Buenos Aires

15°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 71.50

Venta

$ 76.50

Euro

Compra

$ 84.92

Venta

$ 85.34

Real

Compra

$ 13.60

Venta

$ 13.60

Provisto por

Por falta de lluvias desde abril, preocupa la situación de los cultivos invernales en Córdoba

Sábado 1 de Agosto, 2020

En prácticamente toda la provincia de Córdoba se observa déficit hídrico y daño por frío, producto de varios días con temperaturas mínimas bajo cero. El pronóstico indica que continuarán las bajas temperaturas y poco milimetraje de lluvias en la segunda semana de agosto.

De acuerdo al informe del departamento de información agronómica de la Bolsa de Cereales de Córdoba, durante los meses de mayo, junio y julio las precipitaciones fueron menores en un 60% con respecto al promedio histórico para la Provincia, sin observarse lluvias de importancia desde abril. Esta situación produjo un déficit hídrico generalizado que afectó en distinto grado a los cultivos invernales causando retraso en su desarrollo. Si bien aún el trigo y el garbanzo no están en los estadios más sensibles a la sequía, la situación podría volverse más grave de continuar estas condiciones. A la falta de agua se agregaron algunos daños por frío, con días de temperaturas bajo cero prácticamente en toda la provincia.

Respecto del trigo, con la siembra ya finalizada se estima para la campaña 2020/21 un área de 1,2 millones de hectáreas, valor que representa un 23% menos que la campaña 2019/20 y un 21% más que el promedio histórico.

El cultivo se encuentra atravesando sus primeros estadios, con el 33% desarrollando sus primeras hojas y el 67% de la superficie en macollaje. El crecimiento está demorado con respecto a años anteriores debido a la poca humedad del suelo. A modo de comparación se observa que a la misma fecha del año pasado el 78% del cultivo estaba en macollaje.

El 67% de la superficie de trigo manifiesta un estado general entre malo, regular y bueno, debido a la combinación de baja humedad del suelo y bajas temperaturas que afectaron negativamente al cereal. La situación más complicada se reportó en los departamentos del centro y norte de Córdoba, mientras que en la zona sudeste y noroeste la situación es relativamente mejor. 

Por otra parte, se estima una superficie de 17.800 hectáreas sembradas de garbanzo en la provincia mediterránea, con la mayor concentración en los departamentos de la zona norte. La combinación de problemas sanitarios y falta de agua llevaron a un recorte de la superficie del 60% con respecto a la campaña 2019/20, mientras que respecto al promedio histórico 2010 -2020 esa disminución llega al 51%.

El cultivo desarrolla sus primeras hojas en un contexto climático desfavorable, pero manifestando un mejor estado general que el trigo. El 58% de la superficie presenta un estado bueno y solo un 10% del área se muestra en estado malo o regular.