Buenos Aires

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 134.00

Venta

$ 142.00

Euro

Compra

$ 137.61

Venta

$ 138.15

Real

Compra

$ 26.22

Venta

$ 26.23

Información de Provista por

Industriales pidieron una reforma impositiva y laboral

Por

Miércoles 8 de Septiembre, 2021

Desde el parque industrial de Quilmes, los presidentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), la Federación Económica de Buenos Aires (FEBA), la Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires (ADIBA) y la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA), coincidieron en la necesidad de avanzar en una reforma fiscal y laboral. 

Durante el acto de celebración del Día de la Industria de la Provincia de Buenos Aires y de los 50 años de la Unión Industrial de Quilmes, los responsables de las principales cámaras remarcaron su compromiso en seguir trabajando de forma conjunta y afrontar la pospandemia.   


En ese sentido, Daniel Funes de Rioja presidente de la UIA indicó que la pandemia “nos unió para ver cómo la enfrentábamos, cómo conseguíamos que el aparato productivo se pusiera rápidamente en marcha frente a un dato clarísimo de incertidumbre que todavía se sostiene porque la pandemia aún no terminó y no sabemos si vendrán otras”. 


“Ya no puede haber división entre pequeñas y grandes empresas. Tiene que haber un proyecto industrial inclusivo para todos los sectores pero que atienda en particular a los que están más expuestos o son más débiles”, dijo Funes de Rioja y agregó “estamos convencidos de que hay que agregar valor, hay que exportar más, sabemos que no va a ser fácil el mundo que viene”.


El titular de la UIA convocó a los empresarios a trabajar en un proyecto en base a la industria 4.0 que responda a las necesidades de un sector que suma cada vez más tecnología y a la vez requiere de un capital humano preparado para ser parte de este nuevo mundo, con el objetivo de presentarlo al Poder Ejecutivo.   


“Nuestro desafío es unirnos hacia un modelo productivo competitivo y eficiente, y que todo el país pueda ser contenido en ese proyecto. Sin industria sobran argentinos. Estamos convencidos de que somos la mejor respuesta para esa integración social, necesaria y efectiva, para que nuestros jóvenes no emigren”, manifestó desde la fábrica de la empresa Ammaturo.


Mientras que Martín Rappallini, titular de la UIPBA sostuvo que durante el inicio de la pandemia “existió un diálogo muy importante con los Gobiernos nacional y provincial. Se trabajó 24/7 para que la industria esté de pie. Hay una recuperación del 25% respecto al 2020 y también al 2019”. Además pidió salir de las dicotomías industria o campo, comercio o industria. “Vemos ciudades en las que cuando se instala un parque industrial florecen pero cuando se va mueren”. 


“La industria es el motor que impulsa las actividades de la economía. Y en este ecosistema, todos los actores y las empresas son fundamentales, independientemente de su tamaño, sector, y ubicación. Tenemos que estar orgullosos de nuestra industria y mucho más aún de los industriales nacionales, quienes ponen todo su capital, y hasta incluso el capital familiar en la empresa”, declaró Rappallini.


Además afirmó que “necesitamos reglas claras, competimos con un mundo con trabajo esclavo, con industrias subsidiadas. Para competir tenemos que actualizar nuestro sistema impositivo y el de empleo, para incentivar la inversión y la exportación”.


Silvio Zurzolo, presidente de ADIBA, destacó la necesidad de “construir un futuro para nuestro país, el futuro del trabajo, de la productividad y el fortalecimiento del mercado interno. Necesitamos un proyecto de desarrollo productivo con inclusión social”.


En ese sentido, añadió que “las PyMEs somos una familia que trabajamos y estamos orgullosos de llevar adelante a la industria argentina y esto lo hacemos junto a los trabajadores” y agregó que “necesitamos un estado que acompañe, que regule y genere condiciones”. 


Asimismo, pidió por una reforma impositiva, laboral y financiera. Además, manifestó que es necesario planificar inversiones en ciencia y tecnología, trabajar en la industrialización del interior de la Provincia y desarrollar programas de energías renovables. 


El titular de la FEBA, Camilo Kahale, señaló que “ necesitamos alivio de cargas, la gran presión impositiva no nos deja crecer. El trabajo entre el sector público y el privado es lo único que nos puede sacar adelante. También una modificación en la ley laboral, no puede ser que todavía sigamos pagando doble indemnización”.


A su turno, Guillermo Siro, presidente de CEPBA, expuso que “la pandemia nos enseñó que los industriales y los comercios, porque sin comercio no hay industria, están a la altura de las circunstancias” y remarcó que “en medio de la pandemia cuando estábamos cerrados, nosotros no despedimos personal, con el apoyo del ATP que se nutre de los impuestos que nosotros pagamos. Pero además honramos las deudas con nuestros proveedores, generamos ganancias extraordinarias a los bancos que son uno de los pocos que, cuando todos perdimos plata, ganaron”. 

Por su parte, Horacio Castagnini, quien está al frente de la UIQ, destacó que en “estos 50 años de la Unión Industrial de Quilmes demuestra el gran trabajo y compromiso que tienen los industriales, no sólo para con la industria, sino con la entidad. Siempre apelando al consenso, al diálogo y al trabajo conjunto entre el sector público y el privado”.