Buenos Aires

22°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 103.00

Venta

$ 109.00

Euro

Compra

$ 117.90

Venta

$ 118.39

Real

Compra

$ 19.14

Venta

$ 19.17

Información de Provista por

Última milla: “El desafío de 2022 es hacer las entregas en una hora”

Viernes 31 de Diciembre, 2021

El gerente comercial de Chaski Argentina, Francisco Moser, sostuvo que la actividad de las empresas de logística de última milla ha crecido mucho en los últimos años y que la tendencia no se detiene.

Esto no sólo sucede en nuestro país, sino en toda la región y por eso esta empresa multinacional, con presencia en cinco países, proyecta continuar con sus planes expansivos e instalarse en Córdoba, Rosario y Mar del Plata, entre otras ciudades. 

Al ser entrevistado por Ser Industria Radio, señaló que el principal desafío para el año entrante es hacer las entregas en una hora, ya que en poco tiempo el consumidor pasó de la espera de 15 días del servicio tradicional del correo tradicional a exigir las 24 horas actuales.

¿Cómo llega la empresa a la Argentina?

Chasky inició su operación en Perú. Fue fundada por 3 personas de amplia trayectoria Gonzalo, Renzo y Luís Miguel y con un plan de expansión. Tras posicionarse en aquel país, comenzaron a diagramar los siguientes pasos y decidieron ingresar en el mercado argentino en 2017. Fue un hito histórico para la empresa porque uno se consolida en una industria realmente cuando gana un mercado y logra abrir otro, sin tener experiencia en el mismo. Actualmente estamos en cinco países y creciendo mucho en Argentina. Tenemos operaciones en CABA y GBA y planes de expansión a nivel país, provincias, ciudades… La idea para 2022 es seguir desarrollándonos y tener más presencia en las plazas más importantes como Córdoba, Rosario, Mar del Plata, Mendoza, pero nuestro objetivo principal, para este año y principios del que viene, es terminar de consolidar el mercado en Buenos Aires. Creemos que todavía hay mucho por recorrer, mucho margen, mucho mercado y la industria está en un crecimiento muy fuerte con la revolución de la tecnología. El encierro en las casas que estamos viviendo perjudica a muchas industrias y beneficia a otras. En nuestro caso, el e-commerce empuja el crecimiento.

¿El crecimiento de e- commerce lo perciben tanto de comercios como de las empresas?

Sí. Algunas empresas vendían productos en su tienda física y no tenían tan desarrollado el e-commerce. Tenían su web, pero no hacían campañas de marketing, había mucha menos inversión, no tenían las plataformas correctas para operar y cumplir con lo que requiere el cliente. La pandemia aceleró todo este proceso, puso la vara mucho más alta. Estas compañías no necesitaban el e- commerce para ser rentables, porque muchas ya estaban consolidadas en el país y en la región, pero no podían quedarse atrás. El porcentaje de venta del comercio electrónico sobre la venta total se fue incrementando, entonces, quien no está a la altura pierde una cuota de mercado muy grande. Y los comercios más chicos que hoy no cuentan con un local físico, porque la venta o reventa la hacen simplemente desde su casa o un depósito, no necesitan un local ni invertir en infraestructura. Evitan un costo muy alto y simplemente deben contar con una plataforma, un empaquetado, el packaging y un servicio a última milla. Ahí pueden vender y llegar a usuarios que nunca llegarían sin el desarrollo del e- comerce.

¿Cuál es el impacto de la última milla en el costo del envío?

El servicio que nosotros estamos brindando y lo mismo la competencia, es muy menor a lo que queremos llamar el costo total de un producto. Lo que está pasando es que alguien que está vendiendo a través de un e- commerce tiene muchos costos incurridos en la venta total. Desde que yo tengo el packaging, que comentaba recién, hay muchas empresas que hacen el fulfillment incluido con todo el servicio de la logística y la última milla, que es el último costo que uno tiene que tener en cuenta a la hora obviamente de establecer el precio total de un producto. Pero si no contás con un buen servicio de última milla, no vas a poder cumplir con los estándares que hoy requiere el mercado, que básicamente es la velocidad. También tenemos el correo tradicional que tiene su estructura, sus costos y sus tiempos. Lo que hoy vale mucho es el servicio rápido, veloz y transparente, por eso nuestros servicios tienen un valor superfuerte en el mercado.

¿Cómo equilibran la exigencia de la velocidad de envíos para que no impacte en el costo?

Hay que trabajar mucho en la operación, ser muy eficientes. Contamos con un equipo muy fuerte. Siempre digo que nuestra empresa es tecnológica y operaciones. Estoy en el área comercial, pero si los equipos de operaciones y tecnología no hacen bien su trabajo se cae la estructura. Entonces si soy muy eficiente a la hora de hacer las rutas, si cumplo con las promesas de entregas, si optimizo, se ve justificado el costo del producto y al ser eficiente el costo tiende a bajar y se licua. 

¿El crecimiento de la actividad es acompañado por la urgencia de recibir la compra desde los consumidores?

Hoy la exigencia es muy grande. Acostumbramos al usuario, con la tecnología e internet, a tener todo ya. Esto ocurre desde la revolución tecnológica, no desde la pandemia. El cambio que se está transitando nos afectó. Vivimos en un mundo sin tiempo básicamente, en todos los aspectos. A nosotros nos afectó mucho y es por eso que tomamos mucha relevancia. Pero somos muy responsables de lo que estamos viviendo y nos comprometemos con poder lograr lo que decimos. Hoy estamos afirmando que vamos a entregar en 24 horas y nos levantamos cada día trabajando para cumplirlo. Pensemos que, si tardamos un día y lo entregamos al otro, el usuario final está disconforme porque contaba con ese producto en el día. Ese es nivel de exigencia que estamos viendo y no podemos fallar. Hay un margen y un porcentaje lógico, pero tenemos más de un 95% de eficiencia y buscamos achicar ese 5% todos los meses para llegar al 100%.

¿Cómo trabajan la logística inversa? ¿Impacta en el costo?

La logística es un mundo súper grande que tiene muchos servicios. A algunos clientes le hacemos la logística inversa y para nosotros es exactamente lo mismo, no tiene un costo extra. Se contrata como si fuese la última milla, que significa llevar un producto desde la compra, desde el depósito hasta el usuario final. La logística inversa es ir a buscar a tu usuario final un producto porque está mal estado, se rompió, se tiene que arreglar o lo que sea y llevarlo directamente al depósito de la empresa o el nuestro, lo que pactemos. Es lo mismo, sólo cambia el trayecto.

Muchos comerciantes tradicionales dudan en trabajar con estos servicios porque no saben si sus volúmenes de venta los califican. ¿Hay un piso para acceder al servicio?

La primera respuesta es no. Si bien somos una empresa que necesita ser rentable, nos vemos como colaboradores de este negocio, de este servicio y estamos para brindar nuestras herramientas verticales a todo tipo de clientes, tanto al que vende cinco paquetes diarios como al que vende dos mil. Hoy no tenemos ningún requisito, ni filtro que deje fuera a un comerciante. Nos interesan todos, queremos que nos conozcan, nos prueben y generar el “boca a boca”. Si somos eficientes para el chiquito, vamos a llegar al medio y le podemos cumplir al grande. Nosotros no estamos discriminando a nadie, queremos estar para todas las industrias y todo tipo de segmentos del mercado.

¿Cuál es el perfil que requieren para incorporar un trabajador? 

Valoramos mucho, en esta etapa, algunas habilidades como ser dinámicos, flexibles tolerantes a la frustración y tener muchas ganas de ponerse la camiseta. Nosotros trabajamos por objetivos, pero también para hacer escalable esta empresa y aquel que quiera formar parte de esto, va a vivir una revolución que por ahí no se viva en otro tipo de empresas. Se puede aprender todo. ¿No sabés de la logística? No pasa nada, te coacheamos y te hacemos aprender. Se valora mucho, saber de tecnología. Hoy se está buscando programadores. Los primeros empleados de Chasky, más allá de los fundadores, fueron programadores, developer, no expertos en operaciones, ni empleados con trayectoria en logística. No somos una empresa de logística, sino expertos en tecnología y la aplicamos al servicio de logística.

¿Una persona que tiene una camioneta y quiere trabajar con ustedes, puede acercarse?

Sí. Trabajamos bajo un modelo de economía colaborativa, quiere decir que los drivers no son empleados nuestros, sino colaboradores,  partners, autónomos. Directamente son monotributistas que nos brindan servicio y por ello les pagamos. Hay un formulario en el que se cargan los datos y da la opción de ser cliente o driver. Hay filtros, entrevistas, porque esa persona es muy importante para nosotros, representa a Chasky, a mi cliente. Si uno tiene un comercio, el chasky, como lo decimos nosotros, lo está representando, Tenemos una responsabilidad muy grande a la hora de contratar.

Hace unos días se conoció una resolución de la secretaría de Innovación que obliga a las empresas que realizan transporte de paquetes de menos de 50 kilos a inscribirse como servicio postal. ¿A ustedes los afecta?

Esta norma es un golpe para la industria en sí.  Para nosotros no, porque desde un principio nos aseguramos de tener todas las inscripciones y requisitos que nos pedían las instituciones, en este caso la Secretaría, para no tener ningún tipo de conflicto. Cuando se lanzó desde Perú hacia Argentina se hizo un trabajo muy grande de examinar bien lo qué se requiere para no quedar nunca fuera del mercado. Nosotros no podemos tener ni un día frenada la operación. Esta norma Chazki no le repercute, pero sí repercute a los distintos operadores logísticos que hoy no cuenten con los requisitos que se exigen. Pensando en el marco total, nos beneficia porque se achica la competencia por el momento. No quiere decir que esto perdure, pero habrá menos players. Mirando toda la actividad, afecta porque la competencia es buena, si hay más competidores mejor, porque todos nos exigimos para mejorar el servicio. 

¿Qué expectativas tienen desde Chazki para el año que estamos a punto de comenzar? 

Las expectativas son muy grandes. Cada año vamos renovando las verticales y los planes que buscamos atacar. Se transita una exigencia muy grande de parte del consumidor de pasar de entregarle desde 15 días, como era el servicio de correo tradicional, a una semana, 48 y 24 horas El año que viene se nos está pidiendo la entrega en una hora. El mercado dice “quiero en una hora el producto que estoy comprando”. Esto va a abrir a muchas verticales, muchas industrias, como restaurantes, cadenas de restaurantes, supermercados… Vamos a prestar atención a esa parte para diversificar. Nuestra cartera está muy enfocada al e-commerce, en cualquier producto. Es lo que se viene en 2022, mejorar el tiempo de entrega y esto abre a otros segmentos.