Buenos Aires

22°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 92.25

Venta

$ 98.25

Euro

Compra

$ 110.81

Venta

$ 111.28

Real

Compra

$ 16.60

Venta

$ 16.61

Provisto por

“Este año, como mínimo, vamos a duplicar las exportaciones de 2020”

Viernes 26 de Febrero, 2021

Así lo expresó Marcelo Gay Balmáz, presidente del Ente Autárquico Puerto Concepción del Uruguay, al ser entrevistado por Ser Industria Radio. La terminal entrerriana, consolida su crecimiento y logró la apertura del comercio con la India, concretando el primer servicio en enero. 

El titular portuario destacó además que cada barco que sale con productos de exportación, inyecta 73 millones de pesos a la economía regional a través del pago a los trabajadores y las empresas. 

Habló del avance de las negociaciones con las navieras Cosco y Maersk y afirmó queestamos demostrando que somos una zona logística y que podemos trabajar y generar recursos genuinos para el país.

Hay un crecimiento de la actividad de exportación del puerto. ¿Cómo lo lograron?

Nosotros terminamos el 2020, que fue un año muy particular como todos sabemos, a nivel  mundial. Obviamente, la parte portuaria siguió funcionando, fuimos declarados esenciales. Terminamos el año haciendo una exportación a India, que abrió el mercado con muy buenas expectativas. Lógicamente con las problemáticas de toda “primera vez”, que se fueron solucionando, más bien administrativas, el barco se fue el 3 de enero. Cerramos el 2020 con unas 500 mil toneladas de madera exportada y la integración de nuestro puerto, que carga aproximadamente entre 60 y 70% del buque y el de Ibicuy, que culmina la carga por un tema de calado. 

¿Este año pueden mantener esa carga?

Las expectativas son muy buenas. Pensamos que, como mínimo, vamos a duplicar el volumen de 2020 porque la empresa que exportó el año pasado va a aumentar un 30% sus operaciones por los contratos que tiene cerrados o en conversaciones y apareció otra empresa, que ya hizo la primera operación. En enero comenzó a exportar “TGL” de Uruguay, a través de “ASB Alimentos”. Ya hizo su primer envío, con la expectativa de sacar próximamente un barco por mes, también de madera y así se duplica lo que hicimos. Una tercera empresa, viene un poco más lenta, pero a pasos firmes, que contrataba ya un acopio, están comprando un monte para exportar madera, lo cual implica que en la parte maderera hay muy buenas expectativas hacia el mercado externo. También hay conversaciones, por otro tema que a nosotros nos interesa, los derivados de la madera, tablas, chip, etcétera, subproductos que quedan o que se pueden llegar a hacer y generarían mayor mano de obra en Entre Ríos y Corrientes. Se están ajustando los detalles para hacerlo.

¿La provincia de Entre Ríos trabaja para modernizar y optimizar sus puertos? 

Sí. Acá todo lo que hemos logrado, obviamente es por el apoyo del gobernador Gustavo Bordet, quien siempre nos ha estado incentivando para que generemos el espacio, lo hagamos propicio, para facilitar exportaciones de todos los productos, especialmente los entrerrianos y de la región. Nuestro puerto, yo siempre lo hablo, ya no es entrerriano, sino de la región. Estamos hablando de todo el NEA, Paraguay y parte del sur de Brasil, que también contemplamos, porque es una zona muy productiva a la que podemos ofrecerle nuestros servicios para sacar las cargas.

El gobernador siempre ha transmitido su apoyo a través del Instituto Portuario Provincial, que es el motor que viene gestionando todos estos movimientos. Son años de trabajo. En 2020, si bien pudimos mantener las cargas que se venían haciendo hacia el 2019, no decrecimos. Para nosotros es importante porque fue un año muy difícil, se habló mucho, se hicieron muchos Zoom, se mantuvieron muchas reuniones virtuales. No pudo ser como queríamos, con reuniones presenciales para establecer contacto más genuino, con exportadores, pero fueron fructíferas. Entre Ríos está apostando mucho a sus puertos, estamos abiertos a todo tipo de conversaciones y a hacer todo lo necesario para sacar producciones locales, regionales, dar mano de obra y traer dólares genuinos a través del comercio exterior.

El año pasado se habló para que los trenes lleguen hasta los muelles. ¿Hubo progresos en ese sentido?

Sí, tuvimos varias reuniones. De hecho, vino al Ente portuario Martín Gainza, vicepresidente de Trenes Argentinos Cargas, con su gabinete, sus directores, para ver las proyecciones, qué tan real era la necesidad de cambiar, la posibilidad de que las cargas existieran en este puerto y evaluar las inversiones correspondientes. Cuando hablamos de tren o de puerto, las inversiones son millonarias, entonces hay que plantearlas bien y asegurarse que estén realmente en los puntos indicados. El tren está funcionando. El Urquiza estaba paralizado en Entre Ríos y Corrientes. A través de la industria maderera se empezó a movilizar por nuestra Provincia y llega al sur de Corrientes. El año pasado cruzó a Paraguay, que es lo que nosotros queríamos.

¿Por qué?

Que el tren llegue a Paraguay y cruce del puente, fue muy importante para nosotros; el puerto de Ibicuy hoy está trabajando con trenes, para que la ecuación económica cierre. Concepción del Uruguay, con camiones, no tiene tanto inconveniente, la ecuación cierra. Pero Ibicuy, necesita sí o sí de los trenes para bajar costos y ser competitivo a nivel mundial en la venta de madera. Esto se logró porque los trenes están funcionando. Ahora estamos pidiendo por el puerto Concepción del Uruguay, por requerimiento propio de los madereros que están trabajando acá, más otras empresas. Tenemos expectativas  para las exportaciones de arroz, soja… estamos trabajando para que los trenes lleguen al puerto. Tenemos que acomodar vías, casi 60 kilómetros, no toda la longitud sino algunos espacios. Una vez que llega a la ciudad, el Ente Portuario de Concepción del Uruguay tiene todas las parrillas de vías necesarias, porque siempre trabajó con trenes, no hay ningún tipo de impedimento. Serviría mucho porque logísticamente bajarían de manera significativa los costos. Estamos en tratativas, creo que en poco tiempo lo vamos a lograr.

Además de la madera,  ¿puede crecer la exportación de cereales?

Sí. En el puerto tenemos un elevador de granos, una planta de silos, con una capacidad de 22 mil toneladas más una celda de 9 mil toneladas más para acopio. El año pasado no lo pudimos hacer por el impacto global del Covid-19  y las licitaciones que Argentina no ganó en su momento. Nosotros somos por excelencia el puerto de salida del arroz, por costos, logística y distancia. En cuanto al arroz y la soja, hay gente interesada. Paraguay ya empezó a mirarnos de otra forma con la posibilidad de poder traer granos porque, están sufriendo y sufrieron el año pasado la bajante del río Paraná donde las barcazas no podían salir en el Alto Paraná por las cargas. Tuvieron prácticamente un millón de toneladas de las cuales les quedaron 700 mil que sacaron de otra forma. Nosotros les mostramos que somos una alternativa posible con la combinación de transporte polimodal, ya sea camión o trenes desde Paraguay pasando a Argentina, llegando a los puertos. La expectativa es muy grande con respecto del grano, hay varios pedidos. Nos falta cerrar el tema de trenes para traer grano. Hay empresas importantes, internacionales, que están trabajando con trenes y granos en los ramales que van de norte a sur. Lo que a nosotros nos está faltando son 60 kilómetros de este a oeste.

El año pasado inauguraron un servicio con transporte de contenedores. ¿Qué evaluación pudieron hacer?

Tenemos una operadora en Concepción del Uruguay en la parte de contenedores. El año pasado estuvo trabajando. Tiene una zona primaria aduanera, depósitos fiscales, pero nos estaban faltando dos cosas: una era el feeder, que viniera y otra es que las compañías, las navieras, vinieran a posicionar sus contenedores en la ciudad. Se trabajó mucho, sobre todo con Maersk y el feeder apareció, lo está haciendo una línea que hace semanalmente desde Montevideo a Paysandú pasando por el puerto de Fray Bentos. Todas las semanas el feeder  pasa a 800 metros de nuestro puerto. Ellos están muy interesados en que nosotros podamos hacer carga de contenedores porque saben que la verdadera carga, el fuerte, está del lado argentino. Han trabajado mucho codo a codo con las empresas navieras para posicionar contenedores, se sigue dialogando. Y apareció un jugador nuevo en las conversaciones que se hicieron a través del Consejo de Comercio Argentino- Chino, con la empresa Cosco, donde el representante dijo “a mí no me tienen que convencer, yo sé que esto funciona, tengo que ver como son los mecanismos, pero serviría”. A nosotros nos cambió la lógica, nos dejó  impresionados porque ya lo tenían estudiado y estamos en esta tratativa. Es algo nuevo, pasó hace tres semanas aproximadamente. Se vienen ajustando detalles y creo que en cuestión de semanas vamos a estar llegando a algún tipo de condiciones favorables para el tema de contenedores, que es una de las patas que yo me he planteado como objetivo. 

Entonces la infraestructura para trabajar con contenedores está…

 Si, tenemos todo. El año pasado no pudimos hacerlo, venían contenedores por camión, se consolidaban o desconsolidaban en Concepción del Uruguay e iban hacia el puerto de Buenos Aires. Esto era ilógico, por los costos, por todo lo que acarrea irse a Buenos Aires. Estuvimos hablando con esta empresa. Tienen un estudio de mercado, muchos clientes en la zona. Entre Ríos tiene el 57% de la exportación de pollos, cerca nuestro, en un radio menor a 40 kilómetros. Tres de estas empresas, de las más grandes del país, están a 7 kilómetros. Entonces, hablamos de carnes, de aves, vacunas…hay un frigorífico a 30 km que está funcionando y granjas de cerdos que se van a establecer por aquí. Hemos tratado este tema, son números importantísimos en contenedores de carne porcina a exportar. Va a haber un gran movimiento, sumado a otras cargas que pueden salir por este puerto. Reitero, estamos en negociaciones con Cosco y  no se han cortado con Maersk. 

¿Cómo repercute este movimiento en la economía regional y el empleo?

Hicimos un estudio el año pasado, sobre todo en el sector maderero. Por cada barco que se exporta, quedan 73 millones de pesos en los bolsillos de entrerrianos y correntinos, de los cuales 23  van a los dueños de los montes. Esos 50 millones, son muy importantes para nosotros, quedan para los trabajadores que se ocupan en toda la logística que genera la madera: camioneros, estibadores, guincheros, mecánicos, que trabajan cuando se exporta. El año pasado salieron 15 barcos, es decir que casi mil millones de pesos fueron a bolsillos de entrerrianos, en un 80% y correntinos, el 20% restante, solamente por el movimiento que generó el puerto.

Siempre digo que el puerto no es un empleador, sino un impulsor de trabajo, del espacio para que las empresas se desarrollen y generen este comercio. Gracias al puerto que tiene esta ciudad, surgen todos estos negocios y trabajos para la gente, lo cual ha sido muy bueno, porque si no hubiésemos podido exportar, habría casi mil millones de pesos menos en los bolsillos de entrerrianos y correntinos.

Somos un puerto pequeño pero conocemos que la naturaleza nos ha dado a través del río, la posibilidad de generar la Hidrovía. Hace algunos años, no nos permitían hablar de Hidrovía del río Uruguay y hoy podemos hacerlo porque se han traído buques de carga y se viene incrementando la actividad. Creo que estamos demostrando que somos una zona logística y que podemos trabajar y generar recursos genuinos para el país.