Buenos Aires


“Trabajamos para reducir los costos logísticos del país”

Guillermo Dietrich realizó un balance de su gestión al frente del ministerio de Transporte de la Nación. Destacó la recuperación de vías ferroviarias y el desarrollo de aeropuertos. “Estamos haciendo obras que venían postergadas durante muchos años”.

Gabriel Ríos Malan

Por Gabriel Ríos Malan

Miércoles 14 de Agosto, 2019

En una entrevista con serindustria.com.ar, el funcionario consideró que el tren de cargas es  “central en la estrategia de bajar los costos logísticos del país” y a modo de ejemplo marcó que “con las obras que estamos haciendo ya pueden verse los resultados: hoy el tramo de 1.180 kilómetros desde Joaquín V. González, en Salta, hasta Timbúes, en el Gran Rosario, se redujo a 7 días, contra los 15 que tardaba en 2015, y llegará a 3 para fines de 2020”.

SI: ¿Qué balance hace de estos casi cuatro años de gestión? ¿Qué destaca y qué queda pendiente? 

GD: En los últimos cuatro años junto al Presidente Mauricio Macri pusimos en marcha un cambio, plantando las bases necesarias para el crecimiento del país y haciendo cosas que no se habían hecho antes en muchos años de nuestra historia: recuperar el tren de cargas – ya tenemos los primeros 700 kilómetros de tren de cargas nuevos, nuevas locomotoras y vagones y una gestión profesional que ha permitido cuadruplicar la carga transportada-; más de 20 aeropuertos nuevos o con obras en ejecución en todo el país para ampliar la capacidad y modernizar los servicios de navegación aérea brindando mayor seguridad y eficiencia a la hora de volar; más de 22.000 kilómetros de rutas intervenidos entre autopistas, rutas seguras y pavimentaciones; obras en puertos aumentando su capacidad y reduciendo los costos para la importación y exportación; mejoras en el transporte público con 17 Metrobuses entre terminados y en construcción en todo el país y millonarias inversiones en los trenes metropolitanos, haciendo viaductos, eliminando barreras, renovando vías, electrificando ramales, modernizando estaciones e instalando sistemas de frenado automático. Además de las obras, pusimos en marcha transformaciones que marcan un antes y un después como la desburocratización y digitalización de procesos y mucha mayor transparencia en la obra pública, con pliegos accesibles en internet y licitaciones competitivas. Todo esto lo pusimos en marcha bajo el liderazgo del Presidente Macri pero también con el esfuerzo de muchos argentinos que en el día a día nos muestran que los cambios de fondo son posibles, que las obras que quedan para siempre en la Argentina se pueden hacer y que los argentinos somos protagonistas. Todavía queda mucho por hacer, pero estamos convencidos de que este es el camino.  

SI: ¿Cuál es el rol del transporte ferroviario en su proyecto? ¿Cuánto se recuperó de los ramales ferroviarios? 

GD: En los trenes de carga estamos haciendo una transformación histórica, como hacía décadas que no se veía. Por ejemplo, en el Belgrano Cargas, estamos haciendo 1800 kilómetros de vías nuevos, una cifra inédita en el país por lo menos en el último siglo.  Este mes, en Salta y Tucumán y el noroeste de Santiago del Estero empezamos a recuperar un ramal que hacía más de 30 años que estaba inhabilitado, el C8, que va a permitir transportar más de 2 millones de toneladas de granos a los puertos.  

Con las obras que estamos haciendo ya pueden verse los resultados: hoy, el tramo de 1.180 kilómetros desde Joaquín V. González, en Salta, hasta Timbúes, en el Gran Rosario, se redujo a 7 días, contra los 15 que tardaba en 2015, y llegará a 3 para fines de 2020.

Con 237.476 toneladas transportadas en julio, el Belgrano Cargas supera en un 215% lo que se llevaba hace 4 años atrás (75.502). La cifra es además el máximo histórico de este ferrocarril desde que existen registros, en 1992; con más de 700 kilómetros de vías renovadas, material rodante nuevo y tecnología; llegando desde Salta a los puertos de Rosario en la mitad de tiempo. Junto con el San Martín y el Urquiza Cargas, superaron más de medio millón de toneladas transportadas, una cifra que no se alcanzaba desde hace casi una década. El tren es central en la estrategia de bajar los costos logísticos del país.

SI: ¿Mejoró la logística Argentina?

GD: Además de las inversiones ya enumeradas en el Belgrano Cargas y en infraestructura vial, obras fundamentales como el Paseo del Bajo reducen tiempos de viaje y costos para el transporte de cargas. La zona portuaria del Gran Rosario es un complejo exportador único en el mundo que estamos potenciando para generar empleo, más exportaciones y la riqueza productiva del país.

En febrero de este año, desde el Gobierno y junto al sector privado ya empezamos las obras para que el tren de cargas llegue en forma directa a 5 terminales agroexportadoras y duplicar así para 2020 la cantidad de granos transportados, además de reducir al menos en un 30% el costo del flete.

El tiempo de espera de los camiones se redujo a la mitad en gran parte de los puertos con la implementación del sistema de turnos digital (STOP) impulsado por el Gobierno nacional en el marco del plan “Cosecha Segura” en el que trabajamos junto al ministerio de Seguridad. Con esto no sólo se disminuyen los costos logísticos, sino que además, brinda mayor seguridad para el conductor, que en vez de estar esperando para descargar pueda hacer más viajes y se incrementa la rentabilidad en época de cosecha.

SI: ¿Qué cree usted que falta para tener una logística desarrollada? ¿Cuáles son las claves para reducir los costos fijos del sector logístico?

GD: Seguir trabajando en las inversiones que son la base y en las mesas de logística, tenemos 67 en el país, interdisciplinarias, para simplificar trámites y agilizar procesos, donde todas las áreas del gobierno nos juntamos para solucionar problemas concretos de los productores y el desarrollo económico del país.

SI: ¿Qué evaluación puede hacer del Paseo del Bajo?

GD: Camiones y colectivos se ahorran hasta un 70% en tiempo, y entre un 46% y 62% en costos logísticos (entre ellos, el combustible); sumado a una mayor seguridad vial, menor contaminación acústica y ambiental; con 7,1 km de extensión, la nueva autopista urbana conecta la autopista Buenos Aires- La Plata con los ingresos al Puerto Buenos Aires y a la terminal de ómnibus de Retiro. Esta obra se venía proyectando desde los ´60 pero recién hoy la vemos hecha realidad. Es una transformación para la Ciudad y para todo el país, para los conductores y las personas que viajan por toda la Argentina y cruzan por este punto neurálgico: los trabajadores del sector viajan más seguro y más rápido, antes de esta obra se pasaban hasta 4 horas de congestión esperando para ingresar a las terminales. Con la visión del Presidente Macri de bajar los costos logísticos, se suma a las mejoras que estamos haciendo en los ingresos a puertos en Bahía Blanca y Gran Rosario para impulsar el crecimiento y la actividad productiva del país. 

SI: ¿Es necesario contar con más aeropuertos para mejorar el transporte aéreo de carga?

GD: El transporte aéreo de cargas es otro de los aspectos de la logística en los que venimos avanzando y vamos a seguir haciendo mucho más. Por ejemplo, en Tucumán ampliamos la plataforma de cargas, donde hubo exportaciones récord de arándano. Optimizando la infraestructura que tenemos y los procesos logramos hechos inéditos como la llegada por primera vez de productos argentinos al mundo, como la primera carga de cerezas a Japón en un avión de Aerolíneas o el crecimiento de toneladas de la compañía American Airlines desde Argentina

SI: ¿El uso de bitrenes favorece al sector? ¿Qué otros medios de transporte deberían utilizarse?

GD: Desde que llegamos al gobierno trabajamos para reducir los costos logísticos del país, con más carga y menos costos para el transportista, el productor y el exportador y para los argentinos. Desde entonces introdujimos cinco modelos de escalables, cinco de bitrenes (dos de los cuales son de libre circulación), con 15.000 kilómetros de corredores habilitados para bitrenes.

Los bitrenes y escalables fueron ampliamente aceptados y hoy son un mercado claramente en expansión. La habilitación a bitrenes permitió activar una industria que hoy genera 6000 empleos entre trabajos directos e indirectos y 20 empresas que fabrican remolques, bitrenes y escalables en todo el país.

Hoy en Santa Fe se producen el 50% de los remolques y escalables utilizados en la Argentina y de bitrenes el 70%.  Ya se incorporaron 6245 vehículos a la flota nacional y el primer bitren cerealero (22.4 metros) descargó hace tres semanas en los puertos de Rosafe.

A nivel país pueden circular por rutas nacionales cinco configuraciones nuevas que aumentan la capacidad de carga en un 20 % en promedio (las llamadas  “escalables”). También pueden hacerlo en los más de 42 mil kilómetros de rutas nacionales los bitrenes cortos (de hasta 20,5 ó 22,4 metros dependiendo del tipo de carga). Y desde abril del año pasado, Vialidad Nacional habilitó más de 13 mil kilómetros de corredores para la circulación de bitrenes largos (de hasta 25,5 metros) – el Corredor Industrial de la RN 9, que une Campana con Córdoba, y el Corredor Forestal, desde Zárate al Puerto de Posadas, siguiendo al límite misionero con Brasil.

Lo costos logísticos, según se estima, se reducen entre un 18 y 35% con la incorporación de estos vehículos. Es un mercado que esperamos y confiamos que seguirá creciendo.