Buenos Aires

10°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 122.75

Venta

$ 128.75

Euro

Compra

$ 130.58

Venta

$ 131.11

Real

Compra

$ 23.69

Venta

$ 23.70

Información de Provista por

“La economía cripto es imparable”

Por

Viernes 18 de Febrero, 2022

Pese a las restricciones que algunos países intentan aplicar, el uso de las criptomonedas crece día a día. Argentina no es ajena a este fenómeno y además, tiene la particularidad de generar plataformas que permiten aprovechar las ventajas y beneficios de esta nueva economía.

Con el crecimiento del ecosistema cripto, también aparecen emprendedores que, a base de proyectos e iniciativas innovadoras, se convierten en referentes del sector. Uno de ellos es Alan Boryszanski, quien a sus 31 años y con siete en la industria, ha logrado ser parte de casos de éxito como Wuabi o Lemon Cash y desde 2021 encabeza CryptoMate que recientemente levantó una inversión de 1.500.000 dólares.

En diálogo con Ser Industria, Boryszanski dio detalles de su nuevo emprendimiento y el futuro de las finanzas descentralizadas. Destacó la importancia de la educación para empoderar a los usuarios. Además, contó de qué modo el mundo observa los desarrollos que se dan en Argentina.

Alan Boryszansk fundador de CryptoMate

¿Cómo fue el proceso hasta llegar a CryptoMate?

Emprendo desde hace bastante tiempo. Mi primer acercamiento al mundo fintech fue con Wuabi, la primera plataforma de crowdfunding agropecuario del país. En 2018 le vendimos la marca a Coca-Cola. Después de eso cofundé Lemon Cash, uno de los challenger crypto bank de más rápido crecimiento del país y la región. A principios de 2021 sentí la necesidad de seguir lo que el mercado estaba pidiendo. Lo que se estaba viendo alrededor del mundo era una transición entre las empresas y exchange centralizados y las plataformas 100% descentralizadas. Con ellas, al no haber intermediarios, se logra mucho más la visión original de la industria criptográfica que siempre fue eliminar a los intermedios completamente para empoderar a las personas y a los modelos de negocio. Ahí surgió Cryptomate, que fue fundada en junio del año pasado. Al poco tiempo logramos el apoyo de un fondo de inversión que básicamente quería empoderarnos como el exchange descentralizado líder de Latinoamérica. Luego, rápidamente cerramos una ronda de capital semilla. A partir de ahora, todo es apuntar al crecimiento, a generar realmente un valor a los usuarios finales, a los clientes con los cuales trabajemos y crecer.

¿Cuál es la diferencia con otras exchanges descentralizadas?

Somos los únicos hechos para habla hispana y portuguesa. Además, los usuarios pueden transferir y actuar con sus activos en diferentes blockchain, ya sea de Bitcoin, Ethereum, Solana, Algorand etcétera, porque creemos que las propuestas de valor en cada una de estas network son muy importantes y se tienen que ajustar a los perfiles de cada usuario. Quizás tenés ciertos activos en Etherum pero viste una oportunidad de un préstamo colateralizado en otra network y hoy no lo podés activar ese sentido, quedás excluido. Nosotros generamos puentes entre diferentes networks para que la experiencia del usuario siempre sea aprender y conseguir la mejor propuesta de valor macro independientemente de dónde esté parado y cuáles sean sus capacidades o sus activos en cartera. Nuestro mayor diferencial es la inteligencia artificial que aplicamos que básicamente se traduce en un chat bot, una inteligencia conversacional con el cual se puede interactuar a través de Telegram @CharlyMate, para aprender a dar los primeros pasos al mundo cripto. Entender qué es un protocolo, una billetera, hacer intercambio de tokens persona a persona. Nos dimos cuenta que, en los mercados en desarrollo, en especial los que tienen bajo nivel de inclusión financiera, es muy difícil la transición del paso cero del mundo cripto a conseguir los primeros tokens. Si tengo algún token puedo empezar a experimentar los servicios descentralizados y aprovecharlos al máximo para mis propios intereses. En ese camino del paso 0 al 1, lo primero es entender que, como hay mucha gente que no tiene cuenta bancaria, ni tarjeta de crédito o débito y en una región donde no hay inclusión financiera, podés adquirir tus primeros tokens. Ahí está la parte de que @Charly_Mate ayuda a encontrar tu contraparte, que quizás es el panadero de la esquina que tiene algún token para intercambiarlo por tus pesos o por otro canal de pago. Y una vez que tenés tus primeros tokens ya podés salir a interactuar con la capa superior que nosotros tenemos, el servicio descentralizado, que es más similar si se quiere a lo que ya existe en el mercado internacional.

¿Ofrecen soluciones a PyMES, cooperativas, ecommerce?

Les proveemos infraestructura. Lo que queremos hacer es que cualquier institución financiera, PyMEs, cooperativas, pueda hacer la transición a la web 3, esa es nuestra misión. Así como en su momento cualquiera podía usar una fintech empezando a tener una tarjeta prepagada o lo que fuera, nuestro lema es que cualquier institución puede convertirse en una institución web 3 y hacer esa transición hacia el mundo criptográfico. En ese sentido, ofrecemos diferentes soluciones que se ajustan para que estas empresas puedan ofrecer servicios en esta esfera. La inteligencia artificial que utilizamos explica cómo acceder a estos nuevos servicios, cuáles son los que están disponibles y todo lo que sea regulación para saber cuál es la documentación requerida. Después, a grandes rasgos, tenemos los canales de liquidez y de infraestructura en cuanto a intercambio de activos y su colocación.

¿Pudieron identificar qué sector de las PyMEs está más interesados en utilizar estos servicios?

Sí, la realidad es que los casos de éxito que tenemos son, por ejemplo, una empresa que permite el intercambio de puntos loyalty entre diferentes actores. Por ejemplo, si vos tenías puntos Falabella y querías pasarlos a puntos Latam Pass se podía hacer ese intercambio. Lo que hicimos es tokenizar el modelo de negocio y básicamente ahora, si tenés loyalty points token lo podés adquirir con cualquier otra criptomoneda. Esto permite que el negocio transicione hacia esta nueva economía. Por otro lado, también tenemos casos con casas de cambio que, en Argentina, querían empezar a ofrecer cripto. Les dimos todas las soluciones para que puedan hacerlo e incorporarse a nuestro sistema. También muchas empresas que querían tener plataformas para procesar pagos en criptomonedas o que su capital de trabajo tenga un interés pasivo.

¿Estamos en un momento educativo en el mundo cripto?

Sí, totalmente y nunca se va a terminar el aprendizaje porque las propuestas de valor van evolucionando y cambiando. Al principio solamente había Bitcoin, apareció Etherum, DABs, después surgió todo este ecosistema de omnicanalidad entre blockchain y ahora tenemos el metaverso que está en auge y nuevos modelos de negocios asociados a NFT. El aprendizaje nunca va a terminar y la forma en que lo comunicamos es uno de los aspectos claves para diferenciarse y realmente empoderar al consumidor final.

¿El hecho de que los cambios sean constantes, juega en contra del uso masivo de las criptomonedas?

No, en realidad lo que pasa es que hay diferentes pasos en cómo uno se va encaminando en el mundo de la finanza decentralizadas. Se puede comparar con lo que es la inclusión financiera en general: abrís tu primera cuenta bancaria, tenés tu primer plazo fijo, accedes a tu primer préstamo, tu primer historial crediticio… En el mundo del descentralizado es exactamente lo mismo: adquirir tu primer token, tener tu primera billetera virtual, hacer la primera transacción de pago, colocar esos tokens en algún protocolo como para que te paguen un interés mensual o diario, tener un préstamo colateralizado. Después cuando vas aprendiendo y te vas familiarizando con los nuevos modelos de negocio que van apareciendo, te van resultando más familiares, no van a ser tan ajenos. Porque ya vas a estar en cierto nivel en el cual podés entender e interactuar según tus necesidades si estos nuevos modelos se ajustan a lo que querés.

Pareciera que prácticamente todo se puede tokenizar…

Todo se puede tokenizar, pero no tiene sentido tokenizar todo. Esa es la realidad. Hay veces que el hecho de tokenizar es algo que suena llamativo, marketinero, pero en el negocio en sí no genera valor agregado. Entonces nosotros, directamente eso no lo recomendamos. Vamos a los proyectos e iniciativas, en las que creemos que hay un valor intrínsico en tokenizar el negocio.

¿Cómo juegan las regulaciones?

Depende del país, básicamente las regulaciones que tenga y también de las características de la tokenización. Hay dos grandes grupos. Uno, al que le respecta lo que es un security, un activo financiero, al que le cae todo lo que sea regulación sobre activos financieros. Después está la tokenizacion que respecta a lo que es un utility token, que es como una llave de acceso. En ese caso le pesan muchas menos regulaciones que lo que sería una regulación financiera.

Siguiendo con las regulaciones. ¿Cuál es el papel de los Estados en el desarrollo de esta nueva economía?

La economía cripto es imparable. Estamos viendo algo similar al surgimiento de internet, que no tiene límites. Siempre habrá países que van a hacer bloqueos de internet y de servicios porque atenta contra ciertos intereses, esa es la historia del mundo en general. En Argentina hay un el alto grado de informalidad en el uso del dinero, lo mismo pasa en el mundo cripto. La diferencia es que es totalmente trazable, así que si alguien hace algo ilícito se lo puede trazar hasta la primera transacción que hizo en su vida, quién lo financió y lo que fuera. En el caso del efectivo eso no se puede hacer, así que por más regulación que haya y por más intento de desprestigiar la industria de las criptomonedas, al fin de cuentas permite lo mismo que el dinero, es más transparente y más limpio. Aquellos países que lo puedan capitalizar se van a beneficiar como cualquier otro surgimiento tecnológico de disrupción o de innovación y los que no lo hagan, van a tener una desventaja estratégica respecto a los países que sí lo hagan.

Hace unas semanas lograron una importante inversión de capital emprendedor liderada por fondos estadounidenses ¿Cómo ve el mundo al ecosistema cripto argentino?

El mundo ve con muy buenos ojos el ecosistema argentino de criptoeconomía. En general, porque entiende que aquellas cosas que justamente ahora por la pandemia y la emisión monetaria excesiva de diferentes países ha generado inflación, en Argentina es 20 veces eso. Entonces, la gente ya tiene interiorizada no sólo los problemas, sino las soluciones y por eso el talento argentino, en ese sentido, para la industria es muy interesante, porque vive en carne propia los problemas magnificados y es mucho más hábil para encontrar soluciones porque ya llegó al extremo, se ha generado muchísimo desarrollo tecnológico e interés de cualquier persona por interiorizarse en este mundo, porque entiende que da una solución a las problemáticas que vive día en día. Todo eso genera competencia y beneficios para que este ecosistema sea tan interesante para el resto del mundo. Otra cosa más, lamentablemente, es que el nivel costo laboral es muy barato en Argentina comparado en otros países. En especial si el pago de las remuneraciones es en criptomonedas, porque no tenés esa pesificación manifiesta que básicamente te licua el salario. Es un mercado de talento muy desarrollado, muy competitivo, que vive en carne propia las problemáticas que viene a solucionar la industria y encima es barato.

En cuanto a Bitcoin, ¿este es un año de corrección?

Es un año qué hay que estar pendiente de la FED. Con la inflación que tiene, Estados Unidos tendrá que tomar algunas medidas. Hubo muchísima liquidez el año pasado que fue a parar a criptomonedas y también mucha está en fondos de inversión de los cuales no sabemos qué activos le van a parecer interesantes. Lo que sí sabemos, es que ahora están “cargados” de stock de dinero y la FED va a empezar a dar menos dinero. Hay que estar atentos a marzo cuando la FED haga la segunda subida de las tasas de interés y de ahí veremos cómo impacta la política en el bitcoin.