“Las consecuencias de la sequía persisten y son múltiples”, afirmó José Martins

El coordinador del CAA analizó el momento que atraviesa la agroindustria.

Por

25 agosto, 2023

En el marco del Congreso de Coninagro, el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y coordinador del Consejo Agroalimentario Argentino (CAA), José Martins, dialogó con Ser Industria sobre la actualidad del sector y las principales cuestiones que lo afectan y las consecuencias que dejó la sequía.

Al respecto lamentó que el proyecto presentado por la CAA en 2020, para crear 700.000 puestos de trabajo, se encuentre cajoneado en el Congreso de la Nación. “Es una gran frustración, porque apunta exclusivamente a fomentar nuevas inversiones”, expresó el dirigente.

Asimismo, ratificó el gran potencial que tiene la agroindustria argentina, aunque aclaró que “necesita un paquete mínimo que contemple todo el tema impositivo, las trabas a la exportación, el desarrollo de nuevos mercados”. También refirió que vamos a seguir padeciendo las consecuencias de la sequía.

¿Cuál es el balance que pueden hacer a esta altura del año desde Consejo Agroindustrial Argentino?

Bueno, desde el punto de vista del Consejo, es un año positivo en términos de trabajo interno. En los primeros días de marzo, hemos consolidado y presentado a las fuerzas políticas la propuesta integral de un plan de gobierno a 10 años. Hoy vemos con mucho placer, como muchos candidatos, sin nombrarnos, van adoptando muchas de nuestras propuestas. Siempre nos interesó contribuir y no aparecer en la foto, con lo cual creo que eso nos da mucho más impulso a seguir trabajando. Vamos a seguir en todo este proceso. Nuestra idea siempre fue: Argentina necesita un plan agroindustrial, nunca lo tuvo. Siempre tuvimos gobiernos que manejaran más las medidas según la política que tenían. Nosotros decimos que Argentina necesita un paquete mínimo que contemple todo el tema impositivo, las trabas a la exportación, el desarrollo de nuevos mercados. También trabajar con sustentabilidad, cómo desarrollamos empleo, cómo desarrollamos federalmente, educación, infraestructura… Nos hemos abocado, a decir: este es el problema, esta es la solución y esto es lo que tienen que hacer. Y cuando decimos lo que tienen que hacer, hablamos de leyes, decretos, resoluciones, siempre sostenido por cuál va a ser el resultado económico si eso se hace. Desde el punto de vista del Consejo Agroindustrial, estamos a full tratando de generar este tema para que los políticos sólo tengan que implementarlo.

El plan tiene el horizonte a diez años, pero los políticos son cortoplacistas y piensan en sus mandatos, reelecciones y las elecciones intermedias…

Creo que tenemos que romper esa dinámica. Generalmente un error argentino y acá me permite una comparación. Brasil, a través de los años, ha tenido gobiernos de izquierda, liberales, de centro, vuelve a tener de izquierda y el agro no para de crecer. ¿Por qué? Porque ha tenido una política que todo el mundo ha respetado. En Argentina, viene un gobierno, tiene una impronta que no quiere que el próximo vea los resultados, entonces a último momento juega para atrás. Tenemos que cambiar la cabeza a nuestros políticos.

La sequía aún persiste y se suma a las retenciones y otros gravámenes. ¿Cómo se encuentra el campo ante este cuadro?

Coincido ciento por ciento que no solo seguimos con un tema de sequía, sino que, lo que es más grave, vamos a seguir padeciendo sus consecuencias. Por ejemplo, no hay que soslayar que se perdió mucha mercadería y ahora hay que sembrar y no tenemos semillas porque se perdió. Si a esto le agregamos que tenemos serias dificultades derivadas de un cierre de importaciones por falta de dólares, nos pone en riesgo la siembra de la próxima cosecha. Esto configura que, dentro de uno o dos meses, se va a estar sembrando soja y no sabemos si está a la disponibilidad de semillas de soja para sembrar. Quiero decir que las consecuencias de la sequía persisten y son múltiples. Tuvo efectos económicos para el productor, para el Estado que no recaudó, para los barrios, para los pueblos del interior, porque hay menos trabajo y ahora va a repercutir en la nueva siembra. Este conjunto de situaciones es el que dejó la sequía y no siempre se tienen en cuenta.

https://www.serindustria.com.ar/galuccio-pidio-que-vaca-muerta-sea-politica-de-estado/

Es importante saberlo porque los candidatos a la presidencia, en general, cuentan con una cosecha récord para el 2024…

Esto es como el fútbol. A los partidos, primero hay que jugarlos y después vemos quién los gana. No hay que gastar a cuenta. Creo y soy muy optimista, que podemos estar frente a una gran cosecha. Pero en el medio, vamos a tener que sortear todos estos temas, desde lo económico, propiamente dicho, lo botánico, a ver si aparece la semilla y después lo climático, que nos ayude y que el tata Dios no nos mande más agua de la necesaria.

Sabemos que la producción lechera está en una situación complicada. ¿Tienen datos de establecimientos que hayan cerrado?

No. Sabemos del problema puntual que están pasando varias economías regionales. Eso también ha hecho que desde el CAA hayamos hecho presentaciones al ministerio de Economía, a la secretaría de Agricultura, en la necesidad de bajarles la carga impositiva. Y también en el acceso al trabajo, porque muchas de las actividades en las economías regionales hoy no consiguen trabajadores. Nadie quiere renunciar a su plan social y entonces, prefieren no trabajar. Son temas que hay que articular. Muchas veces, la política solo le presta atención a la soja, al maíz, al trigo y hay un montón de pequeñas economías regionales que generan empleo, que generan arraigo en el interior, que hoy están siendo descuidadas.

Se perdieron cantidades importantes de cítricos y frutas en muchas provincias…

En este caso, el clima afectó a todos y aparte los mercados, los tipos de cambio. Seamos optimistas que podemos ir hacia otro rumbo.

¿Hay problemas con algunas plantas de biocombustibles?

Ese es otro sector que no terminamos de regularlo correctamente. Cada uno tira para su lado y hacemos un estropicio. Sí, lamentablemente nos hace falta una ley, un marco regulatorio que le dé previsibilidad y que podamos crecer. El mundo demanda nuevas energías. Argentina las produce, pero vivimos en conflicto.

No hay dudas del potencial de la agroindustria argentina y ustedes hace unos años presentaron un proyecto de ley que está cajoneado ¿Cómo se sienten ante esa situación?

Es una gran frustración, porque es un proyecto que apunta exclusivamente a fomentar nuevas inversiones. En un mundo ávido de invertir en agroalimentos, Argentina podría ser un lugar, pero no tenemos el marco regulatorio para hacerlo. Es una pena que, por los vaivenes políticos de este país, esté durmiendo en el Congreso, cuando en teoría todos los bloques parlamentarios estaban de acuerdo, lo habían mejorado… Duerme el sueño de los justos y yo mucho me temo que también va a perder el Estado parlamentario.

Noticias Relacionadas

Ver Más Noticias Relacionadas

El CAA presentó sus propuestas al equipo económico, Cancillería y legisladores nacionales

Desplegó una intensa actividad para debatir iniciativas que enriquezcan las cadenas de valor.

Hace 23 horas
Por

La Inteligencia Artificial está ganando terreno en la agroindustria

Las aplicaciones innovadoras que están generando interés.

Hace 5 días
Por

La chicharrita provoca una “fuerte caída” en la estimación de producción de maíz

Un reciente informe de la BCR marca un recorte y ahora se ubica en 50,5 millones de toneladas.

Hace 1 semana
Por

Las cadenas agro aportaron el 23,1% del total del PBI argentino

FADA detectó que más del 50% de la producción primaria es valor agregrado.

Hace 1 semana
Por

Evalúan el impacto de las lluvias del fin de semana sobre el futuro del trigo

La región núcleo fue testigo de precipitaciones, especialmente donde la necesidad de agua era más crítica.

Hace 2 semanas
Por

Mejoran las expectativas en el agro, pero con reservas

En la última encuesta SEA CREA, se observa un cambio de tendencia.

Hace 2 semanas
Por