mayor que el nuestro pero muy centrado en la minería y en los otros países limítrofes no tiene mayor relevancia. Uno de los pocos casos relevantes en América Latina es el de México y no se limita a la minería, sino a cargas de alto valor, pero eso es básicamente está muy influenciado por el intercambio comercial con Estados Unidos y Canadá, donde el ferrocarril ha ganado una participación importante.

Necesitamos una estrategia portuaria, sobre todo en relación al puerto de Buenos Aires y a las vías navegables.

Necesitamos una estrategia portuaria, sobre todo en relación al puerto de Buenos Aires y a las vías navegables.

P: ¿En Argentina puede funcionar el sistema multimodal?

P: Sí, eso implica básicamente combinar modos de transporte. De hecho el terrestre, el acuático y el aéreo lo combinamos todo el tiempo. Ahora, con la existencia del contenedor, ha sido un gran facilitador del transporte multimodal y nosotros tenemos más potencial que eso, sobre todo en la combinación del movimiento entre trenes y barcos. Ahí intervienen los accesos portuarios con una serie de instalaciones que lo facilitan. Eso sería una tendencia muy buena para nuestro país. Hay posibilidades de crecer, en algunos casos, combinando las carreteras con el ferrocarril y hay una oportunidad muy importante para mejorar el vínculo entre el ferrocarril y los buques.

P: ¿El tema del transporte y la logística se debate en toda latinoamérica?

R: Claro, porque en todo el mundo es una de las claves de la competitividad. La competitividad tiene muchas facetas, pero el buen desempeño logístico es una de ellas y muy importante por eso hay mucho esfuerzo y muchísimas mejoras en los últimos años. En América Latina se hizo menos que en el resto del planeta.

P: Es necesario mejorar los accesos portuarios…

R: Nuestros puertos tienen algunos problemas serios de acceso náutico, pero creo que aún más de accesos terrestres.

La falta de políticas perjudica el desarrollo del transporte de cargas argentino

La falta de políticas perjudica el desarrollo del transporte de cargas argentino

P: La centralidad que tiene Buenos Aires en Argentina, ¿es un problema para el transporte y la logística?

R: En algún punto de vista sí, porque genera mucha congestión y en algún otro punto de vista no tanto porque a veces centralizar las actividades permite aprovechar las economías de escala. Habría que comparar con algún otro esquema…En materia de movimientos de cargas los dos nodos principales son Buenos Aires y también Rosario. Todo Rosario y sus alrededores constituyen un tremendo captador de movimientos. Después hay otros corredores importantes  y no solo vinculados a puertos sino a pasos de fronteras, como es el caso de Cuyo o el caso en Corrientes con Brasil.

P: ¿Le parece positiva la utilización de bitrenes?

R: Sí, creo que cada modo de transporte tiene que avanzar hacia su desempeño más eficaz. En el caso de los camiones, en la medida que cumplan con las condiciones de seguridad y de preservación de la infraestructura, es importante el recurso de usar equipos que permitan mayor transporte de cargas y mayor eficiencia.