Buenos Aires

27°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 85.75

Venta

$ 91.75

Euro

Compra

$ 104.98

Venta

$ 105.44

Real

Compra

$ 15.80

Venta

$ 15.84

Provisto por

El aparato productivo de Misiones decepcionado tras un veto de Alberto Fernández

Martes 29 de Diciembre, 2020

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, Sergio Bresiski, expresó que luego de que el Ejecutivo Nacional vetó el artículo que creaba el proyecto de área especial aduanera aprobado por el parlamento argentino, reina un clima de decepción en la dirigencia productiva de Misiones. 

En una entrevista concedida a Ser Industria Radio, Bresiski dijo que “el veto nos tomó de sorpresa porque tiene argumentos poco sólidos” y que “tanto Alberto Fernández como el presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa, comprometieron su palabra ante nosotros”. 

Al conocerse el veto, ¿cuál es la sensación que les queda?  

Hay una decepción muy grande de todo el aparato productivo e industrial de Misiones. Hace más de dos décadas que se viene trabajando en tratar de poner en discusión las asimetrías que existen internamente en Argentina. Misiones limita en un 90%, más de mil kilómetros, con Brasil y Paraguay y solamente nos unen a la Argentina 90 kilómetros con la provincia de Corrientes. Las cargas impositivas, tanto para la industria como para el comercio, del lado paraguayo y brasilero son muy inferiores a las que a nosotros nos bajan desde Nación y eso nos deja fuera de competencia. Entonces, el comercio fronterizo diario tiene una dinámica muy desconocida para el resto de la Argentina. Hay gente que pasa a hacer las compras diarias a la ciudad de Encarnación ya que desde Posadas estamos unidos a través del puente San Roque González. Hace rato que tratamos que la Nación atienda esta problemática. A la vez, sufrimos una asimetría interna por ser una provincia periférica, dado que Argentina no tiene un federalismo industrial. El derrame siempre está en la gran zona central, cerca de los grandes centros urbanos y de los grandes puertos, comunicados con ferrocarril.

¿Se sienten relegados?

En nuestra Provincia, sobre todo en el norte, estamos muy relegados. Tenemos una infraestructura vial que nos une con el resto del país, muy desactualizada. Hace falta un replanteo total, no tenemos comunicación a través de nuestras vías navegables y hace poco recuperamos una conexión por ferrocarril, pero es muy poco para lo que significa Misiones productivamente, que es la octava economía del país. Tenemos producciones muy fuertes, como la foresto industria, la yerbatera, la del té…yo represento, como empresa familiar, la del hormigón premoldeado, pretensado, tenemos fábrica de zapatillas en Eldorado. Cada vez que salimos a competir con el resto de la Argentina tenemos la doble logística. Nos cuesta más caro traer la materia prima para producir y después volvemos a pagar la logística para sacarlo a los grandes centros urbanos. Tenemos la energía y el combustible más caro del país. Todo responde a la distribución geográfica y a eso se suma estar insertados en forma de cuña en el corazón del Mercosur.

En ese contexto, ¿de qué manera impactó la pandemia en la economía local?

El cierre de los 32 pasos fronterizos, que se produjo a causa de la pandemia, fue una decisión muy inteligente para el resguardo de la salud. A nosotros nos permitió recuperar la demanda que se iba a los países vecinos y generó una economía dinámica en plena pandemia. Hoy tenemos a todo el aparato productivo trabajando en niveles muy aceptables para el escenario en el que estamos, esa recirculación interna del dinero es muy beneficiosa para todos como sociedad.

¿Es tan importante el flujo de dinero al exterior con las fronteras abiertas?

Por el puente San Roque González, que no tiene más de 2000 metros de extensión y une a Posadas con Encarnación, por año se fugan 1200 millones de dólares. Son divisas que terminan faltando al Banco Central, porque cada argentino que gasta con su tarjeta en Paraguay, deriva en el intercambio de dólares. Pusimos esto de manifiesto, nos encolumnamos todas las instituciones de la Provincia. Ahí estaba el pedido con un proyecto muy ambicioso que nosotros lo presentamos muy bien elaborado. Vinieron el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y ambos dieron a entender que comprendían esta problemática. Dieron su palabra y se comprometieron a hacerlo. Fue debatido en el presupuesto 2021, aprobado en las dos Cámaras, hubo un pedido de todas las provincias que tienen fronteras a que se sumen. Se hicieron cambios técnicos y se puso sobre la mesa otro tema, que es la gran carga impositiva que tiene Argentina. Porque cualquier comercio en zona de frontera no puede competir con Chile, Bolivia, Paraguay, Brasil ni Uruguay. El artículo 123 fue puesto y aprobado en la ley de presupuesto 2021 con lo cual a nosotros nos produjo una satisfacción muy grande.

¿Cómo se enteraron que quedaba sin efecto?

Fue una sorpresa, porque el Presidente decidió vetarlo con argumentos poco sólidos, sin reconocer la problemática de la carga impositiva que tenemos como aparato productivo y sobre todo, lo que más desazón y tristeza nos causó, es el incumplimiento de la palabra de un Presidente que había asumido un compromiso delante de todo el pueblo misionero. 

¿Qué implicaba en la práctica la vigencia del artículo vetado?

Paraguay tiene el triple 10. Es decir 10% de IVA, 10% de Ganancias y 10% de Cargas Patronales. Nosotros pedimos la baja impositiva para poder competir con el comercio y la industria de ellos y de Brasil, porque también podemos tener la capacidad de venderles nuestros productos. Tenemos una industria pujante, capaz de retener esos 1200 millones de dólares y a través de las exportaciones atraer divisas en un comercio fronterizo. Reclamamos una herramienta impositiva diferente, porque por ejemplo Brasil viene a una ciudad fronteriza e impone sus grandes lujos, donde le quita el 100% de los impuestos y desde nuestra Provincia van a comprar a ese sistema que realmente es mucho más barato.

¿Sienten que el gobierno no visualiza esta problemática?

Les cuesta ver la centralidad política de la Argentina, que va achicando al sistema privado, cuando el resto del mundo lo va agrandando. Cuando se dan herramientas impositivas para volverse competitivo, el privado se expande, reinvierte, genera nuevos puestos de trabajo y categorías de asalariados mucho más altas. Eso produce una espiral social ascendente. Si, por el contrario, al que decidió tener a su industria trabajando 12 horas por día para mejorar su productividad y sacar el mayor provecho posible de sus costos fijos, para de esa manera poder contribuir a bajar la inflación, se lo reprime con más tributos y se lo castiga con el impuesto a la riqueza, es muy probable que terminemos todos trabajando 8 horas. Y si se promueve el consumo sin inversión, eso genera inflación. Lo que necesitamos es que la industria produzca más, tenga la capacidad instalada trabajando al 100%. Es muy simple.

Tocaste un tema sensible. ¿Quién es responsable de la inflación?

Nadie se quiere hacer cargo, no es culpa del comerciante, del industrial, sino de la macroeconomía argentina que está mal enfocada desde hace muchísimo tiempo. No es culpa sólo de Alberto o Guzmán, también lo es de Macri, de Cristina, de todos lo que antecedieron.

¿Las organizaciones empresarias de Misiones van a insistir hasta lograr lo que fue vetado?

Esta negativa no nos tiene que agrietar internamente. Estamos trabajando sin interesar de qué bandera política o qué sector representamos, todos detrás de este gran objetivo. Vamos a seguir unidos para encontrar la forma de corregir nuestra realidad, tal vez sea mediante el artículo 10 de la ley Pyme. Tenemos que lograr algo que nos vuelva más competitivos y nos fortalezca como Provincia.