Pleno apoyo logra el proyecto de Marina Mercante e Industria Naval

20 julio, 2015

A casi un año de la multitudinaria marcha realizada al Congreso en apoyo al proyecto de ley de Marina Mercante e Industria Naval Argentina,  se realizó un importante acto de fuerte apoyo en la Cámara de Diputados. La Mesa Nacional de la Industria Naval (MNINA) Argentina, funcionarios, legisladores y diversas representaciones sindicales y empresarias nacionales pidieron su pronta sanción.

En una sala colmada, con casi 200 personas, abrió el encuentro el Diputado Nacional Gastón Harispe, Vicepresidente de la Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios y principal impulsor del proyecto en el ámbito legislativo. “Ésta propuesta intenta ser una propuesta integral que responda a la necesidad del sector de armado y que resuelva los problemas de financiamiento del sector industrial. Así como el compañero Néstor Kirchner, cuando puso en marcha el debate en la Argentina para recuperar el sector, decía en su plataforma electoral que la logística y la industria deben estar en el mismo lugar; nosotros pensamos y concebimos este proyecto poniendo juntos a la marina mercante y el sector industrial, para que se desarrollen en un complejo armónico solucionando los problemas del sector”, sostuvo.

El Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación y pre candidato a Gobernador de la Provincia de Buenos Aires por el Frente por la Victoria, Dr. Julián  Domínguez, señaló a continuación que “no es posible retroceder en la dirección del control de la logística, porque ahí se libra la principal batalla, que es participar en la integración del proceso global del comercio y la industria, sobre todo cuando la Argentina aporta los recursos que al mundo le falta. Es hora de recuperar la marina mercante y la industria naval nacional, no nos podemos resignar a ser solamente un país productor de granos, tenemos que entrar en la cuarta etapa del desarrollo nacional, con la creación de una industria propia. No defendemos solo una ley, defendemos el interés de la patria, no podemos entregar el transporte de nuestros productos, queremos empresarios que hagan los mejores negocios en Argentina, queremos generación de riqueza y generación de empleo, sino el estado de bienestar que hemos creado se nos va a caer sobre nuestras espaldas. Yo tengo la percepción, lo siento en la sangre, que estamos ante hechos e iniciativas que van a marcar un tiempo, por eso mi compromiso con este proyecto de ley, más adelante podremos corregir lo que haya que corregir pero ahora nada modificará nuestra decisión de que sean nuestros barcos los que participen del negocio de lo que nosotros generamos, de lo que producimos.” Por último, resaltó la presencia y “el trabajo hecho desde el Ejecutivo por el Ing. Horacio Tettamanti como Subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación cumpliendo con las políticas definidas por nuestra Presidenta”.

A la vez, el legislador Carlos Kunkel asumió el compromiso de “hacer todo lo posible para que haya una reunión conjunta de las tres comisiones en el mes de agosto, y estemos en condiciones de aprobarla en comisión y tratarla en el recinto para la primera sesión en septiembre, porque aspiramos o vamos a intentarlo por lo menos, incluso antes de las elecciones, sea ley con aprobación con parte del Senado”.

“Es un honor para mí compartir esta tarde con ustedes, nosotros somos socios en esto, porque cuando los obreros navales trabajan, la UOM también trabaja, si ellos producen nosotros producimos, si hay más empleo para los navales, hay más empleo para los metalúrgicos”, dijo el Secretario General de la CGT, Antonio Caló, quien al mismo tiempo afirmó: “comprometo el trabajo de los diputados de la UOM para que este proyecto de ley sea aprobado a la brevedad, antes de que concluya el mandato de la compañera Cristina Kirchner, que sea ella quien promulgue esta ley porque éste fue un sueño de Néstor Kirchner desde sus inicios, que no pudo verlo concretado luego de dejar la vida por el proyecto industrial y económico que hoy se vive en el país, y así también el compañero Daniel Scioli podrá ya contar con este instrumento en su nuevo gobierno”.

Juan Speroni, Secretario Adjunto del Sindicato de Obreros Navales (SAON), aseguró que “los trabajadores navales están muy firmes y convencidos de que debe sancionarse esta iniciativa, porque es lineal con el proceso de transformación iniciado en 2003. Hay que tener de nuevo una marina mercante, una industria naval y los puertos como reafirmación de los derechos soberanos de la Patria para ponerlos al servicio de la soberanía logística y del proceso industrial de la Argentina”, concluyó el dirigente.

El Cap. Marcos Castro, Presidente del Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante, quien además asumió la representación del dirigente sindical Omar Suárez (SOMU) ausente por razones de salud,  destacó este acto como un hecho histórico porque “tenemos depositadas muchas expectativas de que este proyecto de ley sea una digna continuidad del proyecto de refundación de la marina mercante Argentina que inició Néstor Kirchner, con el Decreto 1010 cuando recuperamos nuestra nacionalidad y nuestra dignidad”. Destaco además varias virtudes fundamentales del proyecto como, por ejemplo, que se trata de una  ley que considera al flete como una exportación de servicios, “que será muy importante en el futuro. Hay que terminar con esa pretendida antinomia flota-industria naval ya que acá todo el mundo tiene para ganar, tiene que haber armonía y capacidad de crecimiento para todos”. Castro dio cifras de lo que significaría la vigencia de esta ley: “si de los 7 mil millones que genera el negocio de los fletes y que se van del país, recuperásemos solo un 20 por ciento, sería suficiente para que este fuera el cuarto sector industrial del país”.

El Lic. Miguel Angel Sánchez, presidente de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval (ABIN) y de la Mesa Nacional de la Industria Naval Argentina manifestó que: “estamos ante una oportunidad única. La marina mercante y la industria naval argentina son eslabones claves para mejorar los niveles de competitividad de los productos argentinos, incluso para profundizar la industrialización del campo, transportando en barcazas y remolcadores hechos en el país y tripulados por argentinos aquellas producciones granarias, minerales e industriales generadas en nuestras economías regionales. Todos sabemos que el flete más barato y menos contaminante es el fluviomarítimo. Además, es en nuestra Provincia de Buenos Aires donde se radica más del 85% de la industria naval argentina y donde existe la mayor cantidad de estudiantes de ingeniería naval del país. Esa juventud y los trabajadores son los pilares básicos de ésta ley y de ésta industria. Nuestras capacidades de ingeniería y construcción naval se extienden incluso hasta la industria de la defensa y la seguridad. Si en éste país hemos recuperado nuestra aerolínea de bandera, nuestro ferrocarril, fabricamos y lanzamos al espacio nuestros propios satélites, cómo no vamos a poder diseñar y construir aquí también nuestros propios barcos. Éste es el proyecto más federal que hoy tienen los legisladores de la nación para aprobar porque el mismo ya fue respaldado unánimemente por más de media docena de legislaturas provinciales, por las instituciones genuinas y por la gente misma a través de miles de sus firmas. Todo esto hace que éste proyecto se haya ganado ese primer requisito que es el de la legitimidad. Ahora sólo nos falta la legalidad que aquí les pedimos y que junto al Senado y luego al Ejecutivo nos pueden dar”, concluyó.

Entre otros, también participaron los diputados nacionales Oscar Romero, Juan Marcopulos, Araceli Ferreyra, Adela Segarra, Edgardo Depetri, Carlos Raimundi, Julio Solana, Herman Avoscan, Eduardo Seminara; Héctor Rojas del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), Alfredo Bazán del Sindicato de Obreros de la Industria Naval (SOIN),  y representantes de la Prefectura Naval Argentina, de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval (ABIN), del Consejo Profesional de Ingeniaría Naval (CPIN),  de la Asociación Argentina de Ingeniería Naval (AAIN), de la Federación de la Industria Naval Argentina (FINA); de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA), etc.

Se recibió asimismo la adhesión de diversas y numerosas entidades sindicales y empresarias.

 

Noticias Relacionadas

Ver Más Noticias Relacionadas

CEPBA avanza con programa de eficiencia energética para reducir costos en empresas y comercios

La entidad llevó la iniciativa a la Cámara de Comercio e Industria de Chascomús.

Hace 5 días
Por

La producción industrial creció 4,8% en 2022, aunque en diciembre disminuyó 1,3% interanual

La medición desestacionalizada registró una contracción de 0,3% respecto de noviembre.

Hace 1 semana
Por

La industria naval presente en el encuentro bilateral brasilero – argentino

La industria naval argentina estuvo representada en el reciente encuentro bilateral encabezado por los presidentes de Argentina y Brasil.

Hace 1 semana
Por

El acuerdo con UIA-CNI despierta expectativas entre los empresarios bonaerenses

A pesar de ello, el sector no oculta su preocupación por las dificultades que enfrenta para importar insumos.

Hace 1 semana
Por

PyME argentina de energías renovables es finalista en un concurso internacional

Se trata de la empresa Goodenergy que participará en los Premios Verdes como uno de los proyectos sociales y ambientalistas más importantes del planeta.

Hace 2 semanas
Por

El SAON cerró la paritaria con un 110% de aumento

El gremio y la ABIN acordaron un aumento del 40% que se suma al 70% alcanzado en el primer tramo.

Hace 2 semanas
Por