Buenos Aires

10°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 122.75

Venta

$ 128.75

Euro

Compra

$ 130.58

Venta

$ 131.11

Real

Compra

$ 23.69

Venta

$ 23.70

Información de Provista por

“La mujer comienza a consolidar el lugar por el cual bregó tantos años”, afirmó Gabriela Aguilar

Jueves 23 de Junio, 2022

La licenciada Gabriela Aguilar, vicepresidenta para Latinoamérica y Country Manager Argentina de Excelerate Energy, compañía que ofrece servicios en toda la cadena de valor del hidrocarburo, accedió al requerimiento propuesto por Ser Industria, para conocer la realidad de la Mujer en el ámbito empresarial argentino.

La reconocida profesional, contribuye activamente en otros ámbitos como miembro del Board de Amcham, de Women Corporate Directors (WCD) y como presidenta de la Comisión de Diversidad e Inclusión del Instituto Argentino del Petróleo y Gas (IAPG).

Aguilar se graduó en Comercio Internacional y Administración de Empresas, obtuvo un MBA y participó de programas ejecutivos en las escuelas de Negocios de la Universidad de San Diego, Thunderbird University y la London Business School. También trabajó para diversas compañías internacionales como Enron, BG y Occidental, ocupando distintas posiciones regionales y logrando ser miembro de diferentes directorios.

¿Cómo fue tu ingreso a la actividad empresarial?

Empecé mi carrera en una compañía de trading de Japón. Poco a poco fui haciéndome un lugar en el seguimiento de los diversos negocios de la firma. Ahí mismo di mis primeros pasos en el mundo energético haciendo trading de combustibles, lubricantes y petróleo crudo. Después de seis años pasé a la Compañía General de Combustibles (CGC), hoy en manos de Corporación América y Sociedad Comercial del Plata, pero por entonces controlada por el Grupo Soldati. Estuve a cargo de las ventas de gas y petróleo y después me enfoqué sólo en gas porque crecía mucho ese negocio. Luego pasé por varios players relevantes del sector. En diciembre de 2001 me incorporé a British Gas, donde formé parte del directorio de Metrogas y colaboré en el armado de la comercializadora Metroenergía. En 2012 Excelerate Energy me convocó para hacerme cargo de la operación en Argentina y ocupar una silla regional como vicepresidente para Sudamérica. Para ese momento la firma ya contaba con las terminales de regasificación de gas natural licuado en Bahía Blanca (2008) y Escobar (2011).

¿En qué avanzó la mujer en los últimos años?

En los últimos años se lograron avances en la conciencia sobre la importancia de la mujer en puestos jerárquicos y la toma de decisiones. Pero llegó el momento de que las empresas del sector comiencen a tomar acciones concretas para fomentar la inclusión y la diversidad. Hace mucho tiempo que venimos debatiendo y conversando sobre la importancia de trabajar en espacios equitativos. Por ende, ya debemos comenzar a poner en práctica lo aprendido y el camino hacia el cumplimiento de objetivos que avalen, dentro del mundo empresarial, un espacio para la voz de la mujer.

De todos modos, ¿se evoluciona en este sentido?

Si bien hay mucho camino por recorrer, me emociona cómo estamos ocupando lugares de toma de decisión y puestos jerárquicos. La mujer comienza a consolidar el lugar por el cual bregó tantos años, pero a partir de aquí aún falta mucho por lo que seguir avanzando. Tener una voz clara es un eje fundamental y puede abrir muchos caminos. La búsqueda de organizaciones más diversas, mejores, es un objetivo por el que trabajamos día a día. Es muy importante trabajar en la inclusión y diversidad en este sector porque es uno de los que más personal contrata. Y no solamente las empresas grandes argentinas e internacionales que uno suele ver en los diarios, como petroleras y energéticas, sino que también existen una infinidad de PyMEs que brindan servicios a la industria y en las que el tema de la diversidad e inclusión todavía está muy lejano.

¿Cuáles son las estrategias para romper el “Techo de Cristal” en el mundo empresarial?

Creo que, en primer lugar, siempre se debe tomar conciencia de la existencia de este fenómeno y la gran problemática, tanto como desigualdad, que ha traído desde siempre. Sin conocer y dar a conocer no se puede tomar acción. A partir de ahí me parece que se deben tomar decisiones y seguir día a día trabajando en conjunto, hombres y mujeres, para lograr espacios más equitativos. Hay que empezar por los cargos técnicos incorporando más mujeres, porque si hay más en la base, entonces también las hay para acceder a cargos superiores. Es importante trabajar en las universidades y en la educación media para incentivar a las mujeres a participar de carreras técnicas.

¿Para resolver la brecha salarial que perjudica a las mujeres, se necesitan cambios legislativos?

Creo que se han dado pasos muy significativos estos años en pos de disminuir la brecha salarial de género. El trabajo que tenemos que hacer en cada organización es procurar que esto sea una realidad, porque no existe ninguna legislación que lo impida. A igual trabajo, igual remuneración es la regla y creo que dentro del marco legal vigente están dadas las condiciones para que esta exigencia sea una realidad. El trabajo, entonces, es de concientización, cultural. Cambiar discursos y actitudes.

¿Cómo ves, a corto plazo, el futuro de las mujeres en los puestos de dirección?

Con todos los avances que hemos visto en este tiempo yo creo que a corto plazo continuaremos consolidando nuestro lugar. Es un objetivo por el cual debemos luchar día a día, tomando acciones de largo, mediano y corto plazo para brindarle a las futuras generaciones de mujeres una mejor experiencia profesional dentro de sus carreras.

¿Qué consejos les das a las mujeres que se inician en el ámbito empresarial?

Es primordial la confianza en el trabajo de uno, tanto como de los demás. Sentirse segura, confiada y tener objetivos claros; dar cada paso y decisión en busca de eso. Si bien sigue siendo un ámbito con complicaciones, hemos trabajado y seguiremos trabajando mucho para lograr el cambio que nos merecemos y cada mujer que se inicie en el ámbito encontrará, de a poco y continuando en esta línea, un lugar con proyección.