Buenos Aires

17°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 77.50

Venta

$ 83.50

Euro

Compra

$ 91.68

Venta

$ 92.11

Real

Compra

$ 13.54

Venta

$ 13.54

Provisto por

“Un inversor no puede proyectar si todos los años se modifica el régimen de impuestos”

Martes 11 de Agosto, 2020

Así lo expresó Marcos Zocaro, contador público nacional y especialista en tributación, quien hace pocos días presentó su libro “Una bolsa de impuestos”. En él aborda los 166 impuestos nacionales, provinciales y tasas municipales vigentes en Argentina.

Ante la requisitoria de Ser Industria Radio, el especialista aseguró que su obra “sirve tanto para contadores y personas que se dedican a la liquidación de impuestos como a quien no se dedica a esta profesión”.

¿Qué encuentra el lector en tu libro?

La primera parte explica los diferentes instrumentos financieros que existen, opciones de inversión, desde un plazo fijo ajustado por inflación hasta fondos comunes de inversión o acciones en Nueva York. Después habla de qué impuestos tenemos que pagar y cómo es su liquidación en relación a cada una de estas inversiones. Porque hasta un plazo fijo ajustado por inflación, lamentablemente, en Argentina paga impuestos. 

¿Cuántos impuestos hay en nuestro país?

El último informe indica que son 166 entre impuestos y tasas. Hay tributos a nivel nacional, provincial y municipal. Es bastante complicado desarrollar una actividad económica en Argentina, no sólo porque haya muchos impuestos. Sino porque, esto también se ve en el libro, tuvimos una reforma tributaria bastante importante que empezó a regir en 2018. En el año 2019 ya la ley 27.541 volvió a hacer modificaciones importantes al sistema y este año se está estudiando una nueva reforma tributaria para el año que viene. Vivimos de reforma en reforma y eso complica las inversiones. Un inversor no puede proyectar si todos los años se modifica el régimen impositivo.

¿Hay margen para que suban los impuestos?

La presión tributaria es muy alta y en medio de la crisis que estamos viviendo, aumentar más los impuestos lo que haría sería asfixiar más la actividad. Pero el problema no es sólo eso, sino que no hay un horizonte de planificación, porque se vive aumentando impuestos. No hay otra solución en Argentina, porque nunca se piensa en reestructurar el gasto y así bajar el déficit. Esta semana hubo un arreglo con los acreedores y eso posibilita en alguna medida un poco más de margen al gobierno para los próximos años.

¿Cómo resumirías el acuerdo?

Lo que se hizo no fue evitar el pago, sino reducir un poco lo que el Estado tiene que pagar a los acreedores y patear los vencimientos para dentro de dos o tres años. Recién en 2025 empieza a aumentar bastante el saldo de la deuda a pagar. Es un poco de alivio para este año, el que viene, pero la deuda existe y a futuro puede llegar a ser un problema si no se solucionan temas como el déficit fiscal.

¿Cómo puede continuar la economía nacional?

Este acuerdo, da un respiro porque el gobierno tenía que pagar este año 4000 millones de dólares y el año que viene más de 8000. Pero si no se hacen las reformas para bajar el déficit fiscal, sin recurrir al endeudamiento ni a la emisión monetaria para cubrir estos déficits, dentro de tres o cuatro años vamos a tener nuevamente problemas con el pago de la deuda externa. Hace no muchos años Argentina estuvo en default, siempre el problema es el mismo. Básicamente se gasta más de lo que se tiene y no hay un plan económico consistente que proyecte el mediano plazo. Siempre se piensa de a un año o de un mes para otro.

¿Las sucesivas moratorias prueban que la carga impositiva es insostenible?

Sí, no sólo a nivel nacional, sino también en nuestra Provincia. Esta semana la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA), también lanzó una moratoria en la que se puede incluir hasta el mes de mayo y es ampliación de la que ya existía. Pero el vencimiento de los impuestos anuales también se postergó un mes.

¿Cuándo aumentan los impuestos crece la evasión?

Si y hoy un comerciante pequeño ve que le aumentan los impuestos y no puede pagarlos. No puede vender porque está cerrado su negocio. En pandemia, se suele incrementar la evasión. No se factura, se ocultan ventas y demás, porque pueden pagar la totalidad de los impuestos. Al no ser rentable la actividad, muchos terminan cerrando.

Y algunos municipios crearon tasas en plena pandemia…

Si hubo varios casos de aumentos o creación de tasas. También intentos de modificar alícuotas de Ingresos Brutos en algunas provincias, para aumentar la recaudación y mejorar la recaudación. La reforma impositiva ya tiene media sanción y también la ampliación de la moratoria impositiva. Es una forma de paliar el déficit que se estima puede rondar el 10% este año.

¿Hay nuevas medidas que restringen la compra de criptomonedas?

No hubo restricción a la compra de criptomonedas. Lo que pasa es los “coleros” digitales, a pedido de otras personas, compraban los 200 dólares y luego los transferían. El Banco Central hizo que cada persona, en menos de un mes, no pueda recibir más de dos transferencias en esa moneda. A la segunda, se bloquea la cuenta hasta justificar de dónde salieron esos dólares. Las personas que no podían comprar más dólares, también recurrían a las criptomonedas, por ejemplo, a una estable como la Dai, similar al Bitcoin. Las compraban con pesos y automáticamente en una Exchange, las vendían en dólares. Se obtenía así en forma indirecta una cantidad ilimitada de dólares a un tipo de cambio implícito de 130 pesos. Hoy se puede hacer perfectamente, no hay restricción para eso. Es similar a lo que se permite en la bolsa: comprar en pesos y vender en dólares para saltar el cepo de los 200 dólares.