Buenos Aires

16°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 71.50

Venta

$ 76.50

Euro

Compra

$ 84.92

Venta

$ 85.34

Real

Compra

$ 13.60

Venta

$ 13.60

Provisto por

“Las herramientas disponibles para trabajar en forma remota son innumerables”

Gabriel Ríos Malan

Por

Viernes 10 de Julio, 2020

El desarrollo de tecnologías aplicadas a un mercado laboral en constante evolución permite el acceso a nuevas herramientas y posibilidades que hace algunos años atrás era difícil de imaginar. Por ejemplo, contar con un asistente, era algo que sólo podían hacerlo empresas con estructuras de cierta magnitud. 

Hoy esto ha cambiado gracias a la irrupción de los asistentes virtuales. Tal es el caso de Ofisa, fundada por Florencia Stocker hace poco más de un año, que brinda la posibilidad a profesionales, Micropymes o Pymes, de contar con servicios asistenciales y administrativos de calidad a un menor costo.

En una entrevista con serindustria.com.ar, Stocker, que cuenta con una extensa trayectoria en empresas multinacionales, habló sobre las ventajas del trabajo remoto y los distintos servicios que ofrecen desde Ofisa.  

¿Cómo surgió Ofisa?

Nace a partir de la experiencia de 20 años asistiendo a directores de ventas, hasta llegar a ser asistente de Ceo de una multinacional alemana. Hacia un tiempo largo que venía con ganas de emprender y ofrecer mis servicios en forma autónoma. Había escuchado de la asistencia virtual, que no era tan conocido en Argentina, pero si en el extranjero. Decidí entonces crear Ofisa, para ofrecer servicios de asistencia y administración, para Pymes y profesionales independientes. 

¿Cuáles son los servicios que brindan?

Ofrecemos una variada cantidad de servicios desde soporte al cliente, gestión de agenda y eventos, mantenimiento de base de datos o gestión de tareas. Se contrata por proyecto o por abono de horas. El cliente puede decidir el período, temporalidad y la cantidad de horas. Las mismas se computan a través de un time tracker que se comparte con la persona que contrató el servicio. Es como tener tu asistente, sólo que no está sentado en tu oficina. 

¿A qué tipo de empresas se orienta?

Principalmente está destinado a Pymes, Micropymes y profesionales independientes. También hay un público más pequeño, por ejemplo, dueños de inmuebles o campos que necesitan asistencia para las tareas administrativas contables, como el seguimiento de facturas o pagos. 

¿Cómo los encontró la pandemia por el Covid-19?

Con la cuarentena y el trabajo remoto obligatorio empezaron a entrar muchas consultas. Creo que muchos empresarios están repensando su estructura organizacional y soporte al negocio post cuarentena. Todos hemos aprendido, que muchas de las tareas que antes hacíamos presencialmente, las podemos hacer de forma remota, sin la necesidad de contar con un espacio físico en la oficina. En el ambiente empresario hay una pregunta que anda dando vueltas. ¿Quién aceleró la transformación digital de tu empresa; tu equipo de IT o la cuarentena? La realidad es que el virus aceleró la digitalización del mundo. Son innumerables las herramientas disponibles online que te ayudan a trabajar a distancia sin la necesidad de estar ocho horas sentado en tu oficina. 

¿Esto va en el sentido de automatizar procesos?

Exacto, se busca eso. Por ejemplo, antes enviabas tu trabajo por mail. Hoy lo compartís y trabajas en forma simultánea con tu equipo o clientes desde una plataforma colaborativa. Las herramientas disponibles para la gestión de procesos, proyectos, tareas y comunicación remota son innumerables. 

¿Cómo funciona en otras partes del mundo la posibilidad de contratar a alguien de forma remota?

En Europa y en Estados Unidos es muy utilizado. Además, existen muchas plataformas donde los freelancers ofrecen sus servicios y son contratados por empresas o personas de otras nacionalidades. Esta modalidad no es una novedad para ellos. 

¿Con la cuarentena también aumentó la edad de las personas que te consultan?

Sí, el promedio de edad está subiendo, pero tampoco tanto. Los más tradicionales contratan este servicio, pero requieren una reunión presencial por semana. En el rango de edad de entre 35 a 50 años, eso no es un requisito, ya que el proceso de monitorización de las tareas se hace a través de las herramientas disponibles y se resuelve de manera online sin ningún problema. 

¿Ofisa cuenta con clientes de otros países? 

Sí, en particular trabajamos mucho con clientes de Alemania. Los clientes en el exterior nos suelen contratar por proyecto. Sin embargo, hay algunas industrias en la que se trabaja por temporalidad y en un determinado período, cuando crece la demanda, nos contratan para delegar tareas. 

Hay mucho potencial para la asistencia virtual, especialmente por las ventajas competitivas que ofrece. Para un profesional independiente, que no cuenta con los recursos para una propia estructura o empleados a su cargo, ésta es una innovadora alternativa para tener su propia asistente o administrativo.

¿Cómo es emprender en la Argentina?

En mi caso se trató de un proceso interno. Después de trabajar tantos años en relación de dependencia, decidí dar el salto hacia el emprendimiento. Había investigado para conocer la viabilidad de mi proyecto. Además, me preparé, tomé capacitaciones y tuve la suerte de contar con un coach en los primeros seis meses, que me fue guiando en los primeros pasos. Particularmente no me resultó difícil emprender y hasta podría suponer que es más fácil aquí que en otros países. Lo que tal vez sea más difícil es crecer, pasar al siguiente escalón y armar algo más constituido. Ahí se empieza a dificultar.