Buenos Aires

16°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 71.75

Venta

$ 76.75

Euro

Compra

$ 85.42

Venta

$ 85.83

Real

Compra

$ 13.37

Venta

$ 13.37

Provisto por

La pesca argentina, al borde del amarre total

Jueves 19 de Marzo, 2020

Luego de que el Gobierno ordenó una cuarentena obligatoria a los mayores de 60 años, la Asociación Argentina de Capitanes Pilotos y Patrones de Pesca (A.A.C.P. y P.P.), informó que los trabajadores mayores de 60 años están en uso de una licencia obligatoria hasta el 31 de marzo.

En el comunicado difundido con la firma del secretario general de la organización, Jorge Frías y el secretario adjunto, Jorge Garavano, se aclara que la medida alcanza a los afiliados que se desempeñan “a bordo de los buques pesqueros de pabellón nacional, acatando en forma irrestricta lo resuelto por el Gobierno Nacional para evitar la propagación de la pandemia del Coronavirus o COVID-19”.

“Durante dicho plazo deberán abstenerse de salir de sus hogares, salvo para la realización de actividades estrictamente esenciales. Como consecuencia de ello y a los efectos de dar debido cumplimiento con lo ordenado y siempre en aras de la salud de la población, durante dicho lapso no deberán despacharse buques a la pesca ni realizarse guardias en puerto con tripulantes mayores de 60 años”, indica el texto y agrega que “asimismo deberán extremarse las medidas preventivas abordo, exigiendo la provisión de los elementos de higiene y limpieza en cantidad y suficiente”.

“Indefectiblemente los barcos acabarán amarrando”, anticipa el secretario general, ante las restricciones sanitarias. Es evidente que las consecuencias del coronavirus afectan el descenso en el consumo y se suman los problemas para exportar a principales mercados, entre ellos China y España. Pero el hecho de que los buques no puedan llevar a bordo tripulación de más de 60 años, es algo casi terminante.

“Implícitamente conlleva a no poder reemplazar capitanes, marineros o personal de máquinas”. La mayoría de estos mandos superan ese límite de edad. Asimismo, el gremialista explicó que “la mayoría de las tripulaciones ya no quiere salir, quiere estar con sus familias”.

Se estima que no falta mucho tiempo para que los sindicatos de estibadores u operarios de fábrica precipiten el amarre total de los pesqueros, desde Mar del Plata a Puerto Deseado.