Buenos Aires

21°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 59.00

Venta

$ 64.00

Euro

Compra

$ 68.12

Venta

$ 68.49

Real

Compra

$ 13.88

Venta

$ 13.88

Provisto por

Marcha de apoyo a la ley de Industria Naval Argentina

Lunes 18 de Agosto, 2014

Organizaciones gremiales y del empresariado productivo nacional, se concentrarán el jueves 21 de agosto a partir de las 9 horas de la mañana en Av. 9 de Julio y Av. Belgrano de Buenos Aires, para luego marchar hacia el Congreso, donde entregarán en mano a los legisladores nacionales un documento donde ratifican la necesidad de sancionar éste año Ley de Marina Mercante e Industria Naval Argentina bajo la consiga : Más barcos para nuestra bandera, más carga para nuestros puertos, más obras para nuestros astilleros, más empleo argentino

Los convocantes, entre quienes se encuentran miembros de la Mesa Nacional de Concertación de  la Industria Naval  Argentina, destacaron las medidas originadas desde el Gobierno Nacional a través del Ministerio del Interior y Transporte -Subsecretaria de Puertos y Vías Navegables desde mediados del 2012 hasta la fecha a favor de asegurar el estratégico complejo portuario, logístico y naval argentino.

En tal sentido, se destacan la promoción de cargas y actividades logísticas agregadas en puertos argentinos; el aumento de la seguridad en la navegación y reactivación de la navegación de cabotaje para remolcadores argentinos; la traza de un nuevo canal que será el acceso desde el Océano Atlántico a la totalidad de los puertos fluviales argentinos para que la mayor parte de los buques puedan salir desde nuestros puertos a plena carga con productos de origen nacional, evitando así completar carga en puertos extranjeros e ingresar, también, a plena carga, con insumos y productos de importación, en buques de mayor tamaño que los actuales,  y el proyecto de Ley de Promoción de la Marina Mercante Nacional y la Industria Naval Argentina que sigue los fundamentos básicos del Dec. 1010/2004.

Entre los principales objetivos de éste proyecto se encuentran el crecimiento sustentable de la flota mercante y la industria naval argentina; la consolidación del cabotaje nacional y tráficos bilaterales y multilaterales a fin de retomar en forma paulatina la  presencia de la marina mercante nacional en los tráficos internacionales; la generación de nuevas fuentes de trabajo, favoreciendo la  formación de trabajadores nacionales, asegurando el empleo de las tripulaciones argentinas y personal de la industria naval y de actividades conexas; el acceso a líneas de prefinanciación y financiación para los armadores nacionales que construyan de buques y artefactos navales en el país”, aseguraron desde el sector naval argentino.

Las normas en cuestión implican que los argentinos cuenten con herramientas y políticas públicas claras  orientadas al desarrollo del sector portuario, de las vías navegables, de la flota de bandera y de la industria naval; significan tener y ejecutar una actitud soberana que, además, resulta clave para que Argentina recupere su protagonismo en el tráfico marítimo y fluvial,  para que sus puertos vuelvan a tener una activa operatoria y cargas constantes, y para que la industria naval ocupe el rol preponderante que le corresponde dentro del desarrollo productivo nacional. Son acciones directamente dirigidas hacia la industrialización con inclusión social, el fortalecimiento de la competitividad de la economía argentina, el aumento del  valor agregado propio, la creación de más empleos para los argentinos, y la presencia real, positiva y eficaz de una flota, con puertos y astilleros que resguarden la participación económica nacional.

“Evidentemente estas acciones molestan a fuertes intereses enquistados desde hace décadas. Ellos están llevando adelante un largo y costoso lobby, principalmente mediático, que apelando a la confusión, al desánimo o directamente faltando a la verdad pretenden solamente mantener privilegios. Por nuestra parte, en cambio,  no vamos contra  nadie. Es la primera vez que un proyecto de ley de éste tipo llega al Congreso Nacional contando con el valioso apoyo de las legislaturas provinciales  de Chubut, Santa Cruz, Santa Fe, Tierra del Fuego, Buenos Aires, etc., además del apoyo manifiesto de los gremios y las cámaras empresarias como la Asociación de Industriales Metalmecánicos de la República Argentina y la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires, por ejemplo.  Nosotros confiamos en que todos los legisladores argentinos, junto a las banderas e ideas que cada uno defiende y respetamos, entienden y comparten que el país que construye sus propios barcos, promueve su ingeniería, sus astilleros, sus talleres y sus proveedores navales; que defiende sus puertos, sus vías navegables y sus espacios acuáticos soberanos,  y que cuenta con una flota de bandera propia es el país de todos sin excepción, es el país que crece solidariamente, es el país que nos incluye. En Argentina, el octavo país en extensión territorial del mundo, todos aquellos que hemos vivido o vivimos en pueblos ubicados en el litoral marítimo o fluvial  sabemos muy bien de qué hablamos y todo lo que implica recuperar efectivamente nuestro complejo marítimo-fluvial, con su sistema integral de logística, flota, vías navegables, puertos e industria naval incluida”, se sostuvo.